Codelco insiste en que puede revertir caída de producción

Codelco insiste en que puede revertir caída de producción
Codelco insiste en que puede revertir caída de producción

El nuevo titular de Codelco, la minera de cobre más grande del mundoinsistió en que el grupo estatal chileno revertiría una grave caída en la producción este año, incluso cuando lucha con una deuda de 20 mil millones de dólares..

La producción de la compañía, que enfrenta retrasos en cuatro proyectos importantes necesarios para extender la vida útil de sus minas envejecidas, cayó de 1.618 millones de toneladas en 2021 a 1.325 millones en 2023, el nivel más bajo en 25 años.

Pero Rubén Alvarado, quien asumió el cargo de director general en septiembre pasado, dijo al Financial Times en una entrevista en El Teniente, la mina subterránea de cobre más grande del mundo: “Creemos que 2023 fue el año en que tocamos fondo”.

“En 2024 seremos ligeramente superiores a los de 2023 y en 2030 llegaremos a 1,7 millones de toneladas métricas”.

La caída de la producción en Codelco ha coincidido con una serie de problemas de suministro para otras mineras de cobre justo cuando la demanda del metal, un componente clave en las redes eléctricas, las turbinas eólicas y los vehículos eléctricos, está aumentando. Los precios alcanzaron recientemente un máximo histórico de más de 11.000 dólares la tonelada y los analistas predicen que podrían alcanzar los 15.000 dólares en los próximos años.

Fueron estos factores económicos los que alentaron al grupo minero más grande del mundo, BHP, a intentar comprar Anglo American, que opera minas altamente rentables en Chile y Perú. Al final, el enfoque de adquisición fracasó.

El año pasado, El Teniente, que abrió sus puertas por primera vez en 1905, sufrió la mayor explosión de roca de su historia, un fenómeno impredecible en el que la presión acumulada hace que la roca se agriete.

Estos y otros eventos sísmicos han afectado la construcción de un nuevo nivel de minaal que se accederá a través de un túnel de 8 km y es necesario para compensar la caída de reservas en las zonas altas y mantener la producción en funcionamiento durante otros 50 años.

Originalmente previsto para su finalización en 2018, El nuevo nivel se reformuló posteriormente en tres proyectos cuya finalización está prevista para 2026, 2029 y 2030..

A unos 300 metros sobre el nivel del mar, en el nivel actual de la mina, enormes camiones con ruedas de 2 m de ancho se mueven a lo largo de fosas oscuras como boca de lobo y arrastran trozos de roca que contienen, en promedio, un 0,88 % de cobre. La compañía ha ampliado la vida útil de este tramo, El Pacífico, cuyo cierre inicialmente estaba previsto para 2022, hasta 2027, para compensar el retraso.

Las gigantescas reservas de Codelco –las más grandes del mundo– le han permitido históricamente compensar caídas temporales en un área aprovechando capacidad en otras, manteniendo estable la producción general.

Proyectos estructurales

Pero eso ha resultado imposible mientras la compañía intenta equilibrar no sólo la expansión de El Teniente, sino también la transformación de su mina a cielo abierto Chuquicamata en una instalación subterránea y las revisiones en sus minas Andina y Salvador.

Cada proyecto ha sufrido años de retrasos debido a accidentes, que han matado a seis trabajadores desde 2021, problemas de diseño y otros contratiempos operativos. Los sobrecostos presupuestarios ascienden a miles de millones.

Impulsar la producción mundial de cobre es vital para evitar futuras escaseces. La Agencia Internacional de Energía predice que el suministro de las minas existentes y los proyectos en construcción (que tardan un promedio de 15 años en construirse) cubrirá solo el 80% de la demanda para 2030.

Los yacimientos de Codelco se encuentran entre los tecnológicamente más difíciles de extraer en el mundo. Según los analistas, los sucesivos gobiernos chilenos han exacerbado el desafío al negarse a permitir que la empresa de propiedad totalmente estatal reinvierta sus ganancias, lo que ha provocado un retraso en los proyectos de mantenimiento y expansión a partir de la década de 2000, y una deuda creciente.

Salvo una licencia excepcional para reinvertir el 30% de sus utilidades para el período 2021-2024, que hasta ahora ha generado sólo 346 millones de dólares, Codelco depende únicamente del financiamiento del mercado para proyectos de expansión, que cuestan alrededor de 4 mil dólares. millones al año.

La deuda actual de la empresa, de unos 20.000 millones de dólares, frente a 16.400 millones de dólares de ingresos en 2023, probablemente superará los 30.000 millones de dólares en 2027, según los analistas.

“El problema estructural de Codelco es ese. . . “Ha tenido una inversión dramáticamente insuficiente a lo largo de su historia, gastando mucho menos que una empresa minera normal tanto en mantenimiento como en expansión”, dijo Jorge Bande, director emérito del centro de investigación del cobre Cesco y ejecutivo de Codelco de 2006 a 2013.

Los sucesivos cambios de liderazgo (Codelco ha tenido seis directores generales y cuatro presidentes de directorio desde 2010) también han sido disruptivos, añadió.

“Hemos sufrido retos de gestión muy grandes [en torno a megaproyectos], lo que finalmente se ha traducido en esta caída de la producción”, afirmó Alvarado. Añadió que evitar más retrasos era “crítico”.

Él cree que la compañía también tiene “espacio para crecer” a través de empresas conjuntas con empresas del sector privado, como la firmada el año pasado con Rio Tinto para explorar en busca de cobre en la región de Atacama en Chile.

Mientras tanto, los funcionarios dijeron que la producción, que continuó disminuyendo en el primer trimestre de 2024 y hasta abril, se verá impulsada en el segundo semestre por el inicio de la producción en una nueva sección de la mina Salvador, una mayor producción en la sección subterránea de Chuquicamata y mejoras operativas en las faenas Andina y Ministro Hales.

Los analistas de la industria coincidieron en que los proyectos estructurales pronto deberían comenzar a dar frutos en un aumento de la producción. Pero a algunos les preocupa que los cambios realizados por Alvarado y el presidente Máximo Pacheco, incluida una estructura de liderazgo simplificada, no sean suficientes para resolver los problemas de largo plazo de Codelco: deudas crecientes, inversión insuficiente y leyes minerales más bajas.

“No veo planes claros para abordar estos problemas de manera profunda. Veo algunas contingencias, pequeños cambios en los márgenes”, dijo Juan Carlos Guajardo, fundador de la consultora Plusmining. “Cuando entras en una crisis de esta escala, es muy difícil salir sin grandes cambios”.

Bande dijo: “Creo que es necesario repensar todo el asunto. Tal vez [Chile] “Debería tener una empresa más pequeña, pero más rentable”.

Codelco también enfrenta un nuevo desafío. El presidente Gabriel Boric le ha encargado representar al Estado en nuevas asociaciones público-privadas para extraer litio, otro metal esencial para la transición energética, en las que la empresa no tiene experiencia.

Alvarado rechazó la idea de que se trate de una distracción y agregó que el litio sería un “buen negocio” para Codelco.

La demanda actual de cobre también ayuda. El repunte récord de este año ha disminuido, pero se espera que los precios se mantengan altos en los próximos años en medio de una crisis de oferta mundial.

Alvarado dijo que los precios más altos reducirían las necesidades de financiamiento y cuánto tendría que pagar Codelco por nueva deuda.

“Entraremos a un círculo virtuoso donde podremos financiar sustentablemente nuestras operaciones con el mercado, al mismo tiempo que aumentamos nuestra producción”, afirmó. “Así es como estamos diseñando nuestra estrategia”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT ¿Qué pasa con la empresa? – UnoTV – .