Indra avanzará en la segregación de sus negocios de defensa y tecnología en su nuevo plan estratégico

Indra avanzará en la segregación de sus negocios de defensa y tecnología en su nuevo plan estratégico
Indra avanzará en la segregación de sus negocios de defensa y tecnología en su nuevo plan estratégico

Indra ultima los detalles de su nueva hoja de ruta. La compañía prevé diseñar una nueva estructura en la que avance en la segregación de sus dos grandes áreas de negocio, defensa y tecnología. La compañía incluso se plantea separar societariamente ambas ramas, con el grupo cotizado como paraguas que lo agrupe todo. El objetivo es lanzar el futuro diseñado para la compañía, que pasa por reforzar el negocio de defensa para convertirse en líder nacional del sector y revisar su estrategia por el otro lado, que incluye posibles ventas de activos.

La compañía ha trabajado en los últimos meses con Boston Consulting Group en el diseño de esta hoja de ruta, que ha sido pilotada por los directivos de la compañía bajo el liderazgo de José Vicente de los Mozos, el nuevo consejero delegado, y el presidente, Marc Murtra. La fecha elegida para presentarlo al mercado es este miércoles 6 de marzo.

El punto clave de este plan será avanzar en la segregación de los activos de la rama tecnológica y de defensa. Para ello, primero necesita reorganizarse, dado que sólo una parte de sus negocios tecnológicos están bajo el ala de Minsait, su consultora de transformación digital, y algunos están vinculados a la otra parte e incluso algunas áreas están duplicadas. Además, una de las líneas en las que está trabajando la compañía es la creación de dos compañías independientes, una con los negocios de defensa y otra con los negocios de tecnología, con dos consejos de administración diferentes. Un esquema similar ya intentó Fernando Abril Martorell como presidente de Indra. Nombró, de hecho, a dos consejeros delegados, Ignacio Mataix para la parte de defensa y Cristina Ruiz para el área tecnológica.

Indra seguiría siendo, en ese caso, un gran holding que englobaría los dos negocios, cotizado en Bolsa y miembro del Ibex 35, condición condición sine qua non para que la empresa aborde cualquier transacción. Este holding contaría con los mismos accionistas que la actual Indra. La SEPI es su socio mayoritario, con un 25%. Detrás de ellos, Sapa Placencia y Escribano tienen un 8% cada uno. Y Ámbar Capital, accionista de PRISA (editora de EL PAÍS y CincoDías), tiene el 6,2%. Un portavoz de la empresa se negó a hacer comentarios.

Esta nueva estructura será la piedra de toque para desplegar una segunda fase. En concreto, esto implicaría detectar qué negocios dentro de su área tecnológica no son prioritarios y pueden ponerse a la venta. En los últimos meses, algunos de los mayores fondos de capital riesgo del planeta, como Cinven o Apax, se han acercado a Indra para negociar la adquisición de la totalidad de Minsait por unos 1.800 millones. Esta no es la alternativa favorita de la compañía, cuyos planes pasan por vender activos específicos dentro de este ramo.

Entre los negocios que los inversores ven como posibles ventas se encuentra, por ejemplo, su negocio de movilidad, hoy dividido entre sus unidades de Minsait y Transporte y Defensa. Este negocio incluiría el tráfico terrestre y ferroviario, además de actividades relacionadas con Smart City. Este movimiento recordaría al llevado a cabo por Thales, el rival francés de Indra, que ha vendido su unidad de transporte. Otros activos candidatos a vender por la compañía que preside Marc Murtra serían las áreas de BPO (subcontratación de procesos de negocio), su negocio de sistemas de Venta de entradas o consultoría.

El propio Murtra ha reconocido que la compañía está explorando operaciones corporativas en esta rama tecnológica. También ha apostado por “reorganizar el sector de defensa” en un contexto en el que ha reivindicado a Indra como paladín nacional del sector. Como principal punta de lanza de esta estrategia, la compañía explora la adquisición de Hispasat, actualmente en manos de Redeia, el Centro para el Desarrollo y la Innovación Tecnológica (CDTI) y la SEPI, que también está presente en el accionariado de Indra. El pasado verano Indra ya mostró sus primeras cartas en esta estrategia y adquirió el 9,5% del fabricante de motores de aviación ITP Aero.

El mercado está expectante ante el evento de esta semana. De momento, acumula una subida del 5% en Bolsa en los últimos tres días, desde que la compañía presentó sus resultados de 2023. El año pasado cerró con un resultado récord y un beneficio neto de 206 millones de euros, un aumento del 20% respecto al año anterior.

Sigue toda la información Cinco días en Facebook, X y LinkedIno en nuestro boletín Agenda de cinco días

La agenda de cinco días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y contexto para entender su alcance

recíbelo

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT El papel crucial de los servicios de valor añadido en los seguros.