las 4 razones del aumento – .

las 4 razones del aumento – .
las 4 razones del aumento – .
En mayo la suba del “blue” supera a la inflación.

Él Este último lunes el dólar libre anotó una ganancia de 60 pesos o 5,4% en el día, a $1,180 a la venta, dejándolo justo por debajo de los $1,195 del 1er. del mes de febrero.

Así, el dólar “blue” extiende el aumento de mayo a 140 pesos o 13,5%, tasa que sería superior a la inflación estimada para el mes, algo que no ocurre desde octubre de 2023. Con un dólar mayorista que subió dos pesos A $888,50, la brecha cambiaria alcanza el 33,7%, la mayor desde el 9 de febrero (37,7%).

Se trataba del mayor aumento diario desde el 9 de enero este año, cuando el dólar libre subió 70 pesos o 6,7% en el día, de 1.050 a 1.120 pesos. Los operadores dijeron Reuters que el mercado presentó una marcada falta de proveedores de la moneda, por lo que los valores buscan adaptarse a la demanda, en un lugar de bajo volumen que sufre mucha volatilidad por este motivo.

1) Recorte de tipos. Detrás del alza del dólar libre está la nuevo recorte de tipos referencia del Banco Central, dada la decidida senda de reducción de la inflación, particularmente la subyacente, al 6,3% durante abril. Tasas más bajas –y negativas en términos reales– desincentivan las colocaciones en pesos e, indirectamente, brindan más liquidez a la demanda de divisas.

Con la llegada de Javier Milei a la Presidencia de la Nación, el Banco Central interviene en el mercado mayorista con un tipo de cambio interbancario regulado bajo el llamado clavija móvil cualquiera 2% devaluación gradual mensualmente, ante una inflación decreciente pero aún en niveles elevados, como fue el caso con el 8,8% en abril.

2) Retraso relativo a la inflación. Hay que subrayar que el dólar libre viene perdiendo terreno frente al aumento de la inflación desde hace muchos meses. En 2024, la moneda informal mantiene una ganancia de 155 pesos o 15,1%, frente a una inflación que se acercó al 70 por ciento. Y en una comparación interanual, el dólar “blue” registra una ganancia del 142,8%, desde los $486 del 19 de mayo del año pasado, frente a una inflación interanual de alrededor del 290 por ciento.

3) Más pesos en la economía. Por otro lado, la demanda del dólar libre se ve impulsada por la liquidez de la economía. Se sabe que el Gobierno se propuso “secar el mercado financiero de pesos” y estabilizar la Base Monetaria, porque si la cantidad de dinero con la que funciona la economía deja de crecer, la inflación se desacelera, al igual que las presiones devaluatorias.

En los últimos dos meses -desde mediados de marzo- la Base Monetaria creció $3,3 billones o 30,5%de 10.800 millones de dólares el 12 de marzo a 14.100 millones de dólares el 14 de mayo. circulación monetaria -principal componente de la base- aumentó en $1,6 mil millones o 20,5%, de 7,8 mil millones a 9,4 mil millones de pesos. A medida que hay más dinero en la calle, también se expande la liquidez disponible para la demanda de divisas a través de canales alternativos al “stock” oficial.

4) Los dólares agrícolas tardan mucho en llegar. La presión al alza sobre el dólar informal también está ligada a lo que está sucediendo con los dólares negociados en la Bolsa, estos últimos también subieron pero a un ritmo menor que el “blue”.

Alrededor del 20% de las exportaciones agrícolas se liquidan en la bolsa de valores a la tasa “contado con liquidación”, que ascendió a $1.125 -la más alta desde el 19 de febrero-, con un mayor ingreso de divisas por exportaciones agrícolas en “liqui” que tiende a estabilizarse. , ya que el mercado financiero no logra absorber toda la oferta. Y en la dirección opuesta, cuando la oferta exportadora es débil, los dólares alternativos –incluido el “blue”– tienden a subir. Esto pudo haber ocurrido este lunes, porque en el mercado mayorista Sólo se acordaron USD 218,5 millonesun monto escaso en el período de alta liquidación agrícola estacional por las cosechas de soja y maíz.

los expertos de Portafolio de Inversiones Personales Precisaron que “las ruedas en las que más subió el dólar financiero coincidieron, no casualmente, con una menor oferta de los exportadores”. Señalaron que “los exportadores están esperando la reacción del mercado a tasas más bajas para obtener una mayor mezcla liquidar, lo que refuerza la idea de que el dólar financiero aumenta sin su oferta”.

Más allá de los argumentos presentados, los analistas coinciden en que la actual tendencia alcista del dólar libre y también de las bolsas debería moderarse en el corto plazo.

El economista Salvador Di Stéfano Expresó que debido a “la sobrerreacción del Gobierno al colocar letras de corto plazo a tasas superiores al 56% anual, con una inflación decreciente, no vemos la posibilidad de que el dólar se convierta en protagonista”. También ayuda mucho que en abril el Gobierno lograra un cuarto mes de superávit financiero. Esto nos hace pensar que la regla de no emisiones se mantendrá firme, por lo que se descarta la suba del dólar en el nuevo escenario”.

Gustavo Bereconomista de Estudio Ber, indicó que “el reciente reacomodo de los dólares financieros es común ante cada ronda de bajas de tasas, pero no altera el clima de calma entre los operadores que anticipan que los flujos del mezcla -combinado con restricciones a la demanda- seguirán estando a cargo en el corto plazo”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Busca combatir el sobreendeudamiento y reconocer a los buenos pagadores
NEXT Nvidia promete una nueva revolución industrial y sus acciones suben hasta un 4%