El mejor mecánico de España explica la verdad sobre el mantenimiento de los coches eléctricos

España es uno de los países europeos en los que menos vehículos eléctricos se venden. En 2023 se entregaron 51.614 ejemplares de esta tecnología, lo que, si bien supone un incremento del 33,05% respecto al año anterior, sólo supone el 5,4% del total de matriculaciones, según datos facilitados por la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Europa (ACEA) . Según diversas encuestas entre consumidores, hay tres factores principales que frenan la penetración del coche eléctrico en España: el precio, la autonomía y la disponibilidad de una red pública de carga adecuada.

Por el contrario, su mayor eficiencia energética, el nivel de emisiones y el mantenimiento son aspectos que los usuarios deben tener en cuenta, según diversos estudios y análisis. Estos factores no sólo influyen en la decisión de compra, sino que también pueden tener un impacto significativo en los costos a largo plazo y la sostenibilidad del transporte.

El motor de un coche eléctrico es más sencillo que uno de combustión interna

Getty Images/iStockphoto

Ahora bien, ¿realmente es más económico de mantener un coche eléctrico que uno de combustión interna? Para resolver cualquier duda hemos contactado con Javier Sendín, de Talleres Cardiocar de Salamanca, que recientemente ha sido elegido mejor mecánico de España 2023 en el concurso organizado por la web ‘La Comunidad del Taller Oficial’. Este profesional, que tras superar a más de 1.000 aspirantes toma el relevo de Joel Becerra, ganador de la pasada edición, nos ofrece su visión experta sobre este tema que los consumidores deben tener en cuenta.

“El mantenimiento de un coche eléctrico suele ser más sencillo y económico que el de un coche de combustión interna”, afirma Javier Sendín.

“El mantenimiento de un coche eléctrico suele ser más sencillo y económico que el de un coche de combustión interna”, afirma tajante Javier Sendín. “Los motores eléctricos tienen menos piezas móviles y no requieren cambios de aceite ni ajustes en los sistemas de escape o de transmisión. También señala que las pastillas de freno tienden a durar más en los coches eléctricos debido al frenado regenerativo que reduce el desgaste de los frenos convencionales.


Sendín, con el trofeo que le acredita como ganador del concurso

cardiocar

Sin embargo, destaca que es importante realizar un mantenimiento periódico para garantizar el buen funcionamiento de la batería y otros componentes eléctricos del vehículo. Además, aunque los coches eléctricos son más fáciles de mantener, comparten algunos componentes con los automóviles tradicionales, como frenos, neumáticos, suspensión y sistemas de dirección. “Estos elementos requieren un mantenimiento similar al de los vehículos de combustión interna”, subraya el mecánico de Cardiocar.

La batería no sólo es el componente más caro de un coche eléctrico sino también el más sensible

Javier Sendín también destaca otros dos aspectos relevantes del mantenimiento de los coches eléctricos: los sistemas de refrigeración, que no sólo sirven para enfriar el motor sino también las baterías, y las actualizaciones de software. Sobre esto último, destaca la importancia de mantener las últimas actualizaciones para corregir defectos y garantizar el óptimo funcionamiento del vehículo. “A medida que el fabricante produce autos, va tomando conciencia de los defectos que tiene y debe realizar una serie de cargas para mantener la última actualización y corregir los errores”.


La batería de un coche eléctrico pierde capacidad de carga con el tiempo

PT

Según el mejor mecánico de España, el mantenimiento de un coche eléctrico y de un coche de combustión varía en cuanto a frecuencia. Mientras que un coche de gasolina o diésel suele seguir un calendario de mantenimiento estándar en función de los kilómetros recorridos, en los coches eléctricos no existe un criterio unificado. “Cada año o cada dos años es necesario realizar un mantenimiento a un coche eléctrico, aunque este puede variar según el fabricante y el modelo. En cambio, en un coche térmico el mantenimiento generalmente se realiza cada cierto número de kilómetros o según las instrucciones del fabricante, que suelen ser cada 10.000 o 15.000 kilómetros”.

A la hora de cuantificar el coste de mantenimiento de un vehículo eléctrico se observan diferencias significativas respecto a los vehículos de combustión interna. Sendín señala que, por lo general, el mantenimiento de un utilitario durante 5 años puede costar unos 2.000 euros, mientras que para un vehículo ecológico el gasto suele ser menor. Sin embargo, se deben considerar otros detalles. “La batería de un coche eléctrico se deteriora cada año y es el componente más caro del vehículo. Por poner un ejemplo, la batería de un modelo básico, como el Renault Zoe, cuesta 6.000 euros”.

Leer también

Precisamente, este último componente es el que suele generar mayores preocupaciones en cuanto a costes de mantenimiento, teniendo en cuenta que, según Sendín, cada año una batería estándar pierde entre un 2 y un 5% de capacidad de carga, aunque el coche viaje pocos kilómetros. Este aspecto contrasta con los vehículos de combustión interna, ya que, como señala el mecánico de Cardiocar, “un coche térmico, aunque lo dejes en el garaje y sólo lo hagas 2.000 kilómetros al año, al cabo de cinco años sigue igual”. .

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Suzuki crece un 27% en España por el boom de precios
NEXT Valor de cierre del euro en Nicaragua este 19 de junio de EUR a NIO – .