“Estar en un grupo de rock no es una sentencia de muerte” – .

El cantante presenta ‘Forever’, el decimosexto disco de su banda y la vuelta a la euforia del rock.

Jon Bon Jovi (Nueva Jersey, 1962) llega a Londres precedido de un advertencia inusual: Sólo volverá a cantar con su banda en vivo si está al 100% de sus capacidades.

La confesión, contenida en el documental Gracias buenas noches (Disney+), ha creado un gran revuelo entre sus fans, que esperan como lluvia de mayo el lanzamiento de para siempre (Universal), que se estrenará el próximo 7 de junio.

Con su decimosexto álbum de estudio, Bon Jovi pretende marcar un nuevo hito en sus 40 años de leyenda musical. Sólo queda que su indiscutible líder –y “dictador benevolente”– termine de recuperarse de la operación en sus cuerdas vocales y así pueda seguir rodando eternamente como su ídolo, Mick Jagger.

Recientemente dijiste que no querías terminar como “Elvis gordo”. El título de su documental suena a despedida prematura…
Bueno, cuando hice esa confesión mi operación aún estaba fresca. El documental fue grabado durante dos años, y ahora estoy en otro momento, sin duda más positivo tras el lanzamiento del nuevo disco. Pero aún no estoy listo para salir de gira con la banda, ni quiero poner una fecha en el horizonte con la esperanza de que lleguen a la meta en plenas condiciones. Quiero asegurarme de poder dar conciertos de dos horas y media, cuatro días a la semana. Ese es mi objetivo y el de toda la banda: poder dar el 100% de lo que somos, como siempre lo hemos hecho en vivo.

¿No tienes miedo de la reacción de los fans?
Los fans siempre han valorado nuestra entrega en vivo, y es así como hemos creado una base muy leal en nuestras giras mundiales. Se merecen lo mejor y lo mejor que podemos hacer ahora es ser honestos con ellos.
Curiosamente el título de su último disco (para siempre) apunta en dirección contraria, como si tuviera la intención de perpetuarse en el tiempo…
Es que de repente, después de filmar el documental y repasar toda nuestra historia, sentí la necesidad de componer canciones que te hicieran sentir bien, como contrapunto al tono sombrío del disco anterior, 2020, que hicimos después del Covid y que, hasta cierto punto, funcionó como terapia personal. Después de la operación creo que cerré el círculo. Ha llegado el momento de preguntarme: “¿Dónde estoy realmente?” Y la verdad es que empiezo a sentirme bien, a pesar de todos los obstáculos. He podido volver a sentir alegría con la guitarra en mis manos y creo que eso se nota en el tono de los himnos y baladas de este disco. También me he sentido muy querido y apoyado por la banda y por toda la gente que tenemos a nuestro alrededor. Las reacciones han sido muy positivas…
…En contraste con el giro negativo que está tomando el mundo… Usted, al igual que su compatriota Bruce Springsteen, siempre ha brindado su apoyo a los presidentes demócratas. ¿Qué opinas de la perspectiva de un regreso de Donald Trump?
Vivimos un momento aterrador, si lo pensamos fríamente. Guerras, autócratas apoderándose del mundo, la amenaza de la inteligencia artificial, la manipulación de la verdad… Y lo que más me molesta es que la mayoría de la gente en Estados Unidos no está prestando atención a las elecciones, en cualquier caso sí presta atención. a los exabruptos que dice Trump en su juicio. A la mayoría de la gente sólo le importa llenar el refrigerador y el tanque de gasolina y demás… Espero que podamos conjurar la amenaza de Trump y que el mundo cambie de rumbo.
Usted ha admitido que se ha comportado como un “dictador benévolo” con su propia pandilla…
Imagino que el término sigue siendo igualmente válido. ¡Alguien tiene que tomar las decisiones! Siempre he acogido con agrado los comentarios, opiniones y aportaciones de la banda, pero han aceptado el mando y nadie me ha dicho hasta ahora: “Puedo hacerlo mejor”. Establecí una visión de dónde debería estar la banda y aquí estamos. Haber durado 40 años es todo un testimonio.
Son casi la banda de rock más longeva después de los Rolling Stones…
¡De ninguna manera! Eso es un mito. U2 ha existido por más tiempo que nosotros y también Metallica. Y, por supuesto, está Bruce Springsteen con su banda. Ya tiene más de 70 años y sigue dando conciertos de más de tres horas. Pero como menciona a los Rolling Stones, Mick Jagger es sin duda el hombre con mayúsculas. Con ochenta años y todavía rodando, y con un récord como Diamantes de Hackney Que es lo mejor que han hecho en años. ¡Dios bendiga a los Rolling Stones!
Cuando Richie Sambora dejó Bon Jovi después de 30 años, se dijo que fue como si Keith Richards dejara los Rolling Stones. ¿Pensó alguna vez en disolver la banda?
Hemos pasado por momentos difíciles, pero nunca hemos llegado a un punto de quiebre. Ni siquiera cuando Richie nos dejó sin previo aviso. Amaba mucho a Richie, pero él no iba a permitir que sus problemas con el alcohol y las drogas sabotearan la banda, que para mí es como mi gran familia. No habría sido justo para Dave. [Bryan]para ticos [Torres] o para el resto de músicos. Richie quería dejarnos, terminamos aceptándolo y terminamos perdonándolo. ¡Que Dios lo bendiga también!
¿Es cierto que usted se ha mantenido al mando limpio de drogas?
Estar en una banda de rock no tiene por qué ser una sentencia de muerte, lo he dicho antes. He visto caer demasiado joven a mucha gente con mucho talento… Yo no he sentido esa necesidad y siempre he buscado cierta estabilidad, tanto en mi vida profesional como personal. [está casado desde 1989 con el amor de su juventud, Dorothea, y es padre de cuatro hijos].
¿Es el rock compatible con la religión?
Para mí lo ha sido. Vengo de una familia católica, estudié en un colegio católico y aunque me alejé por un tiempo, he redescubierto la espiritualidad y el valor de la oración, como algo que ilumina desde dentro tus acciones.
¿Qué tiene en común vuestro himno por excelencia? Viviendo en una oracióncon prueba vivientesu último soltero?
Son dos grandes canciones de rock antiguo. Usamos el cuadro de conversación, el dispositivo de efectos de sonido de Peter Frampton, y creo que a la gente le gusta mucho. Cuando escribes una canción, nunca puedes estar seguro… Con Viviendo en una oración No tenía esa sensación de haber compuesto un golpear. Lo que suelo decirme cuando noto el buen rollo es: “¡Esta no está mal, vamos a por la siguiente!”.
¿Lo volveremos a ver este año en Wimbledon?
Por supuesto. Él ya era devoto de Rafa Nadal y ahora yo soy devoto de Carlos Alcaraz… No sé cuál es el secreto de España para engendrar estos monstruos del tenis.
 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¡Ese orgullo! Director musical, oriente antioqueño, fue premiado en Argentina – .
NEXT Taylor Swift rompe internet por su peculiar baile en The Eras Tour