Desde pequeños talleres, Moda Éxito viste a los colombianos

Desde pequeños talleres, Moda Éxito viste a los colombianos
Desde pequeños talleres, Moda Éxito viste a los colombianos

18/05/2024

Laura Echeverri se emociona al encontrar en la calle a una transeúnte luciendo una prenda que ella ayudó a diseñar. “Sucede mucho y es emocionante saber que ahí va algo que ayudé a construir, incluso con un toque muy pequeño”, dice.

Mientras lees este artículo, es posible que estés usando algo diseñado, al menos en parte, por Echeverri, Director de Desarrollo de Crea Jeans, y, aun así, también es posible que nunca hayas oído hablar de esta empresa que se forja en distintos municipios de Antioquia.

Su Los talleres están ubicados en Santa Rosa, Entrerríos, Bello, Medellín y Fredonia y trabajan para marcas propias del Grupo Éxito.. Allí se fabrican gran parte de los jeans, chaquetas y shorts de Moda Éxito.

Y en medio de la crisis del sector textil y del vestido en Colombia, que se viene arraigando desde hace años como consecuencia de las importaciones baratas y el atraso tecnológico, Surgen iniciativas que, como un bálsamo, alivian la producción de manera sostenible, generando empleo digno en las diversas regiones del país. y, además, democratizan el acceso a la moda a bajos costes.

Los proveedores que cumplan con todos estos requisitos son los que seleccionas el Éxito para producir la indumentaria que se exhibe en sus bodegas bajo las marcas Arkitect, People y Bronzini. Actualmente cuenta con 80 proveedores con 285 talleres distribuidos por todo el país. Y un dato importante es que estos talleres generan 9.000 empleos, el 70% de ellos ocupados por mujeres, en su mayoría madres cabeza de familia.

Quizás te interese: ¿Cómo se puede ser sostenible en el mundo de la moda?

Estos Los proveedores trabajan en la modalidad de paquete completo, que se refiere a todo el proceso de fabricación de la prenda, desde el desarrollo del producto, compra de materiales, corte, confección, lavado y acabado. Es decir, los 80 proveedores ayudan a diseñar las distintas colecciones, y tras un intenso trabajo de laboratorio en el que participan diseñadores y desarrolladores de producto, se inicia la fabricación.

“Esto ha sido un desafío para nosotros, ya que pasamos de ser una maquila a un modelo que requiere creatividad e innovación permanente”, afirma. Hernán Jiménez, quien fundó Crea Jeans hace 20 años.

Jiménez ha afrontado los tiempos duros y duros del negocio textil, ha visto quebrar a muchos de sus competidores y compañeros, porque reconoce que es un sector muy difícil, la competencia es feroz y los problemas para conseguir mano de obra experta complican la situación. mucho más. .

De hecho, El Dane reveló que, entre abril de 2023 y marzo de 2024, la producción de prendas de vestir en el país cayó 14,4%, Las ventas cayeron un 8,9% y la fuerza laboral contratada por los fabricantes de prendas de vestir también se vio afectada un 6,6%, según la más reciente Encuesta Mensual Manufacturera.

Falta de personal

Sin embargo, Crea Jeans ha sabido superar todas estas dificultades. “Desde hace varios años tenemos problemas para encontrar trabajadores en Medellín y el área metropolitana. No hay gente que sepa de ropa buscando trabajo. Entonces el trabajo que se les ofrece es completamente formal, con todos los beneficios sociales y en condiciones completamente dignas. Por eso decidí ir a montar talleres en los pueblos”, dice Jiménez.

Y esa idea ha sido un éxito. El último taller que montó está en Fredonia, su ciudad natal. Allí logró obtener una bodega abandonada y la remodeló para constituir la primera empresa formal en el casco urbano de esa localidad.

“Aquí no hay más fuentes de empleo que el café. “Vas a recoger café en la cosecha y luego no hay nada más que hacer”, dice Dora Isabel Patiño, quien encontró en Crea Jeans una oportunidad para aprender sobre confección y conseguir un trabajo en su municipio. “Todos los jóvenes de Fredonia terminan migrando, porque no hay oportunidades. Desde pequeños soñábamos con ir a Medellín, pero para nosotros ya no es necesario, porque en esta empresa encontramos de todo”.

