Cómo un par de escolares inventaron Don Tetto, la banda que hizo historia en el rock colombiano

Cómo un par de escolares inventaron Don Tetto, la banda que hizo historia en el rock colombiano
Cómo un par de escolares inventaron Don Tetto, la banda que hizo historia en el rock colombiano

Aunque siempre hay algún adolescente en el colegio que sueña con ser una estrella de rock, en 2003, año en que nació el grupo Don Tetto, este fenómeno era mucho más frecuente que ahora. Se podían tocar bandas de rock en estaciones de radio comerciales no especializadas en este género, los jóvenes preferían sonidos alternativos a la música urbana y teníamos el canal de música más grande del mundo llamado MTV. Bendita MTV.

Cuando aún faltaban dos años para el nacimiento de YouTube, MTV (y en menor medida Play TV, de Canal 13) era uno de los pocos espacios donde se podían ver videos musicales. Según el bajista Jaime Valderrama, a los integrantes de Don Tetto no solo les gustaba el rock, sino que les fascinaba ver cómo los músicos vivían su sueño y también se hacían amigos en el proceso.

También fue la época en la que el canal empezó a prestar más atención a la escena del rock colombiano y artistas independientes como Pornomotora, Superlitio o Sonorama pudieron ver cómo aparecían sus nuevos vídeos dentro de la programación del canal.

Don Tetto se formó en una escuela, entre pupitres rayados, como señala en un artículo el periodista Andrés Angulo Linares, y sin saber que se convertirían en la banda más famosa del punk nacional, una de las más importantes del rock colombiano. El único que consigue vender más de 10.000 entradas a un grupo de fans que les quieren tanto por sus desgarradoras baladas como por las canciones de rock que les ayudaron a sobrevivir a la adolescencia y que, para muchos, supusieron el primer acercamiento a este tipo de música. sonidos.

Porque el punk es ese género de rock que habla de rebelión, de juventud, de crecer y aunque Don Tetto está mucho más cerca de Blink 182 o del resto del punk californiano que de La Pestilencia o los Sex Pistols, en los últimos veinte años se han encontrado muchas cosas. de chicos, tanto adolescentes como no adolescentes, que hicieron de canciones como “No digas lo siento” o “Ha vuelto a pasar” la banda sonora de sus complicadas vidas.

No es casualidad que la canción más famosa de otro artista que hacen los Tetto sea “Auto Rojo” de Vilma Palma. Otro grupo con el que se han identificado tanto los millennials como los centennials.

Millennials y centennials, de distintas partes del continente, que se han conectado con las letras de Don Tetto, porque sienten que hablan de sus realidades. No sólo la rompen en Colombia, sino que también se han presentado en países como Estados Unidos, Puerto Rico, México y Perú.

El concurso Radioacktiva que le dio a Don Tetto su primer impulso

Para entender a Don Tetto es imprescindible mencionar algunas bandas de punk californianas, que eran de nicho en ese momento, y que era imposible pensar que serían una influencia para uno de los grupos de rock más grandes de Colombia: No Use For A Name, MXPX, Blink 182 (el más famoso de ese parche) o Millencolin, aunque este último es europeo.

Probablemente, varios de los anteriores estuvieron entre los que inspiraron a Diego Pulecio, Carlos Leongómez y Alberto Marenco, Juan Baratto -estos dos últimos, integrantes de la primera etapa de la banda- a poner todo en el proyecto al que pronto llegaría Jaime Valderrama. y Jaime Medina. Para así formar lo que ahora se menciona en redes como la primera formación oficial de Don Tetto.

Pero como explica Valderrama, Don Tetto no sólo suena al rock internacional (que también incluye grupos como Metallica, Kings Of Leon o Slipknot) que les educó en sus inicios, sino también a las canciones de salsa o merengue que escuchaban con sus padres. .

Con la nueva formación, meses después se presentaron a un concurso en la emisora ​​Radioacktiva, donde entre 300 bandas lograron destacarse entre 12 finalistas. Tres años después, sin haber lanzado aún su primer disco, se presentaron en Rock Al Parque 2006, a las cuatro de la tarde y frente a 60.000 personas.

