Carlos Herrera, en el primer día de lenguas cooficiales en el Congreso -El monólogo de las 8 de Herrera-.

Carlos Herrera, en el primer día de lenguas cooficiales en el Congreso -El monólogo de las 8 de Herrera-.
Carlos Herrera, en el primer día de lenguas cooficiales en el Congreso -El monólogo de las 8 de Herrera-.
---

Damas caballeros. Alegra oírlo. Buen día.

Es martes 19 de septiembre de 2023 y hoy es el día de los auriculares. Quiero decir, bbienvenido al día del pingüino. Ahora os lo voy a explicar antes de dejarme recrear una de las noticias del día: la presencia normalizada del rey Felipe VI en Barcelona, ​​en un ambiente de plena normalidad institucional, es decir, sin los habituales despropósitos de que estábamos acostumbrados. Colaus y todas esas tonterías.

Al menos para eso ha servido echar a Ada Colau del ayuntamiento. El nuevo alcalde Jaume Collboni fue recibido ayer por el monarca en el palacio de Albéniz, en una ronda de audiencia real que hacía muchos años que no se celebraba. Se ha ganado ese espacio de normalidad. Pero no nos engañemos, esa presencia no ha sido posible debido a la normalización de la política catalana.

Los independentistas, que antes plantaron cara al Rey, protestan hoy porque el alcalde de Barcelona ha sido recibido en audiencia. Los independentistas están como siempre. Lo que pasa es que la diferencia es que en Barcelona hay un alcalde que al menos tiene un mínimo de sentido institucional. Y ese alcalde está ahí porque el Partido Popular decidió que fuera él y no Javier Trías, el alcalde de la ciudad.

Cuando PP y PSOE consiguen colaborar para plantar cara al independentismo, la cosa funciona. Pero lamentablemente este tipo de pactos en los tiempos de Pedro Sánchez sólo pasan si benefician al PSOE. Nunca tienen reciprocidad. Es porque el PP ayuda al PSOE en ese momento, no porque el PSOE ayude al Partido Popular.

Pero bueno, hoy es el día del absurdo de tener que perder tiempo, energía y dinero de los contribuyentes en cuestiones que nada tienen que ver con los problemas verdaderamente apremiantes de los españoles.

Hoy el Congreso lanza unos auriculares de traducción simultánea para que los diputados que se entienden perfectamente en español puedan hacer el ridículo simulando lo contrario. Esto es algo ridículo, pero elementalmente teatral. Es decir, que todos esos mismos diputados que van a hablar en el pleno, en las lenguas cooficiales, algunos cuando salgan al pasillo, seguirán hablando en español para entenderse. Aunque sea para conspirar contra España en casa de Puigdemont, en Waterloo se habla español.

---

Hay muchas maneras de verlo. Hay quien no lo ve así, es su derecho y una forma de verlo ridículo y absurdo. En junio de 2022 se presentará una propuesta de reforma del Reglamento idéntica a la que entra en vigor hoy. Fue derrotado con 268 votos en contra.

¿Qué pasó para que ese rechazo abrumador se convirtiera de pronto en entusiasmo repentino? Sánchez necesita el voto de Puigdemont para sacar adelante su investidura. Es por eso todo lo que se rechazaba hace un año se acoge hoy con entusiasmo. Pasa con los auriculares, pasa con la amnistía. Lo que hace unos meses era rotundamente inconstitucional ahora es discutible, incluso deseable, si es a cambio del unilateralismo, que es el nuevo MacGuffin que han inventado.

Yo te doy la amnistía, pero tú me firmas un papel diciendo que no piensas implementar el unilateralismo, porque lo único que faltaba era que esta gente les diera la amnistía, que les dieran los huevos fritos, no importa. Y dentro de seis meses, quien esté allí, sea quien sea, después de las elecciones catalanas, por ejemplo, dirá:

  • Izquierda6:No hay configuración de publicidad para el espacio solicitado

Bueno, vamos, vamos. Declaramos unilateralmente la independencia de Cataluña… Realmente, no tienen calle por donde correr.

Pero volviendo al auricular, pensaréis que eso es el sanchismo, buscar problemas bajo las piedras para seguir gobernando. Si Puigdemont se ha puesto en aprietos con las lenguas, en la Unión Europea, por ejemplo, cuando vamos a la Unión Europea. A ver si conseguimos convencer a una institución que tiene 24 lenguas oficiales de que incluya tres más para que todos los países que también tienen lenguas regionales incluyan las suyas.

Y luego 60 idiomas, ya que para traducir a 24 hay que traducir a 60. Nadie quiere abrir ese melón. Pero bueno, el problema de los auriculares no es lo que nos va a costar, no es que le cueste al fisco un millón de euros, dos. Tampoco es la aprobación precipitada de un cambio de normativa. Todo se ha hecho rápido porque Puigdemont tenía que estar satisfecho. Lo peor de todo es la evidente intención de utilizar las lenguas para crear una ficción de supuestas naciones..

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV TQG, Las caderas no mienten y más tendencias en Google
NEXT Tiktoker Trece debuta en la música con ‘Bandido’: “La corona ya no es de Sofía”