Riley Keough, nieta de Elvis Presley, demanda para detener subasta de mansión Graceland

Riley Keough, nieta de Elvis Presley, demanda para detener subasta de mansión Graceland
Riley Keough, nieta de Elvis Presley, demanda para detener subasta de mansión Graceland

Riley Keough, nieta del cantante, quiere frenar la subasta de la mansión Graceland.

Foto: Getty Images/Wikimedia

Riley Keough, nieta del cantante y actual propietaria de la propiedad “Graceland”, alega en su demanda fraude por parte de la supuesta empresa detrás de la subasta, la cual, dice, no existe y no tiene derechos sobre la propiedad.

Keough, actriz e hija de la fallecida Lisa Marie Presley, quiere obtener una orden para detener temporalmente cualquier intento de venta antes de que un tribunal se pronuncie sobre el fondo del asunto, según documentos judiciales obtenidos por CNN.

El origen del conflicto con la mítica mansión se creó luego de que Lisa Marie Presley supuestamente solicitara un préstamo de 3,8 millones de dólares a una empresa financiera y entregara como garantía una escritura de fideicomiso “Graceland”.

Hija de Elvis y madre de Keough, murió en enero de 2023. Lisa Marie Presley era la única heredera de “Graceland” y del patrimonio de su padre cuando éste murió en 1977, que ha valido cientos de millones de dólares. explica el citado medio.

“Estos documentos son fraudulentos”, alega Keough en su demanda. “Lisa Marie Presley nunca pidió dinero prestado a la empresa financiera y nunca les entregó el fideicomiso”, añade.

La demanda dice que esta empresa, que se llama Naussany Investments & Private Lending LLC y que afirma tener la escritura, “parece ser una entidad falsa creada con el fin de defraudar”, según la cadena estadounidense.

“Graceland” se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas del sur de Estados Unidos y durante años fue la segunda casa más visitada del país después de la Casa Blanca.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT ‘Lives Outgrown’: Beth Gibbons abdicó de su reino: la voz de Portishead regresa con un nuevo disco