Los libreros del Mercado de Sant Antoni, contra las cuerdas por un problema de filtraciones – .

Los libreros del Mercado de Sant Antoni, contra las cuerdas por un problema de filtraciones – .
Los libreros del Mercado de Sant Antoni, contra las cuerdas por un problema de filtraciones – .

Crisis entre los comerciantes de Mercado dominical de Sant AntoniLos comerciantes, dueños del espacio que ocupa mayoritariamente el entorno del nuevo mercado, han clamado contra lo que consideran La reforma ‘fallida’ que el icónico enclave comercial barcelonés sufrió y que afecta directamente al gremio de librerosqué Se mojan cada vez que llueve por las goteras.

“Un libro mojado es un libro que está estropeado y no se puede vender, así de sencillo”, aseguran varios vendedores Metrópoli, que exigen una revisión de los techos de las paradas y denuncian una situación de desamparo por parte de la Instituto de Mercadosque depende de la Ayuntamiento de Barcelona.

Hornos

Dice uno de los libreros más veteranos del emblemático mercado que, desde el principio, Rechazaron el techo actual de las marquesinas cuando se terminó la renovaciónallá por el año 2018. Esto, Compuesto por láminas de aluminio“se convierte en un horno Cuando hace sol, en un refrigerador Cuando hace frío y No deja de gotear cuando llueve. El problema sería tan fácil de solucionar como poner un tejado de tejas como el del edificio principal, algo que se ha solicitado. Sin embargo, lo que han anunciado es que quieren instalar paneles solaresun hecho que promoverá aún más un aumento de la temperatura”.Vender bajo esos techos va a ser horrible“, comenta el librero. No obstante, ésta es una de las medidas que propone el Ayuntamiento para mejorar la impermeabilización del espacio, señalan fuentes municipales.

“Hay una sensación de que somos superfluos, de que No nos quieren aquí“Quienes deciden esto no saben qué son los libros usados ​​y el valor que tienen. No todo el mundo puede pagar 30 o 40 euros por un libro nuevo”, aseguran. “No entendemos cómo detrás de estas obras había perfiles técnicos y arquitectos que daban el visto bueno”, reflexionan.

Cómics mojados por las filtraciones en el mercado de Sant Antoni

OTORGADA

Modelos inadecuados

Otro dominicalista añade que el modelo y la empresa elegida no fueron los adecuados. “Si mirabas el catálogo de la empresa, se veía que eran cubiertas de pérgolas para piscinas”, lamenta. “Como no les convencía, el Ayuntamiento les ofreció hacer una prueba con un aspersor que no demostró nada. Tras las primeras lluvias el producto se estropeó”. Son estructuras que No tienen un buen sistema de drenaje.por lo que se inundan con facilidad. De hecho, detallan que se han dado ocasiones en las que estos techos han venido a ceder. Tras uno de estos episodios, ocurrido en el verano de 2023, el consistorio arrancó con varias medidas para mejorar la mantenimiento de drenaje y pintura de pergolas con pintura de poliuretano, asegura el Ayuntamiento. Son medidas coyunturales, pero que no han conseguido solucionar el problema.

Tras repetidos episodios en los que el tiempo dañó los libros, los comerciantes pidieron al Instituto de Mercados una indemnización por los daños. La respuesta, critican, es siempre la misma: La responsabilidad recae en el comercianteCada semana, si se pronostican lluvias, la institución envía un aviso a los propietarios. Si abren y pierden dinero por daños materiales, No se realiza ninguna compensación “Porque el Instituto nos ha avisado. Si perdemos la facturación del día, aunque al final no llueva, no tendremos derecho a indemnización porque somos nosotros los que no hemos abierto. Al final, siempre nos pillan desprevenidos”.

Perdidas economicas

Tanto es así, se queja el expresidente del Gremi de Llibreters de Vell y propietario de la librería Fénix, Fuente Marçalque, aunque se hayan enviado pruebas de los daños, la agencia considera que “siguen siendo vendibles aunque baje su precio”. En esta situación, Cada domingo lluvioso puede suponer para los libreros pérdidas que van desde varios cientos hasta 3.000 euros, ellos señalan.

Libros dañados al mojarse por goteras en el mercado de Sant Antoni

OTORGADA

Tras su aprobación en 2007, los tenderos fueron trasladados a un mercado temporal cuando comenzaron las obras en 2009. Los tenderos permanecieron en la calle Urgell durante casi una década, hasta que pudieron volver. Los que ocupan las carpas, sin embargo, lamentan que poco a poco hayan ido perdiendo espacio. De hecho, hoy esta zona ocupa 450 metros de longitud, frente a los 750 metros iniciales. Solo un mes después de la reapertura, en verano de 2018, el mercado había sufrido tres inundaciones.

Llama la atención, señala una de las fuentes consultadas, que en ese pleno sobre la reforma de los equipamientos municipales “Se habló de cartasy no el resto de productos”. Sucede que el tradicional intercambio de cromos, así como otro tipo de objetos coleccionables tan populares entre los niños hace apenas dos décadas, era un Actividad fuera del mercadoEste hecho anecdótico, sin embargo, “ejemplifica cuánto sabían sobre el problema”, cree.

Problemas de drenaje

Pero las marquesinas no son el único problema. alcantarillado Tampoco funciona, dicen. Los desagües no drenan el agua de manera eficiente y el techo del mercado está lleno de nidos de palomasAunque de vez en cuando se realizan los trabajos de mantenimiento antes mencionados, siguen apareciendo nidos, las palomas siguen defecando sobre los clientes y los desagües siguen obstruyéndose.

Las filtraciones provocan daños en los puestos de libros del Mercado de Sant Antoni

OTORGADA

Sin embargo, la labor de estos comerciantes que, cada uno por sus motivos, deciden abrir sus puestos cada domingo en uno de los pocos mercados dominicales de la ciudad se ve empañada por las deficiencias en cuanto a su funcionalidad y por la falta de cobertura que se da a los trabajadores. Por el momento, el consistorio confía en que la La instalación de paneles fotovoltaicos acaba con el problema de las fugasalgo que es recibido con gran escepticismo entre los comerciantes.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Macri asistirá, pero los jueces de la Corte Suprema no asistirán al acto – .
NEXT Dina Boluarte y Alejandro Soto enviaron carta en rechazo a fallo de la CIDH