Ella explica que su gratitud se debe a que Crea Jeans estuvo dispuesta a contratarla sin saber coser, le puso una profesora y le pagó mientras aprendía: “Dime dónde sucede eso”. Ahora está cerca de sus padres, que son adultos mayores, y tiene tiempo para compartir con ellos, cuidarlos y sustentarlos.

Evidentemente este esfuerzo de la empresa forma parte de la estrategia de negocio, sus clientes piden un gran volumen y es necesario cubrir esa demanda, pero sin mano de obra no es posible, por eso Contratar instructores para capacitar al personal y así vincular a los talleres a personas inexpertas, pero con muchas ganas de aprender. y a trabajar.

Incluso algunos fredonitas que ya buscaban trabajo en la capital antioqueña regresaron a su municipio porque vieron allí la oportunidad de un empleo digno. Este es el caso de Yenny Muriel, quien regresó apenas abrió la planta: “La gente piensa que ir a Medellín es avanzar, pero allá es muy difícil vivir, es una ciudad muy dura, Donde hay mucha informalidad ganar el mínimo no es fácil y mucho menos tener beneficios sociales. Aquí tenemos de todo, trabajamos de 6 a 2 y somos libres de compartir en familia”.

Leer aquí: “Pensamos en los próximos 150 años del Grupo Éxito”: Carlos Calleja Hakker

Hernán Jiménez dice que desde el principio Se obsesionó con garantizar que cada empleo que creara fuera decente, Tenía todas las garantías legales e incluso siempre intenta dar un poquito más. Esto es lo que hace con los 265 empleados de su empresa. “Este es un sector donde predominan las mujeres, pero vienen con historias de abuso muy difíciles, muchas son madres que son cabeza de familia, o tienen a sus maridos en prisión, o viven con sus padres ancianos. O mejor dicho, estas mujeres son en su mayoría cuidadoras y necesitan permisos con frecuencia. Pero aquí lo que hemos dicho es que vamos a ser, primero, personas, para que entendamos esas particularidades. sin olvidar que Esto es un negocio y tenemos que ser eficientes y rentables.”.

Aunque los esfuerzos no quedan ahí. Jiménez ha entendido que no siempre tendrá personal suficiente para atender la demanda de sus clientes, solo Éxito vende más de 70.000 prendas de vestir al mes.

“No veo la hora de que llegue gente, en Bello tuve un cartel desde hace 2 años buscando trabajadores y no lo he podido quitar porque siempre falta gente. Entonces, he recurrido a la tecnología, y he encontrado en la automatización de procesos un gran complemento a la mano de obra”, afirma el empresario.

Y en su planta de Bello los resultados son sorprendentes: tiene cinco máquinas que hacen cada una todo el trabajo que harían ocho personas, y solo requieren un operador para alimentar el material y los suministros y aplicar las instrucciones digitalmente. “Este trabajo lo puede hacer cualquier persona que no sepa coser después de una hora de instrucción”, explica Jiménez.

La empresa también es invertir en automatización en el área de corte y espera implementarlo en otros procesos. “Es una inversión alta, pero con muy buenos resultados en eficiencia. No es que esté diciendo que voy a sustituir a ocho trabajadores por una máquina, es que esos ocho trabajadores no existen”.

Ante estas declaraciones surge la pregunta de por qué, si Medellín fue la cuna del sector textil y de confección, ahora es tan difícil encontrar personal, a lo que Jiménez responde que es por la informalidad: “Los jóvenes de hoy no quieren dedicarse a esto porque vieron a sus madres hacerlo y, al llegar a la vejez, al no recibir pensión, quedarse sin nada después de trabajar toda la vida. Por eso insisto en que todo trabajo debe ser formal”.

El compromiso con la sostenibilidad

Otro factor que destaca Fashion Success está en la sostenibilidad, y esto se puede ver en cada paso del proceso de Crea Jeans. que el año pasado recibió la distinción de empresa sustentable del Área Metropolitana, que fue otorgada a 50 empresas de 12.000 concursantes.

