Choque entre obispos y gobierno por plan para indemnizar a víctimas de abusos – .

Choque entre obispos y gobierno por plan para indemnizar a víctimas de abusos – .
Choque entre obispos y gobierno por plan para indemnizar a víctimas de abusos – .

El plan de la cúpula episcopal española para indemnizar a las víctimas de abusos sexuales cometidos en el seno de la Iglesia choca con el Gobierno. Tanto es así que la discreción en torno a las negociaciones mantenidas entre ambas partes hasta ahora y la juego limpio Las estrategias se han trastocado este fin de semana, desatando una carrera para ver quién toma la iniciativa.

Mientras se revelaba el contenido del borrador del documento que la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal (CEE) debatirá para su aprobación este martes, el PRIVA (Plan de Reparación Integral a las Víctimas de Abuso), el Ministerio de la Presidencia también hizo públicas diversas cartas enviadas por el ministro Félix Bolaños al presidente de la CEE, Luis Argüello.

En la última carta, fechada el 5 de julio, Bolaños advierte tajantemente de que el Gobierno no aceptará “ninguna fórmula unilateral” de la Iglesia porque ello “sería especialmente lesivo para las víctimas y sus familiares”.

Una advertencia que viene acompañada de un gesto público por parte de Moncloa: este lunes, a las 12.30 horas, la directora general de Libertad Religiosa, Mercedes Murillo, ha convocado a varias de las asociaciones de víctimas al complejo de la Presidencia del Gobierno para escuchar sus demandas y avanzar nuevas medidas que no tienen por qué coincidir con las de la Conferencia Episcopal. Se da la circunstancia de que los obispos también habían convocado a las asociaciones de víctimas para este martes para la clausura del pleno extraordinario.

Sólo podrá haber un representante de las víctimas si así lo decide la comisión designada por la CEE.

El borrador del PRIVA, el plan de la CEE para indemnizar a las víctimas de abusos y que ha sido presentado por Religión Digital, fue enviado este jueves a los obispos para su análisis. Consta de 32 páginas y está dividido en dos partes. Incluye explícitamente una valoración positiva del informe del Defensor del Pueblo, “que nos ha permitido ser aún más conscientes de que todavía queda mucho por hacer en el seno de las instituciones de la vida religiosa, en la vida diocesana y en otros ámbitos de la Iglesia”.

Se subraya también que “las víctimas necesitan una respuesta clara y precisa, y ésta sólo puede venir desde un marco que contemple una relación de colaboración entre las distintas sensibilidades y realidades de la Iglesia, los poderes públicos y otras instituciones, haciéndonos cargo de la evidente responsabilidad que tenemos en esta dolorosa cuestión que ha hecho sufrir a tantas personas, poniendo en el centro la voz y las necesidades de las víctimas”. En otras palabras, si se canta una oración, mea culpa;Sin embargo, no hay ninguna referencia a lo que el ministro Bolaños, en sus cartas a Argüello, entiende como “acordar con el Gobierno un modelo que suponga un sistema único de reparación” a las víctimas.

PRIVA es recibida en Moncloa como una iniciativa unilateral que roza el interés
De las víctimas

El plan de los obispos, que la Presidencia ha calificado de unilateral, pretende establecer los procesos de indemnización a los supervivientes de la pederastia clerical en los casos “en los que no sea posible la vía judicial”: casos que hayan prescrito o no estén siendo juzgados por la ley civil o canónica. Para ello, “se creará un órgano que asesore a las autoridades eclesiásticas implicadas en la tramitación de los casos” que deberá “verificar cada caso (…) y buscar siempre una reparación integral”. Este órgano será una comisión asesora, cuyos miembros serán nombrados por la Conferencia Episcopal, “profesionales independientes de alto prestigio” con un mandato de cuatro años renovable y que determinará la indemnización (“una posible escala o sistema de valoración de los daños sufridos”) al final del procedimiento “extrajudicial”.

El documento de los prelados no obliga a las diócesis a acatar las decisiones tomadas

Se trata, sin duda, de un paso adelante, pero se queda corto por dos motivos. En primer lugar, porque el dictamen de esta comisión, en todo caso, no será vinculante: “Serán las diócesis y las entidades religiosas las que acogerán libremente estas recomendaciones para ponerlas en práctica”, mientras que “la CEE y la CONFER apoyarán subsidiariamente este proceso”. Y, en segundo lugar, porque las víctimas no están incluidas en la comisión, o si lo están, será de forma muy específica. Es decir, solo podrá haber un representante de las víctimas si así lo decide la comisión. También quedan excluidos de cualquier indemnización “los casos de abuso de poder o autoridad” que no acaben en abuso sexual, dice el borrador.

Según Religión Digital, el documento sí detalla “compensaciones económicas en forma de indemnizaciones en virtud de sentencia judicial firme; compensaciones económicas en especie en forma de prestación de servicios asistenciales o asunción, por la Iglesia, de gastos derivados de la asistencia médica y terapéutica; compensaciones económicas en forma de dinero reconocidas y asumidas voluntariamente por la Iglesia de forma unilateral, al término del procedimiento establecido al efecto”. En todos los casos, “la Iglesia, a través de la CEE y la CONFER, deberá arbitrar los medios para facilitar la reparación de los daños ciertos y reales sufridos por las víctimas”.

La dirección de la Conferencia Episcopal da por hecho que no habrá ningún problema en lograr el respaldo de los dos tercios de los pastores presentes que se requiere para una votación de este tipo en la Asamblea Plenaria extraordinaria del martes. Pero reconocen que lo deseable sería una aprobación unánime del PRIVA. En declaraciones a La Vanguardia, fuentes de la CEE evitaron precisar si será el borrador del plan el que se debatirá el martes.

¿Quién conforma el comité asesor?

Según el borrador de PRIVA, el comité asesor designado por la Conferencia Episcopal se reunirá mensualmente y elaborará informes personalizados sobre los casos existentes o los que lleguen, “y que se limitarán siempre a los que no puedan ser juzgados ni en un foro civil ni en un foro canónico”. Este grupo estará formado por “profesionales independientes de alto prestigio”. Cuatro serán del ámbito jurídico pero no deberán estar en activo; dos psiquiatras forenses y dos psicólogos forenses “especializados en la atención, tratamiento y asistencia a víctimas de abusos sexuales”, además de un representante de la CEE y otro de la CONFER, que se alternarán anualmente en la presidencia. A petición del comité asesor, “se podrá convocar a un representante de asociaciones de víctimas o de asociaciones que trabajen con víctimas”.

¿Cómo se pagan las compensaciones?

Según el borrador filtrado, “las personas que han cometido actos o conductas tipificadas como delitos de abuso sexual son los primeros responsables y también los obligados a reparar”. Sin embargo, “en los casos en que los autores hayan fallecido o estén sujetos a prescripción, la Iglesia, desde una responsabilidad moral, intentará, de manera subsidiaria, reparar cuando el agresor no pueda hacerlo o no se den las condiciones”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Argentina vs. Colombia, estadísticas y minuto a minuto (EN VIVO) – .
NEXT Kane, otra vez al borde del éxito y aún sin poder ser campeón – .