“El reto más importante es conseguir buenos candidatos” – .

“El reto más importante es conseguir buenos candidatos” – .
“El reto más importante es conseguir buenos candidatos” – .

El próximo 11 de julio la Comisión de Nombramientos del Tribunal Supremo (CSS) celebrará su primera sesión de trabajo, presidida por Miquel Cortés, rector de la Universidad Rafael Landívar (URL), universidad que será también sede de la comisión.

Su tarea será proponer una nómina de los mejores 26 profesionales para dirigir la CSJ en el periodo 2024-2029, de los cuales 13 serán elegidos por el Congreso como magistrados titulares; el resto quedará como posibles sustitutos en caso de renuncia o fallecimiento de un magistrado titular.

En el proceso de renovación del Poder Judicial para el periodo 2019-2024, el Ministerio Público (MP) presentó una denuncia penal en la que expuso aparentes presiones para manipular la lista de candidatos que llegarían al Congreso.

Esto derivó en una serie de acciones judiciales que paralizaron el proceso de renovación de la CSJ y de la Corte de Apelaciones. El magistrado que asumió en 2014 recién entregó su cargo en noviembre de 2023.

Ese magistrado estuvo en su cargo nueve años, cuatro años más, violando los plazos que dicta la Constitución Política de la República de Guatemala.

Grupos ciudadanos que observan el proceso de renovación de las Cortes, como el Movimiento Pro Justicia y Guatemala Visible, destacan posibles actores que buscarían incidir en la integración de las listas, pero también advierten que será un proceso con acciones legales que desatarán una batalla jurídica.

Entre los posibles actores considerados por los grupos de monitoreo están Nester Vásquez, presidente de la Corte Constitucional (CC); Estuardo Gálvez, exrector de la USAC; y Roberto López Villatoro, mejor conocido como “el rey del tenis”.

El presidente de la comisión de postulaciones a la CSJ anunció que ya cuentan con un equipo jurídico que estudiará cualquier ataque judicial contra su futura labor. Asimismo, resaltó la necesidad de que la sociedad vigile el proceso de renovación de las Cortes.

¿Cuáles serán los principales retos para el comité de nominaciones que usted preside?

Primero, debemos llegar a acuerdos dentro de la propia comisión; pero el reto más importante es asegurar que se seleccionen buenos candidatos, pero eso no depende de nosotros.

Debemos incentivar a los abogados y jueces a que postulen a los mejores candidatos, porque vamos a trabajar con una lista de candidatos. De ahí haremos el esfuerzo de escoger a los más aptos, pero deben tener buenos antecedentes.

Gente honorable, gente comprometida con el país, con cambiar el sistema de justicia. Depende mucho también de la importancia que la sociedad le dé a este proceso, de que la sociedad observe cada uno de los pasos que damos.

¿Cómo conseguir que participen candidatos honestos?

La sociedad debe ser la que incentive a estos candidatos; todos los sectores sociales deben incentivar a los mejores profesionales del derecho, con la mejor experiencia, pero también con la probabilidad y la ética necesarias para un puesto tan importante como es el de magistrado de la Corte Suprema.

Evaluaremos los perfiles en la Comisión, de manera objetiva y también democrática, porque la Comisión está formada por 37 profesionales.

¿Cómo garantizará el Comité de Nominaciones la transparencia de todo el trabajo venidero?

Las sesiones son públicas, por lo que tenemos que garantizar que sean públicas y transparentes, y por lo tanto la prensa estará allí, tiene su espacio, pero también lo estarán los organismos de observación nacionales e internacionales.

Hay algunos que han hecho contactos, por ejemplo la Organización de Estados Americanos (OEA) y otros. Estos grupos y organizaciones también tendrán su espacio.

Recibiremos todas las sugerencias escritas que nos envíe la Comisión y las presentaremos a la Comisión para su consideración.

Personalmente no me he reunido con nadie, he estado esperando la juramentación para no dar ninguna opinión y a partir de ahora estamos abiertos a cualquier grupo, pero cualquier petición debe ser por escrito a la Comisión y con mucho gusto la tomaremos en consideración.

Los procesos de los comités de nominación están rodeados de acciones legales. ¿Cómo se están preparando para estos escenarios?

Bueno, en primer lugar, quisiera decir que es lamentable que se estén paralizando los procesos democráticos y los procesos de transparencia. En caso de que se presenten este tipo de situaciones, ya tenemos un equipo jurídico preparado para atenderlo.

También se habla de que ciertos sectores quieren influir en el trabajo de los comités de nominación. ¿Cómo afrontarían las posibles presiones?

Tenemos que minimizar todos los riesgos y hacer todo lo posible para evitar que se produzcan situaciones de este tipo. Tenemos que apelar a la ética de los comisarios, de los grupos y también de los políticos, y a medida que surjan situaciones, las abordaremos.

La CC ya rechazó recursos que buscaban detener el trabajo de las comisiones de postulación. ¿Cómo evalúa esos intereses en no renovar la CSJ?

Hay intereses que se resisten al cambio, es algo normal en las personas y en los grupos. La CC ya ha dado su opinión y ha dictaminado en estos recursos que el proceso sigue adelante, por el momento. Confiemos en la CC en este momento.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV La galería Santo Domingo de Salamanca explora los vínculos de “reconocimiento mutuo y amistad” entre Venancio Blanco y otros artistas contemporáneos
NEXT HYUNDAI SANTA FE, diseñado para un estilo de vida al aire libre – .