¿Modernidad o pérdida de identidad? – .

Recuerdos de Pilar para peluches, drones y aspiradoras. cierre de negocios tradicionales en el centro de Zaragoza deja vacíos locales en ubicaciones muy cotizadas que suelen estar ocupadas por cadenas internacionales y cambian el mapa comercial de la ciudad. El último local en experimentar este ‘lifting’ ha sido el que ocupaba hasta 2020 la tradicional tienda de ‘souvenirs’ El Mañico, en la céntrica calle de Alfonso I. El espacio que antes estaba abarrotado de figuras de la Virgen, adoquines de caramelo, postales o frutas de Aragón, ha sido completamente renovado para convertirse desde esta semana en el La primera tienda de Yourbox en la ciudad y segunda en Españauna marca de comercio electrónico, pero con tiendas físicas.

¿Modernidad o pérdida de identidad? O ambas cosas. ¿Están los centros urbanos condenados a ser iguales en cuanto a oferta comercial? Entre las causas de este cambio están los altos precios de los alquileres que actúan como barrera de entrada para el pequeño comercio, la falta de relevo generacional en el comercio tradicional y el cambio de hábitos de los consumidores, que buscan otro tipo de productos y marcas.

Alquileres de 4.500 euros al mes

“Antes había muchos operadores locales, pero Ahora los únicos que pueden permitirse estos alquileres son los operadores nacionales e internacionales”Así lo reconoce Alicia Noguera, responsable de retail de la consultora inmobiliaria CBRE Zaragoza, sobre ubicaciones como la calle Alfonso. Pone como ejemplo que para un local de entre 100 y 300 metros cuadrados, las rentas rondan los 45 euros el metro cuadrado, es decir, Entre 4.500 y 13.500 euros al mes.

“Hoy en día, a un negocio tradicional le resulta difícil pagar el alquiler en una calle de primera clase”En esto coincide Fernando Baena, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón. Además, el sector afronta su propia reconversión. “En realidad, el comercio tradicional o está muy especializado o no funciona”, apunta.

El propio sector es consciente de esta tendencia que se viene viviendo en los últimos años. “Se está perdiendo el comercio tradicional, sobre todo en la calle Alfonso, pero no se pierde actividad”“Un local cerrado reduce la actividad comercial”, añade Alejandro Aznar, responsable de la administración de Lotería del Rosario, uno de los negocios del grupo comercial Zaragoza Esencial. “En muchas calles de la ciudad se están vaciando las superficies comerciales, dejándolas sin vida.

Además del alto precio de los alquileres, atribuye el cambio a que “no hay relevo generacional”. Hay momentos en los que “Los hijos o sobrinos, que están mejor preparados, han visto la dedicación en tiempo y esfuerzo personal y familiar y hay cierta reticencia a continuar”. Por tanto, con la jubilación del fundador, la empresa cambia de manos y de dirección. Quizá no sea el mejor momento para acometer una inversión que permita modernizar el negocio.

En este momento Nueve locales están vacíos en la principal arteria turística de la ciudad, según CBRE. Si permanecen vacíos no es por falta de interés, sino que en ocasiones no se ajustan exactamente a las necesidades de las marcas que aterrizan en la ciudad o los propietarios no están dispuestos a ajustar los precios. A veces “es necesaria una reforma integral muy fuerte”“Influye mucho la morfología del local, cuanto más cuadrado y más ventanal, mejor”, comenta sobre el tipo de espacio más demandado. En otros casos, si la fachada está catalogada, se ve como un problema porque las cadenas abren locales gemelos en todas las ciudades para proteger su marca.

A esto se suma el hecho de que “la mayoría de calles tienen disponibilidad”, ya que el comercio no pasa por su mejor momento desde la pandemia de la Covid y el auge de las ventas online. “En Zaragoza sufrimos, aparte del problema del aumento de las compras online, el exceso de centros comerciales”, añade Baena respecto a la competencia de las grandes superficies. “Veremos qué pasa con el mapa de Independencia, que revalorizará el entorno”Baena espera, en relación con la apuesta del gigante Inditex por el centro de la ciudad, que actualmente está renovando la antigua sede del CAI para convertirla en un megastore.

