Compartir información ayuda a la toma de decisiones en seguridad operacional – .

Compartir información ayuda a la toma de decisiones en seguridad operacional – .
Compartir información ayuda a la toma de decisiones en seguridad operacional – .

A través de la información proporcionada por las propias aerolíneas, operadores y prestadores de servicios, se enriquecen las bases de datos de las autoridades para la toma de decisiones en materia de seguridad operacional, afirmó Julio César Siu, Director Adjunto de la Oficina Regional para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI/NACC).

En entrevista con A21, el director dijo que, a través del intercambio de información, la autoridad no sólo puede identificar situaciones de alto riesgo actuales, sino también tendencias.

“Se están identificando todas estas tendencias, hay un patrón común en varias regiones y cada vez que actualizamos la estrategia global, que es el Plan Global de Seguridad de la Aviación, se emiten ciertos acuerdos para una mayor participación de ciertos factores que contribuyen a ese riesgo potencial, se está trabajando para tener un enfoque más común, más sistémico”, indicó.

Entrevistado durante el V Congreso Internacional de Seguridad Aérea, realizado en la Base Aérea Militar No. 1 de Santa Lucía, el director comentó que, en la región de Norteamérica, uno de los retos es la infraestructura a nivel aeroportuario y a nivel de prestadores de servicios.

“También hay muchas oportunidades de mejora, mucha tecnología, no solamente a nivel de tierra, sino también tecnología a bordo, alarmas, simulaciones, entre otras, que nos han permitido ser más proactivos y poder dimensionar escenarios de mayor tráfico, de mayor volumen de operaciones”, indicó.

Siu comentó que si los Estados participan cada vez más en este tipo de ensayos regionales y en acuerdos de apoyo para ciertos procedimientos, como las rutas directas, los beneficios son para todos, especialmente para las aerolíneas y los pasajeros, además de ayudar a reducir el dióxido de carbono en la atmósfera.

Pero para llevar a cabo ese tipo de acuerdos se requiere infraestructura, vigilancia y radares que lo respalden, dijo.

En el caso de México, dijo, el país cuenta con buena infraestructura, en comparación con otros países de la región. “Está totalmente cubierto en vigilancia, radares, implementando muchas actividades como intercambio de información con Estados Unidos, va por buen camino; el reto está en otros países de la región”, dijo.

Señaló que hay países del Caribe que no cuentan con un sistema de radar, lo que afecta las operaciones porque deben estar espaciadas y eso afecta a la aviación en general. Por eso, resaltó, todos deben trabajar por el bien de la aviación.

Fabiana Todesco, especialista regional de Aeródromos y Ayudas Terrestres de la OACI/NACC, comentó que la infraestructura aeroportuaria debe ofrecer las condiciones para la seguridad operacional.

Los Estados soberanos se comprometen entre sí a recibir aeronaves y, para ello, a ofrecer una infraestructura aeroportuaria que esté en consonancia con las normas y recomendaciones de la OACI.

De ahí, dijo, la importancia del Convenio de Chicago, donde los Estados se rigen por normas y recomendaciones, para ofrecer las mismas condiciones de seguridad en el sector aeronáutico.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Los madrileños pagan la factura – .
NEXT La tradición del Torneo de Pesca de Sábalo en Coatzacoalcos – .