Quiero irme – .

Quiero irme – .
Quiero irme – .

Agustín Lagos 1.jpg

Agustín Lagos llamó la atención de varios equipos de Primera División

El mal momento de Agustín Lagos

El joven futbolista destacó la importancia de esta oportunidad para él y su familia, sobre todo tras la muerte de su padre: “Mis dos hermanos y yo nos hacemos cargo de los gastos y la realidad es que no llegamos a fin de mes. No creo que sea una locura lo que pido, quiero un buen sueldo que sea considerable para un jugador de Primera División”. Esta difícil situación económica ha llevado a Lagos a tomar medidas drásticas.

A raíz del malestar que generó la situación, Lagos decidió ausentarse de las prácticas del equipo hasta que se resuelva el conflicto. “Intentamos comunicarnos con el presidente, pero no, los dirigentes que me habían prometido cosas no dan la cara y es feo, me hace sentir desvalorizado (…) nunca fue la idea dejar de entrenar”, confesó el jugador. Sin embargo, tras dar la entrevista, Lagos decidió no presentarse al entrenamiento, como medida de presión.

El club de Primera División que quiere a Agustín Lagos

Según Lagos, la oferta de Vélez era de 900 mil dólares por el 80% de su traspaso, pero la dirigencia de Atlético Tucumán, encabezada por Mario Leito, pidió dos millones por el 100%. Esta alta exigencia ha complicado las negociaciones y ha generado más frustración en el jugador. “Lo que me molesta es que en términos de negociaciones tardaron mucho en responder. Por momentos sentí que no tomaron en serio mi situación. Eso es lo que no me gustó”, afirmó Lagos.

Desde Liniers, los dirigentes de Vélez siguen trabajando para incorporar a Lagos, conscientes de que su llegada supondría un gran refuerzo para el equipo, tanto en lo deportivo como en lo económico. El jugador, por su parte, está decidido a buscar nuevas oportunidades y espera que la situación se resuelva pronto.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Cómo invertir en Nequi para ganar dinero extra? El nuevo servicio de la plataforma – .
NEXT La familia real británica está en crisis. El rey Carlos III decide dimitir.