Beth Gibbons aprende a vivir con la pérdida en su tan esperado debut en solitario

Beth Gibbons aprende a vivir con la pérdida en su tan esperado debut en solitario
Beth Gibbons aprende a vivir con la pérdida en su tan esperado debut en solitario

Hace poco menos de 30 años, Beth Gibbons Subió a los escenarios de Nueva York y cantó con su voz aterciopelada las canciones de Ficticio, el aclamado primer álbum de su grupo Portishead. Su actuación quedó inmortalizada como uno de los momentos musicales más emblemáticos de los años 90. Este año, y después de un proceso de producción que se extendió por una década, Gibbons volverá a subirse a los escenarios para encabezar la gira de su primer álbum en solitario. Vidas superadas.

En este esperado debut, Gibbons avanza una sombría procesión a través de los acontecimientos ineludibles de su vidahaciendo un inventario a lo largo del camino en el que la pérdida y el duelo la transformaron como persona. Amores truncados, sueños rotos, el sinsentido de la existencia, la maternidad y el paso implacable del tiempo en el cuerpo Estos son algunos de los temas a los que alude el artista en las diez canciones que componen el disco.

“Un pasajero en un viaje extraordinario”, así se describe Gibbons en “Flotando en un momento”, el primer sencillo del álbum donde siente que viaja hacia la nada misma, sin poder ver lo que le espera al otro lado cuando siente que ya lo vivió todo. La paleta sonora de Vidas superadas logra transmitir los cataclismos emocionales que atraviesa la artista a lo largo de su recorrido: percusiones amaderadas tan robustas que parecen salidas del centro de la tierra, guitarras acústicas y arreglos de instrumentos de cuerda y viento que merecen ser escuchados en vivo.

Vidas superadas comienza con “Dime quien eres hoy”, la canción que nos adentra en el mundo sonoro acústico y folk del álbum. Los arreglos de cuerdas, la siniestra percusión y el uso del ruano (un instrumento tradicional chino) generan la atmósfera ideal sobre la que se deslizan las armonías espectrales de Gibbons y nos convencen de prestar atención a lo que tiene que decirnos.

En “Carga de la vida”, canta una atormentada Gibbons sobre lo difícil que es para ella vivir, mientras rinde homenaje a las generaciones que amaron y caminaron por esta tierra como ella pero que ya no están presentes para contarlo: “Oh, las generaciones de amor / Generaciones desaparecidas razones.” La canción comienza con una guitarra acústica y luego logra transmitir el agobio del artista con un arreglo de violines disonantes. De repente, La voz de Gibbons cobra fuerza y ​​estalla sobre la música con la vitalidad de un brote que emerge de la tierra.. Todavía hay vida en este páramo.

Beth Gibbons. Foto: Netti Habel.

El reconocimiento de la propia mortalidad aparece también en “Cambios perdidos”, una balada con influencias del jazz que por momentos remite a las melodías etéreas de Beach House, donde Gibbons reflexiona sobre el paso del tiempo y advierte: “Para siempre termina/ Envejecerás”. La profundidad de los estribillos reverberan en su pecho y dan al enunciado el peso de la sabiduría antigua. Más tarde “Océanos”, la artista continúa examinando su vulnerabilidad mientras habla del cansancio y el dolor arraigados en el cuerpo femenino.

“Reaching Out” y “Rewind” representan los momentos más emocionantes del álbum.. En la primera canción, Gibbons transmite deseo y desesperación mientras le ruega a su amante que la acepte de una manera que ella misma no puede: “Necesito tu amor / Para silenciar toda mi vergüenza”. El clímax llega cuando Gibbons sostiene un vibrato alto y poderoso sobre la frenética pista de cuerdas y trompetas. Sin duda, Vidas superadas Es una prueba fehaciente de cómo la artista ha conseguido ampliar su increíble rango vocaluna hazaña que puso a prueba cuando asumió el papel de cantante lírica en la “Sinfonía nº 3” de Henryk Górecki, acompañada por la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional Polaca.

Por su parte, en “Rebobinar”, La desesperación de Gibbons es palpable cuando comenta sobre el estado del mundo y predice un destino apocalíptico.: “Este lugar está fuera de control/ Llega demasiado lejos/ Demasiado lejos para retroceder”. Esta es una de las canciones más experimentales del álbum, con sus capas de percusión baja y cacofónica y un efecto de rebobinado que se adapta al tema. Sin embargo, el desenlace de la canción termina con una grabación de los hijos de Gibbons teniendo un día cotidiano. La presencia de sus hijos disipa la sensación de caos inminente y la maternidad aparece como un embudo de esperanza.

Hacia el final de Vidas superadas, Gibbons repasa su vida y se ve sumida en el malestar más profundo. En “En venta”, el artista cuestiona los esfuerzos inútiles que hacemos para tapar el vacío, y nos hace la pregunta: “¿Cómo te gustaría que fuera la vida?/ Pregúntate/ ¿Elegirías el amor como yo?” La producción de la canción no es muy distinguible dentro del álbum y por momentos los versos son opacos.

Gibbons logra evitar esto en “Más allá del sol”, una canción folklórica melancólica que encuentra al artista plagado de culpa: “Si te hubiera conocido/ Desde el principio/ ¿Seguiría visitando/ El lugar en la oscuridad?” —susurra sobre un chillido disonante de fondo. No sabemos exactamente de quién está hablando ni dónde se conocieron, pero Su talento como letrista brilla cuando corre el velo un poco más allá de lo que está acostumbrada.. Mientras la artista intenta exorcizar esta culpa autoimpuesta, la canción implosiona en un dramático arreglo orquestal que refleja su lucha interna.

En una de las pocas entrevistas que concedió durante su carrera, Gibbons comenta lo que la impulsa a abordar el proceso creativo: “El sufrimiento por tu arte está sobrevalorado, pero obtengo una especie de satisfacción después de lidiar con mi paranoia e inseguridad.”. Incluso con casi 60 años, su motivación sigue intacta. Entonces es que Vidas superadas termina con “Amor susurrante”, donde la escuchamos finalmente hacer las paces con su pasado, acompañada de una guitarra acústica y sonidos de flauta. La canción cierra con ruidos de granja, que podemos suponer provienen del estudio que construyó en los campos de Devon, Inglaterra y donde grabó gran parte del álbum. Al final, se trata de volver a casa.

Escuchar Vidas superadas de Beth Gibbons en plataformas de streaming (Spotify, Tidal, Apple Music).

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Radio Municipal Cutral Co se renovó y mostró su actualización tecnológica – Cutral Co al Instante –.
NEXT “Pégame fuerte y suave” (2024) – .