Juan Carlos llega a España en secreto, una advertencia de su hijo Felipe VI – .

Juan Carlos llega a España en secreto, una advertencia de su hijo Felipe VI – .
Juan Carlos llega a España en secreto, una advertencia de su hijo Felipe VI – .

Juan Carlos ha regresado a España por sexta vez desde principios de año. Un hecho que no sería destacable si no fuera por un detalle: en esta ocasión está pisando el territorio del Estado prácticamente ocultoSin previo aviso. Muy pocos conocían las intenciones del emérito, cuando no han pasado ni dos semanas desde que abandonó Sanxenxo y las famosas regatas. A su alrededor hay una corte celestial que filtra y anticipa sus movimientos, manteniendo a raya los ánimos de los juancarlismo muy arriba. Esta vez, sin embargo, se quedaron en silencio. Ni una palabra hasta que el Borbón de 86 años apareció en el Aeropuerto de Santiago de Galicia en un avión privado, y desde donde se trasladó en coche hasta la localidad de la Ría de Arousa, siempre acompañado por el armador, presidente del club náutico, fiel amigo y anfitrión del rey fugitivo, Pedro Campos.

Me sorprende la discreción y secreto de un Juan Carlos al que le hace más ilusión que una buena exhibición pública. También porque el objeto de esta nueva visita es, una vez más, la temática náutica y la competición en aguas de la costa pontevedresa. La Liga Española de 6mc afronta las últimas pruebas de la competición, y en el horizonte aparece el campeonato de Europa, una cita en la que el emérito quiere estar en plena forma. Por eso se está entrenando, aseguran sus íntimos. No hay rastro de intención alguna de acudir a Madrid y mantener un encuentro privado con su hijo Felipe VI en Zarzuela, algo que sí se desveló durante la última ocasión. No parece que la petición haya tenido una respuesta positiva. Y, desde luego, si ese encuentro se produjera, no sería estos días: Es el peor momento posible.

Juan Carlos in Sanxenxo / Europa Press

Felipe ya le ha advertido en muchas ocasiones que sus expediciones por el territorio nacional están sujetas a una premisa: no puede ofrecer espectáculos públicos que coloquen a la corona en una posición delicada. Y aquí entra en juego el tesoro más frágil de la Zarzuela: la heredera, La princesa Leonor. No quieren que se acerque demasiado, ni que le haga sombra, con sus idas y venidas, la figura y proyección de la futura reina. Y claro, estos días en los que tenemos a Leonor y Sofía en Cataluña, con visitas a los estudios de artistas como Jaume Plensa o la entrega de los Premios Princesa de Asturias en Lloret de Mar, los nervios están a flor de piel. Todas las miradas están puestas en las hijas de Felipe y Letizia, las portadas y titulares solo tienen dos protagonistas. Tres serían multitud. El abuelo molesta.

Sofía y Leonor en Cataluña / EFE

La llegada semisecreta de Juan Carlos apunta a dramaporque las condiciones meteorológicas no invitan a salir al mar, ni siquiera a pasear por este lugar. Ha llegado con fuertes lluvias, y veremos si volvemos a ver el sol: la previsión para todo el fin de semana es bastante pesimista. Un desastre. El viaje se podría haber salvado, Pero su deseo de protagonismo le vence. Incorregible.

Juan Carlos during a visit to Sanxenxo / GTRES

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El huracán Beryl se degradó a categoría 3 y esta es su ubicación – .
NEXT Israel considera oferta de paz para Gaza mientras Hezbolá lanza ataques – .