Premio a la Diplomacia Comprometida para el embajador de Suiza en Cuba durante el 11J – .

Premio a la Diplomacia Comprometida para el embajador de Suiza en Cuba durante el 11J – .
Premio a la Diplomacia Comprometida para el embajador de Suiza en Cuba durante el 11J – .

La Habana/El exembajador de Suiza en Cuba Mauro Reina, quien condenó públicamente la represión policial durante las protestas del 11 de julio de 2021 (11J), recibió este martes el Premio a la Diplomacia Comprometida con los Derechos Humanos. Desde Buenos Aires, donde tiene su sede el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), que otorga el galardón, celebró el apoyo a las personas que fueron “referentes democráticos” durante las manifestaciones y que terminaron en un “exilio forzado”.

Reina, nacido en 1964, residente en la isla de 2019 a 2023 y testigo de la deriva represiva del régimen tras el 11J, dedicó su premio a “los cubanos que luchan por un futuro mejor pese a los riesgos para su libertad y seguridad”.

Cadal recuerda la serie de mensajes enviados en la red social X por la Embajada de Suiza en La Habana tras las protestas. El primero de ellos, publicado el 15 de julio, expresaba la “preocupación” de la sede por los acontecimientos y exigía sin tapujos el respeto a la “libertad de reunión y expresión”. Fue una de las primeras instituciones en pedir la liberación de los presos políticos e interpeló directamente a las autoridades a favor de un “diálogo inclusivo” con los manifestantes.


Dedicó su premio a “los cubanos que luchan por un futuro mejor a pesar de los riesgos a su libertad y seguridad”.

La embajada también lamentó públicamente la salida al exilio del jurista Julio Antonio Fernández Estrada, “contacto cercano” de la sede diplomática. En el mismo mensaje, lamentaron la estampida de profesionales y ciudadanos que, por su oposición al régimen en diversos grados, se habían sentido obligados a abandonar el país.

Fernández, que hasta hace poco formaba parte del programa Scholars at Risk de la Universidad de Harvard, elogió a Reina por recibir el premio y dijo que había sido un “ejemplo” de diplomático comprometido “con la integridad de sus responsabilidades hacia su gobierno y con el respeto y la sensibilidad hacia los problemas del pueblo cubano”. Asimismo, destacó que Reina había desarrollado su trabajo en un contexto diplomático como el de La Habana, donde es poco frecuente que los diplomáticos pidan cuentas al régimen por sus acciones contra los derechos humanos.

Manteniendo el equilibrio y el decoro inherentes a su profesión, explicó Fernández, Reina comprendió “los dolores y la grandeza del pueblo cubano” y estuvo a la altura de los acontecimientos políticos que vivió en la Isla.

Reina recibió también elogios del periodista Abraham Jiménez Enoa, residente en España, quien lo felicitó por acompañar a quienes “se esforzaban por cambiar el rumbo de la vida en Cuba”. Coincidió con Fernández en que se trataba de “un gesto que muy pocos diplomáticos extranjeros en Cuba tienen el coraje de realizar”.


Manuel Cuesta Morúa, vicepresidente de la plataforma opositora D Frente, aplaudió la “incansable discreción” de Reina

Por último, Manuel Cuesta Morúa, vicepresidente de la plataforma opositora Frente D, aplaudió la “incansable discreción” de Reina y su “sensibilidad ante los grandes problemas que enfrenta Cuba, incluidos la democratización y la sociedad civil”. Subrayó el tacto del diplomático para transmitir la visión de su Gobierno sin perder su cercanía a la oposición, que manifestó “abiertamente” en todo momento.

En una entrevista con el periodista argentino Jorge Elías el lunes, Reina explicó que “en materia de derechos humanos la neutralidad no juega ningún papel”. Calificó sus días en La Habana como “muy interesantes y a veces difíciles”. Las relaciones entre Cuba y Suiza, dijo, son “bastante intensas”, por lo que cualquier apoyo a la oposición es un asunto delicado. Dijo que en todo momento durante su misión había contado con el apoyo de las autoridades suizas. Calificó la situación actual en el país como una “crisis multidimensional” porque las autoridades no quieren renunciar a sus “dogmas”.

Nacido en Lugano y licenciado en Derecho por la Universidad de Ginebra, Reina ha sido diplomático en Buenos Aires, Madrid, Berna, Roma, Kazajistán, La Habana y desde agosto de 2023 es jefe de la misión diplomática suiza en Dinamarca.


Reina ha sido diplomática en Buenos Aires, Madrid, Berna, Roma, Kazajstán, La Habana y Dinamarca.

Desde 2003, Cadal otorga el Premio a la Diplomacia Comprometida con los Derechos Humanos a 16 diplomáticos que residen en Cuba desde hace tiempo y se han distinguido por su firme postura frente a los excesos del régimen. La organización también entregó un premio especial al escritor chileno Jorge Edwards, cuyo libro Persona non grata Puede leerse como la crónica de un diplomático que ejerce su labor en una dictadura.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El retrato del crimen – .
NEXT El posible aumento de los precios del gas y la electricidad crea incertidumbre entre los exportadores de manzanas polacas – .