Cumbre de la OTAN en Washington – .

Cumbre de la OTAN en Washington – .
Cumbre de la OTAN en Washington – .

Washington (EFE).- La OTAN ultima los preparativos para una cumbre que comienza este martes en Washington con la conmemoración del 75 aniversario de la Alianza, en la que reafirmará su apoyo de larga data a Ucrania en un momento en el que Rusia ha intensificado sus ataques contra objetivos civiles ucranianos.

“En Ucrania, Rusia continúa su brutal guerra. Este mismo lunes hemos presenciado horrendos ataques con misiles contra ciudades ucranianas, que han matado a civiles inocentes, incluidos niños. Condeno estos atroces ataques”, afirmó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en un comunicado junto al secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin.

El político noruego se pronunció en la capital estadounidense sobre los últimos ataques con misiles rusos contra Ucrania, que alcanzaron un hospital infantil y dejaron al menos 37 muertos, incluidos niños.

Dejó claro que Rusia no puede esperar que la OTAN abandone a Ucrania, sino que “tendrá que sentarse y aceptar una solución en la que Ucrania prevalezca como nación soberana e independiente”.

Nuevo paquete integral de apoyo a Ucrania

En este sentido, los jefes de Estado y de Gobierno de los 32 aliados respaldarán un nuevo paquete integral de apoyo a Ucrania que, en palabras de la embajadora estadounidense ante la OTAN, Julianne Smith, “ayudará a Ucrania a modernizar sus fuerzas, crear una fuerza para el futuro, trabajar en aspectos como la interoperabilidad con la Alianza y seguir transformando su Ejército”.

“Estamos construyendo un puente para acercar a Ucrania a la membresía de la OTAN”, dijo Smith en la radio pública estadounidense NPR.

Los aliados coinciden en que esto ocurrirá cuando el país esté listo, aunque todavía no han precisado una fecha para ello en esta cumbre.

Se espera que los aliados aprueben un paquete de ayuda para Ucrania que incluiría un papel principal para la OTAN en la gestión de los suministros internacionales de armas al país invadido, el entrenamiento de sus soldados y un fondo de unos 40.000 millones de euros para pagar el equipo militar que Kiev necesita para defenderse.

También abordarán sus necesidades más urgentes en el campo de batalla, en particular las relacionadas con las defensas antiaéreas y la munición de artillería.

El liderazgo de Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, organizará una ceremonia en el Auditorio Andrew W. Mellon el martes por la noche para conmemorar los 75 años desde que se firmó allí el Tratado del Atlántico Norte fundacional de la Alianza el 4 de abril de 1949.

Biden será el anfitrión de la cumbre en un momento en el que existen dudas sobre su capacidad, dada su edad, para ser el candidato demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre tras su débil desempeño en el reciente debate con el candidato republicano Donald Trump.

La Casa Blanca negó el lunes cualquier preocupación entre los países de la OTAN sobre el futuro político de Biden.

“No hemos recibido ninguna señal de ello en nuestras conversaciones anteriores con ellos. Todo lo contrario. Están entusiasmados con esta cumbre, con las posibilidades y las acciones que emprenderemos juntos, en particular para ayudar a Ucrania”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby.

Disuasión y defensa

El miércoles, los líderes aliados mantendrán una primera sesión de trabajo donde esperan aprobar la declaración de la cumbre, que se centrará en apuntalar el apoyo duradero a Ucrania, fortalecer la política de disuasión y defensa y profundizar las relaciones con los socios del Pacífico frente a los desafíos planteados por China.

El jueves se celebrará el Consejo OTAN-Ucrania, con la participación del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, así como una sesión con los socios del Pacífico (Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda) y la Unión Europea.

La OTAN está convencida de que su seguridad “no es regional, sino global”, como lo demuestra, afirmó Stoltenberg el lunes, el hecho de que Irán, Corea del Norte y China estén “apoyando y permitiendo la guerra ilegal de agresión de Rusia contra Ucrania”.

Para implementar la estrategia de defensa de 360 ​​grados de la OTAN, los dirigentes prevén adoptar una nueva estrategia para prestar más atención a los desafíos (olas migratorias, inestabilidad política), pero también a las oportunidades que surgen de los países vecinos del sur de la Alianza, desde Oriente Medio hasta el Golfo de Guinea.

Para hacer frente a estos desafíos, los aliados reafirmarán su compromiso de invertir al menos el 2% de su PIB en gastos militares. Hasta 23 aliados ya invierten esa cantidad, frente a sólo tres hace diez años, cuando se fijaron ese objetivo.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Cantabria intensificará la vigilancia en el Monumento Natural de las Sequoias – .
NEXT El Gobierno local lamenta que el PSOE “aún no haya firmado” la carta a Montero para pedir “medidas contra la deuda”