Es cierto que el festival de rock más grande de Colombia es gratuito, pero también que no cualquier grupo reúne tanta gente en ese momento. Por si fuera poco, tocaron después de División Minúscula, exitoso grupo que venía presentando su disco. defecto perfecto con temas como “Sismo”, que sonó todo el día en el canal MTV.

Tan solo un año después lanzaron su álbum debut. lo que no sabiasproducido por Quindiano Jorge Holguín (Pyngwi), quien entonces se estaba convirtiendo en uno de los productores de rock más reconocidos de la escena colombiana y comenzaba a destacar por el estilo auténtico que le daba a las bandas con las que trabajaba, entre ellas The Black Cat Bone, El Sie7e o Los Molinos.

Con él, los Don Tetto presentaron un disco que recuerda clásicos como “It Happened Again”, “Failed Attempt” y “Addicted to Pain” (Lágrimas).

También comenzaron a definir un sonido que se profundizaría con su segundo disco. miénteme, prométemelotambién producido por Pyngwi, quien tiene el hit con más números en Spotify llamado “Don’t say Sorry” y otras canciones memorables como “My error” o “Bad Girls”, que fue incluida en la banda sonora de una famosa serie adolescente. hora, también transmitido por MTV.

Ese sonido que han mantenido durante tantos años es, para ellos, el motivo de su éxito. Perseguir tendencias puede ser válido, pero Don Tetto cree que también puede ser una receta para el desastre y que cuando el sonido se va, los fans van.

El otro sueño de vivir rentablemente de la música y el nacimiento del festival Día de Rock

Don Tetto ha tenido dos nominaciones al Grammy Latino, tres premios de la cadena latina de MTV y dos más en los premios europeos del canal, ocho premios Shock, 4 premios Nuestra Tierra y un premio de Nickelodeon, el canal infantil por excelencia, que ganaron. en 2015. Lo que ayuda a entender que Don Tetto no solo piensa en su público actual, sino también en los pequeños que podrían acompañarlos en el futuro.

Pero, aun así, ganarse la vida con el rock siendo sudamericano es una verdadera proeza y es posible que esa sea la razón por la que la banda inventó hace varios años su propio festival Día de Rock, que les ha funcionado tanto para generar ingresos como para mantenerse vigente en el rock o convertirse en plataforma para otras bandas colombianas o talentos emergentes.

Además, según explica Valderrama, cuentan con salas de ensayo propias en el norte de Bogotá y manejan distintos tipos de negocios con clientes u otras bandas independientes.

También tienen profesiones propias que han tratado de impulsar junto a la banda: Diego Pulecio es principalmente músico, pero Carlos Leongómez se graduó como ingeniero, Jaime Medina trabaja como arquitecto y Jaime Valderrama es administrador de empresas internacionales.

En los últimos años han tenido altibajos, como toda banda de rock independiente, pero tener claro cuándo parar les ha ayudado a crecer como músicos y como personas.

Entonces, cuando sus fans menos lo esperan, Don Tetto anuncia un show en algún lugar del continente o un nuevo álbum; como sucedió cuando en 2022 lanzaron su Castillos de arena o en 2023 su concierto acústico en directo. Ese es otro detalle a tener en cuenta, Don Tetto tiene tres álbumes en vivo que son auténticas reliquias que no se pueden encontrar si un fan de la new wave quiere comprarlos.

Don Tetto es una banda que vende conciertos, vende discos y, en consecuencia, también vende; Pero sólo por un tiempo. Tienen claro que pueden vivir de la música y van por veinte años más de carrera.

También saben que, si bien no son esclavos de los números, con temas como “Entre el norte y el sur”, que en tiempos pospandemia -y cada vez más adversos para el rock- supera el millón de reproducciones (Spotify), sus fans siempre Sé firme para seguir engañándola. O teteando.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT ‘Lives Outgrown’: Beth Gibbons abdicó de su reino: la voz de Portishead regresa con un nuevo disco