El primer día en la ‘oficina’ de la nueva Granada de Abascal – .

Llega el regreso del Granada a la ‘oficina’. Guillermo Abascal se pondrá el chándal del club para trabajar sobre el césped por primera vez como técnico. Antes, pruebas médicas y una presentación ante los medios de comunicación, que también servirá para Escuchemos las primeras reflexiones de Matteo Tognozzi, director deportivo, en este mercado estival que ya se abre a los fichajes. De momento, el club ha oficializado dos, el del central Pablo Insua, que llega libre; y el del portero Luca Zidane, mediante el pago de su cláusula de rescisión de 500.000 euros. Ambos tienen experiencia de sobra en una categoría, LaLiga Hypermotion, que destaca por su igualdad competitiva, aunque los rojiblancos manejan uno de los presupuestos más elevados. La premisa económica no es tan determinante en Segunda División, que se convierte en una guerra intensa, sin cuartel.

El Granada tiene hasta el momento 19 licencias profesionales: los porteros Luca Zidane y Marc Martínez; los defensas Ricard Sánchez, Pablo Insua, Miguel Rubio, Ignasi Miquel y Carlos Neva; los centrocampistas Hongla, Gonzalo Villar, Sergio Ruiz, Gumbau y Melendo; los extremos Corbeanu y Józwiak; y los delanteros Uzuni, Boyé, Arezo, Weissman y Diédhiou. Probablemente Hongla pueda llegar un poco más tarde, ya que disputó partidos con Camerún al final del pasado campeonato y tiene menos días de descanso, al igual que Luca Zidane, que disputó playoff con el Eibar; será titular el miércoles. El resto, en principio, deberían estar, aunque está por ver si están en condiciones los que acabaron la temporada lesionados, como Uzuni y Józwiak.

A este grupo se unirán varios jugadores de la cantera. Aunque el club no ha hecho pública la lista oficial, es probable que estén el portero Fran Árbol, el central Óscar, el lateral izquierdo Miguel Ángel Brau, el pivote Mario González, los extremos Pablo Sáenz y ‘Chiqui’ Rodelas y el delantero Faye. Es posible que haya algún integrante más del Recre.

Sea evidente o no, el objetivo del Granada no puede ser otro que regresar cuanto antes a Primera División. Está en el grupo de favoritos, junto a los otros equipos recientemente descendidos, Almería y Cádiz. La tendencia es que uno o dos de los que descienden suban a la primera. El Valladolid, directamente, y el Espanyol, a través del play-off, cumplieron esta misión la temporada pasada. Los rojiblancos pueden examinar qué patrones siguieron ambos para intentar emularlos.

Ambos clubes vendieron jugadores cuando descendieron, pero mantuvieron parte de su plantilla. El Valladolid traspasó al extremo Gonzalo Plata, a los laterales Iván Fresneda y Luca Olaza, y a los delanteros Cyle Larin, Sergio León y Sergi Guardiola, más la opción de compra obligatoria por Shon Weissman y la cesión pagada de Amallah al Valencia. Otra cesión, la de Machís, sólo cubrió su amortización, ya que tenía una opción de salida por una temporada, igualando su salario; el Cádiz así lo hizo.

Los pucelanos, sin embargo, sí exprimieron a parte de su medular y disfrutaron de algunas cesiones rentables, como las del central César Tárrega, el pivote Olivera, el extremo Raúl Moro y el centrocampista Meseguer, procedente del Granada, por los que tuvieron que pagar cuando ascendieron. Todo ello combinado con la aportación de un delantero llegado libre procedente del Alavés, Sylla, que marcó ocho goles en Liga. Boyomo (uno de los pocos por los que pagaron), Biuk y Juric en verano, o Negredo y Amath en invierno, contribuyeron a la causa. Marcos André, su fichaje más caro, lleva muchos meses lesionado.

Los blanquivioletas han soportado mucha presión de su afición y su entrenador, Paulo Pezzolano, ha tenido una relación tensa con la afición, pero se han resarcido de todo para ir subiendo. Lo malo es que, al igual que el Granada, han comprometido muchas de sus opciones de fichaje: Meseguer y André del Granada, Amath, Juric y Raúl Moro. Esto les podría lastrar en su lucha por la permanencia.

Grandes ventas

El Espanyol, por su parte, también tuvo que hacer caja antes de emprender la campaña en Segunda División. Hizo negocio con la venta de César Montes al Almería (catorce millones) así como con la de Darder al Mallorca (ocho). También hizo caja con Keddari, Vilhena, Víctor Gómez y Dimata. Joselu activó su cláusula de rescisión cedido por una cantidad modesta, 500.000 euros.

Los pericos ficharon a Pere Milla por tres millones y a Savi por 700.000 euros, pero la clave estuvo en evitar que sus delanteros escucharan los cantos de sirena, tanto Puado, comprometido con ser de la casa; como Braithwaite, que dio muchos problemas para seguir, pero que al final ha sido decisivo marcando 22 goles. También Cabrera en la zaga.

Aportaron canteranos como Joan García bajo palos o Jofre Carreras, que volvió del Mirandés, junto a otros con más experiencia como Gragera o Melamed, que se ha marchado al Almería. Pese a tener un potencial tremendo, el empinado ascenso a la élite se produjo por un largo camino y con tres entrenadores pasando por su banquillo. Un aviso para los que vengan detrás, como esperará hacer el propio Granada.

Segundo mercado

En LaLiga Hypermotion, el Burgos ya tiene portero. Ander Cantero llega procedente del Racing de Ferrol. Al Albacete se suma el central Diego González, ex del Elche.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Acuerdo para utilizar las aguas subterráneas del Metro de Málaga para riego de zonas verdes y limpieza viaria – .
NEXT Leganés avanza en lo comercial con el Programa Diagnóstico Global 2024 – .