Cambiar hábitos

“Los hábitos han cambiado drásticamente“Ahora se puede comprar todo online con un solo clic”, añade. Pese a la generalización de las compras a distancia, la directora de la consultora inmobiliaria sostiene que “la tienda física siempre va a existir porque tiene que haber un referente” y a los clientes les gusta “verlo, tocarlo”.

Aznar es consciente de que el pequeño comercio “tiene que hacer algo”. Cada crisis ha afectado al comercio, y especialmente la pandemia de la Covid y la expansión del comercio electrónico. La asociación está recopilando datos para realizar un “evaluación porque somos los primeros que tenemos que ayudarnos”añade. La asociación agrupa a empresas de todo tipo del centro de la ciudad.

Y entre los tipos de negocios, hoy las cadenas que más eligen el centro son las tiendas de moda, minoristas especializados o comercio especializado en una serie de categorías como Normal, productos de cuidado personal, droguería y tienda de golosinas o Yourbox y servicios, enumera CBRE. señales de precio bajo Estos han sido los más proliferados y se han utilizado para compras impulsivas y regalos, como Tiger o Miniso, que se encuentran en la misma calle y han competido con el recuerdo de la tradicional Pilar. La apertura de estos establecimientos ha sido vivida por los consumidores como un acontecimiento, atrayendo a un público joven.

Manteniendo el espíritu al pasar de la joyería al café


Se trata del Café 1885, en las instalaciones de la antigua Joyería Aladrén.

La calle Alfonso también conserva comercios centenarios que han sobrevivido, dando personalidad a una de las vías más populares para los turistas, ya que conduce a la Plaza del Pilar. Comercios como The Parisien or Bellostas Mantienen el encanto de los negocios que han sido regentados por varias generaciones. Y ha habido cambios en el negocio con restauraciones que conservan la esencia de su pasado. En 2022, el local que ocupaba el Joyas Aladren (Alfonso I, 25) fue reabierto después de casi ocho meses de obras, convirtiéndose en el Cafetería 1885. Se trata de la segunda etapa como cafetería, en la que se ha buscado conservar el espíritu de la Zaragoza del siglo XIX, tal y como se destacó en la reinauguración.

“Las multinacionales tienen colores corporativos, quieren tener una iluminación y una señalización determinadas. Todo esto está reñido con los locales catalogados que tienen artesonados o fachada. Esto es un problema para la mayoría de las empresas. Se puede utilizar en hostelería o para un determinado tipo de servicio, pero todo lo que sea comercio es negativo”Baena lo reconoce.

La evolución de un chaflán comercial


Comercios que se han trasladado al antiguo edificio de Almacenes Gay en la calle Alfonso: Cada Cual, VIPS, Tiger y Normal.
Luis Mompel/G. Maestro/JM Marco/HA

Y chaflán de la calle Alfonso El edificio que más ha cambiado de actividad este año y está entre los que más veces lo ha hecho a lo largo de su historia es el que se inauguró en los años sesenta. Tiendas gayEl comercio supuso una revolución para la época, que fue desplazada en los años noventa por la aparición de grandes superficies más alejadas del centro. A finales de los noventa intentó resurgir con la marca Cada unopropiedad de la misma empresa, no tuvo éxito y se declaró en quiebra en 1998.

En la década siguiente, tras una remodelación completa del edificio, introduciendo vidrio en la fachada y actualizando el interior, la cadena de restaurantes se ha ubicado en su planta baja. VIP (2007) y la bandera danesa TigreUna tienda de regalos y productos low cost, ahora trasladada a otro local más cercano al tramo que lleva a la Plaza del Pilar. Desde el pasado mes de mayo, el local está ocupado por Normal, otra firma de Dinamarca, que abrió este año la tienda entre largas colas de gente buscando el regalo de presentación.

El rescate de los signos emblemáticos

La desaparición de comercios que formaron parte de la vida de varias generaciones de zaragozanos supone que para algunos se pierda una parte de la historia de la ciudad. El cierre de El Mañico fue lamentado en las redes sociales por ZGZ Letters, uno de los colectivos que más defiende la conservación, al menos, de las señales que marcaron una época. Esta tienda formó parte del paisaje comercial desde 1970 y durante 50 años hasta 2020, cuando anunció su cierre el pasado 6 de enero.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Mucha atención a las últimas novedades de la Policía Nacional respecto a las “estafas románticas” – .
NEXT Google Maps está trabajando en una función muy interesante: la navegación en grupo.