La empresa garantiza que todos sus proveedores, incluso los internacionales, cumplen con la normativa de productos sostenibles; se preocupa por la gestión del agua, para lo que cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales en la lavandería, donde también mitiga la generación de gases, gracias a sus máquinas de la marca italiana Tonello que consumen menos agua, menos combustible y emiten menos que las convencionales.

La empresa busca cerrar el ciclo del producto, para lo cual cuenta con aliados como Fabricato, que se encarga de reciclar los desechos. que sobran para la fabricación de nuevos tejidos. Asimismo, garantiza la buena disposición de los lodos, e incluso monitorea la eficiencia de la flota de transporte para que no se realicen viajes innecesarios.

La guardiana de todo esto es Jenifer Cartagena, ingeniera ambiental, quien vigila permanentemente que la empresa mantenga estándares por encima de la norma. “No nos interesa simplemente cumplir, queremos hacer todo lo posible para evitar cualquier impacto ambiental “Si es evitable o mitigable, ese es nuestro compromiso”.

Es por eso que Lucía de la Pava, gerente de la categoría Moda y Hogar de Éxito, aclara que Moda Éxito cuenta con el sello de moda sustentable en la categoría oro, por lo que todos sus procesos fueron auditados y resultaron amigables con el medio ambiente. , con la función social y económica.

Descubrir: El Éxito perdió $37.863 millones en el primer trimestre de este año

La disrupción en el sector

Según Sebastián Díez, presidente ejecutivo de Inexmoda, Las marcas de moda se están centrando en crear valor a través de la identidad, la estética y propuestas únicas con las que los consumidores se sientan identificados. Y, precisamente, eso es lo que Moda Éxito está haciendo con sus marcas: “Tener ADN propio, proyectarse globalmente y demostrar versatilidad al colaborar con diseñadores, reflejada en colecciones únicas, sorprendentes y apasionantes, dirigidas a segmentos de mercado específicos”.

Y agrega que, al tener una estructura multimarca, Éxito puede diversificar sus canales, segmentos y presencia física y digital, para conectarse de manera efectiva y genuina con el consumidor.

Esto es lo que ha permitido que el modelo sea ganador: en 2023, El Grupo Éxito vendió 44 millones de prendas de vestir, de las cuales 26,5 millones fueron de marca propia. Y, precisamente, en ese volumen es donde se logran eficiencias. De la Pava reconoce que es muy complejo cumplir con todos los estándares de calidad, sostenibilidad y formalidad, y aún así competir con los productos importados y la informalidad local. Sin embargo, 49 de los productos de la categoría (que incluye ropa interior, exterior, masculina, femenina, infantil y deportiva) están cubiertos por la estrategia de precios imbatibles, con la promesa de ser los más baratos del mercado.

De la Pava lo atribuye a la coherencia en la estrategia: “Llevamos muchos años trabajando con proveedores en este proceso. Ya no estamos hablando de empezar de cero, que en Colombia es muy difícil, ya hemos avanzado mucho. Y hemos trabajado con volúmenes que nos permiten hacer economías de escala y alcanzar un volumen importante a nivel nacional. Es decir, Hemos creado, creído en Colombia y así seguirá siendo”.

Por estos días, Laura Echeverri se siente protagonista de la historia, pues participa en la colaboración que próximamente se publicará en Moda Éxito. Entre jeans con grandes bolsillos y chaquetas sin terminar, dice que este es un trabajo que la desafía todos los días”,Todo el tiempo tenemos que pensar en diferentes desarrollos, nuevas ideas, Por eso viajamos por el mundo para entender lo que está pasando, para capacitarnos. Y lo mejor es ver que cada colección se vende mejor, que cada vez más gente quiere llevar la ropa que hacemos. Es el mejor aliciente para seguir trabajando tan duro y no tirar la toalla cuando las cosas se ponen difíciles”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Las aerolíneas se rebelan contra la multa de 150 millones y advierten que “no habrá cambios” en el cobro por equipaje de cabina