En Las Cabañas de Castilla está en juego algo más que el honor – .

En Las Cabañas de Castilla está en juego algo más que el honor – .
En Las Cabañas de Castilla está en juego algo más que el honor – .

Las Cabañas de Castilla retrocedió siglos atrás para celebrar el segundo Torneo Nacional de Combate Medieval Vía Aquitania, que tuvo lugar en un espacio excepcional, el campo del castillo de la localidad, que, sin duda, combinó a la perfección con las armaduras de los 16 participantes procedentes de Castilla y León, Castilla La Mancha y Madrid, la mayoría procedentes de la Sala de Armas de Carranza, explicó Juan Carlos García, miembro de la asociación organizadora, el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) Canal de Castilla Sirgas Peregrinas.

Al tratarse de una competición con árbitro en la que se respetaban las reglas y no de una exhibición, lo que estaba en juego no era solo el honor. Las luchas medievales se dividían en tres categorías según el arma que utilizaban los combatientes: espada de una mano y media, espada y broquel y pértiga. La primera, por su tamaño y peso, se maneja con dos manos, mientras que la segunda se sostiene solo con una mano mientras que en la otra se utiliza un escudo para protegerse. Respecto a la tercera, cabe destacar que se utilizaba un hacha de dos metros de largo. “Son las tres modalidades más bonitas y las más utilizadas en los torneos”, afirma García.

Los vencedores absolutos fueron Daniel Arribas (espada de mano y media), Luis García (espada y dado) y Gema Parral (asta), quienes fueron distinguidos antes de que comenzara en el mismo lugar el segundo festival de música La Ladra del Corzo.
El torneo resultó muy positivo, ya que más de un centenar de personas acudieron a la localidad, perteneciente al Ayuntamiento de Osorno La Mayor, para disfrutar de las batallas medievales, según informaron los organizadores, que habilitaron un bar con bebidas para hacer más cómoda la estancia.

García destacó además que esta competencia, única de su tipo que se realiza en la provincia, sirvió también para preparar otras peleas de mayor nivel que se desarrollarán en los próximos meses.

Tras el éxito de esta competición, los promotores tienen dos objetivos principales. Por un lado, crear un club en Palencia para que este deporte florezca y el número de aficionados crezca con el tiempo. García pone como ejemplo lo ocurrido en Castilla-La Mancha, donde actualmente hay tres grupos de aficionados. “A raíz de esto, lo más probable es que se acabe fundando uno”, afirma.

Y por otro lado, establecer estas actividades en Castilla y León para que se pueda organizar un circuito y aumente el interés de deportistas y aficionados.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Cuáles son las medidas de la nueva Zona Acústicamente Saturada? – .
NEXT Málaga sigue avanzando en la limitación del ruido de los bares de la calle Tomás Echeverría, en el popular barrio de Huelin – .