¿Cuál es la estrategia de Falabella para atraer argentinos? – .

Ahora, tres años después de salir de Argentina y a través de una agencia de comunicación, el Cadena chilena Falabella intentar “convencer” a consumidores argentinos que tienen la posibilidad de viajar a chile durante las próximas vacaciones extralargas pasen por sus tiendas en el país vecino. Busca atraerlos con ofertas de precios para que aprovechen el tipo de cambio y la variedad de productos.

Es decir, dejan su dinero en una cadena que decidió dejar a los consumidores locales sin sus productos, con ofertas en diferentes categorías de productos para recibir a cientos de clientes locales en sus tiendas.

El boletín distribuido por encargo de la matriz chilena en el país asegura que “Llega un parón a la vida laboral, con una semana que incluye tres festivos: 17, 20 y 21 de junio. “Una oportunidad perfecta para cruzar la cordillera y aprovechar los precios y ofertas que ofrecen las tiendas chilenas”.

Aunque en sus primeros párrafos intenta “disfrazar” su mensaje, luego aclara que una de esas tiendas es la propia Falabella, asegurando que El pasado mes de mayo “triplicó sus ventas al exterior si lo comparamos con el mismo periodo del año anterior”.

Para esta oportunidad, la empresa aclara que acepta pagos en dólares en sus cajas y que estaba preparada para ofrecer “precios atractivos en diferentes categorías, entre ellas: Moda, Belleza, Tecnología, Decoración”.

Y de manera coloquial intenta comunicar a los consumidores argentinos que puedan viajar al país vecino a tomarse unos días de descanso que “ya saben, si deciden aprovechar este feriado y cruzar la cordillera, aquí les dejamos”. algunos productos y ofertas para que puedas planificar tus próximas compras”.

La salida de la cadena del mercado local dejó “un torrente” de empleados despedidos que debieron reclamar sus salarios

Las propuestas de Falabella para atraer argentinos: qué oferta tiene

En ese sentido, divide sus ofertas según categorías, como en el caso de lo que llama “tecnología de punta” en la que propone la compra de televisores de 55 pulgadas de marcas reconocidas como Samsung, LG e Hisense “que tienen sido el más solicitado por los argentinos” con precios que varían entre $147.394 y $3.439.428 aproximadamente.

En el ámbito de la telefonía, entre los modelos más populares se encuentran el Xiaomi Redmi Note 13 de 256GB, el Motorola Edge 40 Neo, el Samsung A15 5G de 128GB y el iPhone 13 de 128GB, con precios de $98.259 a $1.474.030.

En el caso de la informática, las notebooks de Lenovo, Asus y HP destacan como “entre las favoritas”, con valores desde $343.933 y $1.965.377, incluyendo las más populares como la Lenovo Gamer 4060, Asus Vivobook Go 14 y las tradicionales HP. R5.

Refrigeradores, lavadoras y ropa: la variedad que ofrece Falabella

Asimismo, el comunicado de la cadena chilena señala que los electrodomésticos y productos para el hogar “también juegan un papel importante en la oferta de Falabella, permitiendo a los compradores que se aventurarán estas vacaciones renovar y mejorar sus espacios con las mejores marcas”. y precios competitivos”.

En el caso de la moda deportiva y los tenis, también destacan entre las preferencias de los argentinos, con marcas como Diadora, Adidas, Nike y Puma liderando las ventas.

“Si buscas zapatillas puedes encontrar modelos de running, fútbol, ​​tenis y outdoor con precios desde $29.470”, se atreven a decirles a los supuestos compradores argentinos.

Falabella busca atraer compradores argentinos, que buscan buen precio y variedad de productos

Asimismo, la sección de perfumería, “que incluye marcas exclusivas, ha sido muy solicitada por quienes buscan productos de alta calidad”, añade el periódico que destaca marcas como MAC Cosmetics, Benefit, Lancome, Carolina Herrera, Giorgio Armani, Ralph Lauren, Paco Rabanne “y mucho más”.

Además, afirma ofrecer los últimos lanzamientos como, por ejemplo, la nueva fragancia masculina de Ralph Lauren, Polo 67.

La “fuga” de Falabella de Argentina

En junio de 2021, hace tres años, los dueños de falabella Decidieron que Argentina ya no era un mercado atractivo para su modelo de negocios, lo que evidenciaba el limitado conocimiento del mercado local de los ejecutivos chilenos que se sucedieron en el control operativo de la cadena de tiendas departamentales en el país vecino.

La empresa había desembarcado en Argentina en 1993 cuando abrió su primer local en Mendoza, la provincia más cercana a su sede, para luego expandirse por el interior hasta aterrizar en Buenos Aires.

Y aunque en esos 25 años de permanencia hasta 2021, pudo atravesar varias crisis económicas locales hasta 2001, toda esa experiencia y permanencia no fueron suficientes para mantener su estructura, sus instalaciones y, sobre todo, el centenar de empleados que se quedaron. sin trabajo cuando Chile definió el mercado interno como “poco atractivo” por su fracaso en las ventas y los resultados negativos acumulados por su filial argentina.

A esto se sumó que, El gobierno de Alberto Fernández comenzó a tomar medidas para frenar las importaciones debido a la falta de divisas, lo que repercutió en su modelo comercial, basado en gran medida en la venta de artículos que provenían de otros países sin dar origen a la producción nacional.

La cadena chilena abandonó el país hace tres años, afectada por la inoperancia de sus ejecutivos y las trabas para importar del gobierno Kirchner.

Antes de realizar el retiro oficial, los dueños de Falabella Intentaron durante ocho meses vender sus activos en el país que ya nadie quería por su devaluación y falta de stock, lo que llevó a una terminal decisión de “romper el campamento” sin medir las consecuencias sociales que esta medida implicó, especialmente para sus miles de empleados que fueron despedidos o adoptados por aceptar voluntariamente retiros.

En un principio, la cadena evaluó el ingreso de un socio estratégico para su operación local pero no tuvo éxito y en un breve comunicado, en ese momento reveló que “en el marco del plan que Falabella está llevando a cabo para hacer sustentable su operación En Argentina, la empresa cerrará los grandes almacenes ubicados en Rosario, el centro comercial Unicenter y en la peatonal Florida de la Ciudad de Buenos Aires.

Fueron los últimos tres que estuvieron operativos y lo único que quedó fue la permanencia de su portal eCommerce, que luego también cerró, quedando solo la presencia de sus tiendas Sodimac y su tarjeta CMR, que cambió de dueño.

Nos despedimos agradeciendo a todos nuestros clientes, proveedores, colaboradores.“, informó la cadena casi de manera irónica y despectiva al despedirse de la Argentina, no sin antes “rematar” toda la mercancía que aún tenía en stock.

“Como siempre, Falabella continúa con su compromiso con cada uno de sus clientes para maximizar la experiencia de compra. Por eso seguimos trabajando para brindarles apoyo en todo lo que necesiten”, concluye el comunicado, con palabras incomprensibles para una marca que había decidido darle la espalda al mercado argentino con un lento cronograma de cierre de sus tiendas que comenzó con los de Mendoza, Córdoba y San Juan.

Le siguieron los ubicados en la calle Florida (en el establecimiento 202 de la peatonal porteña), el centro comercial Unicenter y Rosario (Santa Fe), con su consiguiente liquidación.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT ¿Qué pasa con la empresa? – UnoTV – .