del susto de 2023 a incluso ser “una buena idea” en cartera en 2024-.

del susto de 2023 a incluso ser “una buena idea” en cartera en 2024-.
del susto de 2023 a incluso ser “una buena idea” en cartera en 2024-.

De forajidos a una posibilidad. Del exilio, a ir apareciendo poco a poco en las carteras de los directivos. En poco más de un año, los bonos AT1, también conocidos como CoCos, han vuelto a la normalidad, y están dando alegría a las carteras de deuda subordinada de aquellos inversores institucionales que aguantaron el chaparrón aquellas fatídicas semanas.

Cabe recordar que este tipo de deuda es un instrumento de renta fija emitido principalmente por los bancos para captar capital. Se emiten a perpetuidad, sin vencimiento determinado, y si no ocurre ningún problema, el inversor (un inversor institucional) recibe un cupón.

La peculiaridad de estos bonos tipo AT1 es que pueden convertirse en acciones cuando un banco tiene un problema de solvencia, para reforzar su capital. Por lo tanto, son los primeros en la línea de batalla cuando un banco tiene problemas, los más riesgosos. Y de ahí que tengan rentabilidades tan altas cuando no se dan estos problemas y que se correlacionen tanto con la renta variable, ya que son eso, convertibles, como su nombre indica.

“Cuando la equidad sufre, esto también sufre. Tienes que tener en cuenta que Este no es un instrumento conservador. Es el más agresivo dentro de la renta fija. No puedes pensar que vas a conseguir 400 puntos de spread sin problemas en el camino, es normal. Eso es parte del riesgo que asumes”, comenta a Finect Manuel Rodríguez, seleccionador de fondos de renta fija de Abante. “La deuda subordinada sí te paga, pero tiene una beta mucho mayor con el mercado de renta variable, y cuando la renta variable sufre, porque AT1 es un activo más volátil”, añade.

Del susto del 2023…

El año pasado, el mercado de CoCos estuvo marcado por un acontecimiento que sacudió los mercados de renta fija durante unos días: el reembolso de los instrumentos AT1 de Credit Suisse, una medida adoptada por la Autoridad de Supervisión Financiera Suiza (FINMA) el 19 de diciembre de 2023, en en el contexto del rescate de este banco por parte de la UBS.

El panorama ya era inquietante tras las diversas quiebras que afectaron a algunos bancos regionales americanos, como Silvergate Bank o Silicon Valley Bank, entre otros. El miedo generado por las pérdidas en sus carteras de inversión llevó a los clientes a retirar sus depósitos y a determinadas entidades a demostrar su falta de liquidez.

Pero El colapso del Credit Suisse provocó un dramático aumento de las primas de riesgo asociadas a este tipo de activos, que son los primeros en asumir pérdidas en caso de quiebra o liquidación, como ocurrió con el banco suizo. Este evento desencadenó una fuerte volatilidad en el mercado de CoCos, eliminando aproximadamente el 7% de su volumen.

En ese momento, el pánico se extendió entre los inversores, que abandonaron los bonos convertibles contingentes de los bancos. Esto provocó un aumento en la rentabilidad exigida por estos bonos, que pasó de menos del 7% a más del 15% en cuestión de días.

…¿una oportunidad en 2024?

Sin embargo, de cara a 2024, el panorama parece haber cambiado drásticamente para muchos inversores en renta fija. Luca Evangelisti, de Jupiter AM, destaca en un análisis reciente que el mercado de CoCo se ha estabilizado: “la confianza de los inversores ha regresado y la nueva cosecha de AT1 emitida en los últimos meses tiene potencial para generar altos rendimientos”.

Evangelisti también señala que a pesar de una política restrictiva de tasas de interés y la incertidumbre geopolítica, “los precios del CoCo ya descuentan en gran medida el riesgo de caída, lo que hace que sus valoraciones futuras sean bastante atractivas”.

El mercado de CoCos se ha recuperado del otoño de 2023. Por ejemplo, este gráfico del ETF Invesco AT1 Capital Bond, un fondo cotizado en bolsa que invierte en este tipo de deuda subordinada.

Por otro lado, Fidelity International en su último informe de renta fija comenta que ahora se muestran neutrales con el activo: “Después de su ‘beta rally’, vemos poco margen para que se ajusten considerablemente, pero todavía nos gustan los AT1 con amortizaciones próximas. ”, destacan.

“Los AT1 han sido la clase de activos con mejor rendimiento en los mercados de crédito desde principios de año, con una rentabilidad total de alrededor del 3%, muy por delante del alto rendimiento e incluso de los bonos senior”, comenta. Elisa Belgacem, estratega senior de crédito de Generali AM.

El experto añade que el mercado primario de CoCos “se ha ido reabriendo paulatinamente durante 2023” y señala Tres razones principales por las que los AT1 siguen siendo “una buena idea” para invertir: mejores fundamentos bancarios que otras empresas no financieras de alto rendimiento con calificaciones crediticias similares; oferta neta muy limitada y mayor resiliencia en comparación con otros segmentos de alto rendimiento.

Por su parte, Rodríguez de Abante destaca la normalización del mercado respecto a estos AT1, lo que ha contribuido a que grandes bancos como BBVA o UniCredit realicen nuevas emisiones de CoCos. “El inversor ha estado ahí, las emisiones han sido cubiertas”.

“Nuestra sensación es que todo se ha normalizado bastante, la percepción de riesgo se ha normalizado, pero hubo unos meses en los que estuvo todo bastante cerrado. Hubo salidas Había agentes del mercado pensando en un cupón y no en que si hay un problema de solvencia, la capa de deuda subordinada tiene que responder.” recordar.

¿Son un instrumento de renta fija que puede aprovecharse como una oportunidad en 2024? “Para un inversor agresivo en renta fija, como alternativa a la renta variable, no lo vemos como una tontería.más allá de que el spread ha aumentado mucho, porque el mercado se ha normalizado mucho”, afirma Rodríguez.

El seleccionador de Abante comenta que la gestora ha ido reduciendo el peso de los CoCos en cartera. “Tenemos algunos AT1, pero hemos ido reduciendo el peso en la cartera porque el mercado ha corrido mucho. Los diferenciales no han dejado de estrecharse y tácticamente hemos ido reduciendo por si hubiera algún contratiempo. No está mal, pero ahora no compensan tanto”, concluye.


Este contenido ha sido elaborado bajo criterios editoriales y no constituye una recomendación o propuesta de inversión. La inversión contiene riesgos. Los rendimientos pasados ​​no son garantía de rendimientos futuros.


 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Un helado inspirado en tu abuela? Así será el nuevo McFlurry de McDonald’s – KION546 –.
NEXT GameStop Memecoin de Solana cae un 69% a medida que se disipa la locura de GME