IAG sube en Bolsa y apunta a una buena temporada de verano

IAG sube en Bolsa y apunta a una buena temporada de verano
IAG sube en Bolsa y apunta a una buena temporada de verano

International Airlines Group (IAG) comienza a ganar altura en Bolsa. El conglomerado de aerolíneas propietario de British Airways, Iberia y Vueling, muy castigado -como todos los valores relacionados con el turismo- por la pandemia, está ganando terreno en resultados (y en las bolsas): en lo que va de año, ha subido casi un 16 %. y, aunque sus cuentas del primer trimestre reflejaron pérdidas de cuatro millones, están lejos de los números rojos de 87 millones de marzo del año pasado. Los analistas se muestran optimistas sobre la evolución del conglomerado, cuyas esperanzas dependen ahora de una buena temporada de verano.

“La fuerte demanda de viajes ha contribuido a lograr un muy buen trimestre y estamos bien posicionados para el verano”, afirma la compañía en el informe de resultados que remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el 10 de mayo. impulsado, en gran medida, por el buen comportamiento de Iberia y British Airways. Para los analistas de Barclays, las buenas sensaciones están justificadas, y se deben a la mejora del flujo de caja y de su capacidad de gestión de costes (y, con ello, de su rentabilidad). En 2023 ganó 2.655 millones de euros.

A pesar de las pérdidas netas hasta marzo, el primer trimestre del conglomerado aéreo superó ampliamente las expectativas del mercado en todas las líneas de la cuenta de resultados: su beneficio operativo (68 millones de euros), por ejemplo, superó con creces los 48 millones esperados por el consenso de los analistas. Lo mismo ocurrió con la capacidad y la ocupación, ambas reflejando una fuerte demanda. Y así es como pretende adelantarse al verano.

Los informes de los bancos de inversión muestran un optimismo generalizado sobre las perspectivas de IAG, basado principalmente en la recuperación de la demanda de viajes, la fuerte generación de flujo de caja libre y la reducción del apalancamiento financiero de la compañía. Esto último es un punto clave: IAG cerró el primer trimestre con una deuda neta de 7.438 millones, 1.800 millones menos que hace un año. Esta semana, la firma de clasificación Moody’s elevó las calificaciones senior no garantizadas de la compañía a “grado de inversión” por su “política financiera prudente” y su “excelente liquidez”.

Otro factor no menor para los inversores es el más que probable retorno de la política de retribución al accionista. El directorio se reúne el 26 de junio, donde se espera no sólo que regrese el reparto de dividendos, sino que se le dé luz verde al directorio para adquirir acciones propias de la compañía. “Vemos margen para reanudar la rentabilidad en efectivo a los accionistas este año, lo que será un catalizador para que las acciones sigan revalorizándose”, apunta Goldman Sachs.

La compañía, que cotiza tanto en Reino Unido como en España, prácticamente ha duplicado su valor desde los mínimos que marcó en septiembre de 2022. Eso sí: la acción aún no ha podido recuperarse del golpe que la pandemia asestó al sector. . En los últimos cinco años se ha perdido más del 45% de su valor. El consenso de analistas compilado por Bloomberg refleja un valor con potencial alcista: más del 70% de los analistas consultados recomiendan comprar acciones del grupo, mientras que un 19% recomienda mantener posiciones. Sólo uno de los analistas recomienda su venta. El precio objetivo de la acción es de 2,59 euros. Es decir, una rentabilidad potencial del 24% de aquí a un año.

Sin embargo, este optimismo no está exento de riesgos. En primer lugar, las específicas del sector, como la volatilidad del combustible o (muy ligada a ella) una escalada de guerra en Oriente Medio: el primer día de negociación tras el ataque de Hamás a Israel, sus acciones cayeron más de un 6%. Más propios del grupo son su apalancamiento o las tensiones laborales que mantiene en varias de sus aerolíneas, de las que alertan los analistas de Barclays: sumida en negociaciones infructuosas sobre el acuerdo de su personal de tierra, Vueling se enfrenta a huelgas en Francia esta semana. Ya se han declarado en huelga en España, donde también participa el personal de tierra de Iberia. La situación es similar en Aer Lingus, su filial irlandesa.

La fusión de Air Europa, en el aire

Mención especial merece la adquisición de Air Europa por parte del conglomerado, que todavía está en el aire. Un primer intento, en noviembre de 2019, se vio truncado debido a la pandemia de coronavirus. Y el segundo, cerrado en febrero de 2023, está en manos de las autoridades europeas de competencia.

En febrero del año pasado, IAG se hizo con el 80% de Air Europa por 400 millones de euros, tras haber pagado 100 millones en agosto de 2022 por el otro 20% de la aerolínea de la familia Hidalgo.

La Comisión cree que la operación puede reducir la competencia en el mercado español, lo que ha llevado al grupo a ceder rutas a Ryanair y otras cinco aerolíneas. En su informe sobre la valoración, los analistas de Barclays señalan la operación como uno de los principales focos de incertidumbre sobre la compañía.

Sigue toda la información Cinco días en Facebook, X y LinkedIno en nuestro boletín Agenda de cinco días

Boletines

Regístrate para recibir información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Inscribirse!

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Precio de cierre del dólar hoy 12 de junio de USD a NIO – .
NEXT Demandan a Valve por presunta manipulación de mercado