Málaga se suma a la aventura de Antoñito Molina

Luces apagadas y móviles en mano. La emoción se palpaba en el ambiente. “Antoñito, Antoñito”, gritaba ayer el público mientras la banda se preparaba para dar paso a un nuevo concierto de Antoñito Molina, esta vez en la plaza de toros de La Malagueta, en el interior del recinto. del ‘101 Music Festival’. Con un lleno absoluto, el cantante gaditano demostró por qué es una de las estrellas más prometedoras del pop español.

Ese ambiente carnavalesco, esa brisa gaditana y ese sabor a Andalucía que tienen sus canciones son sólo algunos de los ingredientes que el artista lleva a cada rincón donde ofrece un concierto.

Antoñito Molina no dejó ninguna duda –si es que alguien aún tenía alguna– de que está aquí para quedarse. No solo tiene una gran voz, también transmite con sus letras y destaca por su complicidad con el público. Un público que no le abandona allá por donde pasa, que le dio un empujón a su voz y no paró de aplaudir con cada una de las letras. El cantante les cedió el micrófono y la plaza de toros resonó al ritmo de ‘Supongo’, una de esas canciones que no pueden faltar en los conciertos del artista.

Y ayer, Málaga se sumó a la gira ‘A la aventura’ del gaditano. Una ciudad importante para él. “Esta es una gran noche y un regalo que la vida, no sé por qué, me ha mandado. Si Antoñito Molina ha ido consiguiendo cosas en la vida, mucha culpa es de Málaga”, dijo el artista antes de dedicar una canción “a los valientes”: ‘Ya no más’. Una canción visceral en la que el artista se dejó ver desde dentro.

La emoción también estuvo presente en esta noche, y no solo por la melancólica letra de Antoñito. “Esta es la canción más importante de mi vida porque la escribí para mi madre: ‘Suéltate el pelo’, con una letra en la que se sincera sobre su estado actual: “Estoy feliz y contento. La gente viene a mis conciertos. Y estos aplausos van dirigidos a vosotros”. Otro momento especial se vivió con los globos de colores repartidos por la plaza de toros. Globos que se iluminaron con linternas de móviles durante ‘El club de los soñadores’ y provocaron que el gaditano se emocionara. Sentimientos que acabaron aflorando durante ‘Caminaré contigo’, canción de su anterior grupo ‘El tren de los sueños’, momento en el que se produjeron dos propuestas de matrimonio.

En trompeta y piano

El baile fue otro de los invitados de la noche. Los pasos flamencos y los giros sobre el escenario se repitieron en cada estribillo, al igual que los gritos del público cada vez que el artista se atrevió a hacerlo. Al igual que los instrumentos, Antoñito se lanzó a tocar la trompeta en ‘Vivir conmigo’ y, más tarde, el piano.

Para redondear la noche, Antoñito Molina saltó al ruedo, con cambio de ropa incluido. El gaditano subió a la tarima donde se encontraban las personas con movilidad reducida para cantar ‘Y te voy a querer’. Como los malagueños quieren al cantaor. Y así lo demostró en esta noche de cante, palmas, baile, flamenco, Andalucía y futuro. Un gran futuro, un futuro que Antoñito Molina tiene por delante y en el que los malagueños queremos estar.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Sombras y pliegues | Descubre las tendencias en moda baño mujer este verano 2024 – .
NEXT Santa Fe, sede del Foro Camino a la Cumbre Internacional del Hábitat – .