En el primer trimestre se cerraron 275.000 cuentas de nómina en los bancos por la caída del empleo

En el primer trimestre se cerraron 275.000 cuentas de nómina en los bancos por la caída del empleo
En el primer trimestre se cerraron 275.000 cuentas de nómina en los bancos por la caída del empleo

Entre el 2 y el 3% del total de cuentas bancarias destinadas a la acreditación de salarios dejaron de funcionar en los primeros 3 meses de 2024

En el primer trimestre del año Casi 275.000 cuentas nóminas del sistema financiero argentino dejaron de tener actividad, cifra que representa entre el 2 y el 3% del total de cuentas bancarias destinadas a la acreditación de salarios. El cierre masivo de cuentas salariales, registrado en las estadísticas del Banco Central, concuerda con datos privados que indican una desaparición de empleos de similar magnitud en el primer trimestre del año en el marco de un proceso recesivo que acompañó al fuerte ajuste fiscal y monetario. implementado por el Gobierno.

Los datos oficiales indican que en marzo hubo 274.311 cuentas nómina menos quienes han percibido algún ingreso de dinero respecto a diciembre de 2023. Incluso en el contexto de un fuerte ajuste en el sector público, con cierre de organizaciones y despidos de empleados, como suele resaltar el propio Gobierno nacional, el cierre de cuentas salariales fue replicado tanto en bancos estatales como privados. En el primer trimestre hubo cierres en el Banco Provincia (47.700 cuentas nómina) y Nación (33.800), pero también en grandes bancos privados como Macro (36.100), Santander (27.300) o Galicia (23.900).

Las estadísticas del Banco Central registran cada mes cuántas cuentas de sueldo tenían acreditaciones, es decir, recibían dinero de los empleadores. Y suele tener un efecto estacional en el mes de enero: muchas empresas suelen pagar el sueldo de diciembre antes de las vacaciones de fin de año, junto con el aguinaldo. En ese caso, la cuenta no registra ingresos durante enero. Pero esta estacionalidad se corrige inmediatamente en el mes siguiente.

Por otro lado, más allá de esta particularidad, el número de cuentas de nómina con movimiento venía registrando un aumento en los últimos meses del año pasado, situación que se revirtió por completo a principios de 2024. En cuanto al número de empresas que acreditaron salarios, la progresión fue similar a la del número de cuentas con una excepción: en marzo hubo 7.000 empresarios más que pagaron sueldos que en diciembre. Este último dato registra tanto una gran empresa como una Mipyme que pagó al menos un salario durante ese mes.

Por otro lado, estos datos de menor número de cuentas salariales activas que las cifras oficiales encajan plenamente con la pérdida de empleo que destacan otros informes. Para la consultora Equilibra, según su último informe, en el primer trimestre de este año Se perdió el 1,4% del total de empleos, que incluye, además del empleo formal (público y privado), a los asalariados negros y a los no asalariados (monotributistas, cuentapropistas, etc.). Las cuentas de salarios representan únicamente el empleo formal en relación de dependencia.

Según explican en Equilibra, en el primer trimestre del año perdieron 240.000 puestos de trabajo, una caída que no se producía desde 2020 en el momento más crítico de la cuarentena decretada en la pandemia del coronavirus. La cifra surge de combinar los datos ya proporcionados por organismos públicos para el trabajo formal combinado con estimaciones para el empleo no registrado.

El origen de las causas de las dificultades del empleo no requiere mucho análisis: Equilibra estima que el primer trimestre de este año terminará con una caída del PIB de entre el 5% y el 6% respecto al mismo período de 2023.

“Utilizando los datos de empleo ya observados para el primer trimestre de 2024 para el segmento formal y las estimaciones mencionadas para el no asalariado e informal, podemos tener una estimación de cómo evolucionó el empleo en la economía total en el primer trimestre del año. ano. Este panorama sectorial describe una caída del empleo total del 1,4% entre el 1T-24 y el 4T-23, magnitud no observado en un trimestre desde la pandemia”, explicó Equilibrio.

“Esta caída del empleo coincide con lo que muchas encuestas cualitativas comenzaron a percibir en los últimos meses: la pérdida de empleo se convirtió en la primera preocupación económica junto con la inflación, con la particularidad de que la primera está en alza y la segunda, en declive”, agrega el informe. . Y dejó un pronóstico en el mismo sentido: si bien la medición interanual del empleo total todavía muestra un crecimiento del 1,8% en el primer trimestre de 2024 respecto al mismo periodo de 2023, se estimó que “este aumento probablemente se desacelere”. ” ”en el trimestre actual.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Las aerolíneas se rebelan contra la multa de 150 millones y advierten que “no habrá cambios” en el cobro por equipaje de cabina