La policía británica arresta a un joven por el asesinato de tres mujeres con una ballesta en Londres – .

La policía británica arresta a un joven por el asesinato de tres mujeres con una ballesta en Londres – .
La policía británica arresta a un joven por el asesinato de tres mujeres con una ballesta en Londres – .

Miércoles 10 de julio de 2024, 18:49

| Actualizado 20:20h.

Hasta hace unos días, Kyle Clifford era un veinteañero “bastante normal” de Enfield, al norte de Londres. Había trabajado como guardia de seguridad privada, había pasado un corto tiempo en el ejército y era muy querido por los vecinos del barrio, especialmente los jubilados. Un “buen tipo”, resumían quienes lo conocían o creían conocerlo. La policía británica detuvo el miércoles a este joven de 26 años por el asesinato de tres mujeres el pasado martes en una casa de Bushey, a unos treinta kilómetros al noroeste de la capital, tras casi 24 horas de intensa búsqueda. Las primeras investigaciones apuntan a un crimen “selectivo”, no a una casualidad, ya que el sospechoso actuó armado con una ballesta.

La alarma se dio en torno a las 19.00 (hora local) del martes cuando más de una decena de coches de policía, un helicóptero y varias ambulancias irrumpieron en el condado de Hertfordshire, donde vivían Carol (61 años), Hannah (28) y Louise (25), las víctimas. Eran la mujer y dos de las hijas de John Hunt, un popular comentarista de carreras de caballos de la BBC, cuyos compañeros se refirieron a lo ocurrido el miércoles como un suceso “devastador”, de una “maldad incomprensible”. No se sabe qué ocurrió exactamente en el interior de la casa pero una vecina creyó oír gritos “agudos”, voces cada vez más “estridentes”, apenas un cuarto de hora antes de que la llegada de las patrullas sembrara el “caos absoluto” en la zona. “Básicamente nos pusieron en cuarentena. “Es realmente estresante pensar que esto ocurrió tan cerca y que ninguno de nosotros se enterara y ninguno de nosotros pudiera ayudar”, dijo a Sky News la mujer, que pidió permanecer en el anonimato.

Ni la policía ni el personal médico pudieron hacer nada por Carol y sus dos hijas, que fueron halladas “gravemente heridas” y fallecidas en la casa, en cuya entrada ahora se amontonan ramos de flores y mensajes de condolencias. Lo ocurrido tras esa puerta fue descrito por Jon Simpson, jefe de la policía del condado, como “un incidente horrible en el que se cree que se trató de una ballesta, pero es posible que también se utilizaran otras armas”. Las autoridades británicas insistieron durante horas en que la población no se acercara al presunto autor del triple asesinato –cuya fotografía circula en medios y redes desde la madrugada del miércoles– si lo veían en cualquier sitio e instaron al propio Clifford a entregarse. No lo hizo y, tras una cantidad “abrumadora” de llamadas de personas que afirmaron haberlo reconocido en distintos lugares, el joven fue detenido en el cementerio de Lavender Hill, en Enfield. “No se busca a nadie más en relación con la investigación en este momento”, informó la inspectora detective Justine Jenkins.

Revisión de la ley

El presunto asesino fue sacado en camilla y trasladado al hospital porque estaba herido, aunque no se oyeron disparos en la zona. No quedó claro si Clifford todavía llevaba la ballesta que supuestamente utilizó en el incidente cuando fue detenido. La ley británica no exige una licencia especial para poseer una de estas armas, aunque es ilegal llevarla en un lugar público sin causa razonable. Su uso en varios crímenes en el Reino Unido -incluido un intento de regicidio contra Isabel II en 2021 por parte de un joven que se coló en el castillo de Windsor- llevó al Ministerio del Interior a iniciar a principios de año un análisis de la ley para una posible revisión. Su nueva responsable, Yvette Cooper, recién juramentada en el cargo, prometió este miércoles estudiar el asunto tras admitir que lo ocurrido con la familia Hunt es “tremendamente impactante”.

La investigación apunta a un asesinato “selectivo”, no aleatorio, que acabó con las vidas de Carol (61 años), Hannah (28) y Louise (25)

Lo que llevó a Clifford a empuñar una ballesta sigue siendo un misterio. Sus allegados aseguran que nunca vieron nada “raro” en él, y mucho menos un comportamiento “agresivo”. La policía insinuó el miércoles que el chico conocía a sus víctimas. Ahora le tocará a él dar su versión de los hechos después de mantener en vilo al Reino Unido durante casi 24 horas.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Consigue acceso a un mes completo por solo 0,99€

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Samuel García declara en sesión permanente Consejo del PC por huracán ‘Beryl’ – .
NEXT Conagua y Secretaría del Agua, en la mira – .