Dua Lipa, reseña de su disco Radical Optimism (2024) – .

Dua Lipa, reseña de su disco Radical Optimism (2024) – .
Dua Lipa, reseña de su disco Radical Optimism (2024) – .

El regreso de Dua Lipa Es un conglomerado de buenas ideas que no están del todo bien desarrolladas. Una pieza que no logra reflejar una etapa verdaderamente creativamente productiva de la artista y que la ha cargado de odiosas comparaciones con su antecesor. Limitado por unas pocas canciones pop bien definidas, “Optimismo radical” Desprende una especie de sensación de inestabilidad, de frenazo y de falta de cohesión que hace que no entres del todo y no conectes del todo con él.

Es un álbum de buen rollo, sintetizadores quemados por el sol, vacaciones y descuido ante la vida. Un disco lleno de arreglos pomposos -y que no cuenta con sus mejores letras-, construido de la mano de Kevin Parker (Tame Impala) y Danny L. Harle. Dua Lipa Se toma las vacaciones de sus sueños en una onda pop a la que ya estamos acostumbrados. Un mal viaje que se aleja un poco de la obsesión discotequera que supuso “Nostalgia del futuro”a pesar de que esta esencia sigue muy presente en temas como “Houdini”; y todo el elaborado trabajo de perfección, esmero y madurez que transmitía su anterior entrega en esta ocasión desaparece. “Optimismo radical” Busca más encontrar la frescura y el juego de laboratorio del debut. Es un disco caótico ya que, a pesar de ser un proyecto bastante corto para lo que suele salir hoy en día, no se entiende del todo la decisión final de las canciones incluidas en el disco y cómo se retroalimentan entre sí. Aun así, para resaltar también lo bueno, hay que reconocer que la falsa sencillez que a veces presenta la propuesta se convierte en un auténtico “placer culpable” y hace que las mejores canciones del disco entren en bucle en tu playlist personal y se vuelvan adictivas a pesar de haberlas olvidado por completo. todos los otros.

El talento de Dua para hacer buen pop es desbordante y cuando quiere sabe dónde tocar para recordártelo. Sin embargo, el principal problema de “Optimismo radical” radica en el intento, e incluso la necesidad, del oyente de buscar más allá de lo que ya sabemos de la propia artista después de haber tocado el cielo con “Nostalgia del futuro”. En intentar hacernos creer que este disco, como decía su propia autora, es un proyecto de inspiración rave noventera y sangre psicodélica que sinceramente nos cuesta encontrar. Seguro que aquí hay poco de eso, de hecho, como decíamos antes, es un disco que nace a la sombra de la perfección pop alcanzada y que por suerte en ocasiones genera buenos momentos como el empujón funk de “Qué estás haciendo” o el crecimiento vocal de “Cayendo para siempre” bajo un aura algo más de casa. Y no hay muchas joyas escondidas con las que obsesionarse más allá de los singles, que hasta ahora podríamos definir como lo mejor del álbum. Nos gusta pensar, por supuesto, que todo podría haber sido muy diferente si la start-up de energía mediterránea que nació en “El final de una era” Habría iluminado mucho más el resto de la propuesta, dándole mayor identidad y no se habría truncado como ha acabado sucediendo.

Sabíamos que Dua tenía un gran desafío que superar con este lanzamiento. Por otro lado, es agotador ver toda esa narrativa de exigencia una vez que te tildan de estrella del pop en la que estás sujeto sólo a la perfección y tienes que demostrarle a las masas que estás a la altura del estándar que ellas deciden que cumplas. ser. Dua no es así, no quiere esa responsabilidad, no busca ser la reina de las listas a toda costa. Es una figura comercial sí, pero no tiene miedo de mostrar sus puntos débiles y arriesgarse si está haciendo la música que quiere. Vive la industria de otra manera, navega en el pop y lo hace acudiendo sin filtro de forma recurrente a todos esos espacios sonoros en los que disfruta y en los que se siente segura. Suponemos que para el próximo disco tendrá que dar un nuevo giro. La moda disco y ochentera se va, el EDM vuelve a asomar cabeza de forma extraña y estamos seguros de que en su cabeza sigue creciendo todo ese discurso raver que pretendía poner en este disco. Lo que no podemos decir es si las nuevas decisiones volverán a satisfacer las exigencias de todos aquellos que piden un himno pop constante, exigen éxito sin darle respiro a la estrella e incluso cancelarlo si no cumple con las expectativas.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV “España es uno de los socios más importantes de Argentina” – Notas – Radioinforme 3 – .
NEXT “El rock ha quedado desierto” – .