“No le deseo esta terrible experiencia a nadie”, dice la madre de un hombre desaparecido durante 40 días – .

“No le deseo esta terrible experiencia a nadie”, dice la madre de un hombre desaparecido durante 40 días – .
“No le deseo esta terrible experiencia a nadie”, dice la madre de un hombre desaparecido durante 40 días – .

Desde el pasado 28 de mayo, la familia de Jason Gabriel Palacios Morales, de 32 años, no ha sabido nada sobre su paradero. El hombre, vecino de San Isidro de El Guarco, en Cartago, trabajaba como mesero en un bar de la localidad. De hecho, la última vez que se supo de él, huía de ese lugar.

Olga Morales, de 48 años, madre de Jason, dijo que su hijo no era una persona problemática, por lo que no está segura de lo que pudo haber sucedido. “Su jefe nos dijo que estaban bebiendo con unas mujeres y que bebieron demasiado y mezclaron alcohol con algunas drogas, por lo que se desorientó”, dijo Morales.

La mujer agregó que los videos de las cámaras de seguridad muestran que su hijo huyó tras salir del bar. Además, una vecina que vive cerca del establecimiento le contó que esa misma noche, Jason llegó a su casa.

“Llegó a su casa mojado a pedir ayuda. Dijo que lo querían matar. Cuando ella le dijo que esperara porque iba a llamar a la policía, él se asustó y salió corriendo”, relató. Esa es la última noticia que Olga tiene de su hijo, hace 40 días.

La última vez que tuvo contacto con él fue el 27 de mayo, cuando le pidió un préstamo de ¢10.000 y acordaron reunirse en su día libre. “Me dijo que el jueves vendría con un panecillo a tomar café”, recordó.

Para Morales, enfrentar esta desaparición es sumamente duro para ella y sus otros cuatro hijos. Jason, el mayor de los hermanos, no tenía pareja ni hijos.

“A veces me desespero. Me pregunto si le hicieron algo, dónde lo dejaron. Mis otros hijos me dicen que tenga fe, pero a veces siento que mi fe está bloqueada”, dijo.

ESTADO: Cada dos horas se reporta una persona desaparecida en Costa Rica

Pide una señal

La familia ha estado difundiendo imágenes del hombre en las redes sociales, con la esperanza de que alguien lo encuentre. Una de las más activas es Priscilla, hermana de Jason. Según ha publicado en su perfil de Facebook, han recibido reportes de que lo han visto en el centro de Cartago, en el proyecto Manuel de Jesús Jiménez, en El Tejar de El Guarco, en el cruce de Quijongo, en La Lima y Taras, pero toda la información no ha dado como resultado respuestas.

“Estamos desesperados, por favor si lo ven llámenos de inmediato para ir a buscarlo. Mi madre está devastada, mi hija llora por él todos los días, todos estamos devastados, por favor necesitamos ayuda”, escribió la joven a principios del mes pasado.

Olga incluso se dio a la tarea de visitar búnkeres y zonas peligrosas del pueblo, con la esperanza de encontrar a su primogénito; sin embargo, tampoco tuvo éxito. La madre de Jason trabajaba como panadera, pero debido a la situación de su hijo, perdió su trabajo.

Todos los días reza y habla con Dios para pedirle que encuentre a Jason, ya sea que esté vivo o muerto. “Le digo: ‘Dios mío, dame una señal, dónde puede estar. Dime dónde puede estar, para ir a buscarlo’”, cuenta. Aunque sabe que la Policía Judicial está trabajando para encontrarlo, siente que no es suficiente.

Conmovida, la madre de Palacios dijo que a veces siente que está perdiendo la fe y le pregunta a Dios por qué le pasó esto a su hijo. “Siempre he sido una persona muy religiosa, pero no le deseo esta prueba a nadie, por muy malo que sea. Si hubiera sido un muchacho problemático… Pero todo lo que ganó fue para ayudarme, no para hacerme daño”, agregó entre lágrimas.

Según la descripción de su familia, Jason mide aproximadamente 1,82 metros de estatura y es de complexión delgada. Cualquier información relacionada con su paradero puede ser comunicada a su familia a través de los siguientes números telefónicos: 7121-8714 / 6478-4925 o, alternativamente, a la línea confidencial del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), 800-8000645.

Cada dos horas se reporta una persona desaparecida en Costa Rica

Un informe de La Nación, Publicado en mayo pasado, indica que, en promedio, la Sección de Delitos Varios del OIJ recibe un reporte de persona desaparecida cada dos horas. Los encargados afirman que cada caso es atendido con seriedad y rapidez, pues afirman que una respuesta oportuna muchas veces es crucial para brindar consuelo a las familias, haya o no actividad delictiva de por medio.

De hecho, durante 2023, el OIJ recibió un total de 3.745 denuncias por desapariciones. En el 99,9% de los casos, las personas aparecieron y solo seis casos siguen sin resolverse.

Randall Zúñiga, director del OIJ, destacó la importancia de presentar la denuncia sin demora, adjuntando una fotografía reciente de la persona desaparecida. Subrayó la necesidad de brindar detalles sobre la vestimenta, así como el tipo de calzado y peinado al momento de la desaparición, lo que puede facilitar la búsqueda.

La policía sigue un protocolo establecido durante las primeras 24 horas y realiza evaluaciones constantes en los días siguientes. La mayoría de las personas se presentan en las primeras 48 horas.

ESTADO: ¿Dónde está el venezolano Donny Avendaño? Habitante de Ciudad Colón lleva 9 meses desaparecido

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV BX Live une creatividad con innovación en tiempo real – .
NEXT Segundo día de juicio por el tiroteo mortal en el set de Rust – Telemundo Miami (51) – .