Ministerio de la Mujer fija posición clara frente a Código Penal aprobado por senadores – .

Ministerio de la Mujer fija posición clara frente a Código Penal aprobado por senadores – .
Ministerio de la Mujer fija posición clara frente a Código Penal aprobado por senadores – .

El Ministerio de la Mujer, en su rol rector de promover marcos jurídicos que amplíen y fortalezcan los derechos humanos de las mujeres, tal como lo establece la Ley 86-99, considera que el Código Penal tal como fue aprobado por el Senado de la República legaliza “disposiciones y omisiones que afectan los derechos humanos de las mujeres”.

“Aunque ha habido avances”, dijo en un comunicado, “persisten violaciones de los derechos humanos de las mujeres”.

“En todos estos años de discusión de la reforma al Código Penal, el Ministerio de la Mujer ha presentado aportes técnicos jurídicos en busca de una norma que garantice los derechos de las mujeres”, lo que contrasta con el texto aprobado la víspera por los senadores.

En total, explicó, “han sido cinco propuestas enviadas a las distintas Comisiones del Congreso Nacional por parte del Ministerio de la Mujer que han abordado distintos aspectos de la reforma en discusión”.

Feminicidio

El Ministerio de la Mujer considera que, si bien la tipificación del feminicidio es un avance significativo, al agregar un párrafo que convierte en víctimas a “hombres en iguales circunstancias” deslegitima el propio avance y desconoce que las mujeres son asesinadas sistemáticamente por razones culturales, de desigualdad y estereotipos de género.

“Todo esto, subrayó, no corresponde a asesinatos de hombres”.

Sobre lo dispuesto en la versión aprobada por el Senado de la República sobre la violación sexual, “el Ministerio de la Mujer entiende que la actividad sexual no consentida es violación” y que “no debe existir un tipo penal separado” que vea atenuantes en un hecho tan punible.

Violación

Lejos de buscar atenuantes, más bien “la violación entre parejas debería ser un factor agravante del tipo penal de violación en general, pues el agresor tiene medios y facilidades para cometer el hecho”, subraya.

El Ministerio de la Mujer también destacó que “resulta inexplicable e injustificable que el proyecto de ley aprobado elimine las circunstancias agravantes en los casos de acoso y violencia contra las mujeres, imposibilitando a los operadores del sistema de protección a las víctimas imponer sanciones adecuadas y proporcionales al delito cometido”.

También expresó su preocupación porque este proyecto de Código Penal, aprobado por los senadores en dos discusiones y que ahora deberá ser revisado por los diputados, dejará “en estado de impunidad los casos de violencia contra la mujer, acoso, discriminación y violencia sexual”.

Las tres causas

Por otra parte, advierte que “reconocer como delito la interrupción del embarazo, sin considerar excepciones a la responsabilidad penal, cuando se pone en peligro la vida de la mujer, si es fruto de violación o incesto, o cuando el feto es incompatible con la vida extrauterina”, es condenar a las mujeres por ejercer su derecho a decidir en circunstancias en las que su vida corre incluso riesgo de muerte”.

Las prácticas más avanzadas, tanto en la región como en el mundo, reconocen la necesidad de excepciones, incluso en legislaciones donde se protege la vida desde la concepción, y por ello disposiciones como ésta en un Código Penal “demuestran un enfoque negador de derechos y un atentado a la salud y dignidad de las mujeres”.

La violencia como método disciplinario

El Ministerio de la Mujer recuerda que, si República Dominicana aprobara un Código Penal con las características mencionadas, “seguirá siendo uno de los pocos países que no reconoce el derecho de las mujeres a la salud integral y a la plena autonomía física, siendo las mujeres pobres las más afectadas”.

“El Ministerio de la Mujer llama la atención a los legisladores sobre el uso de la violencia como método disciplinario, lo cual no es aceptable bajo ninguna circunstancia, pues fomenta la construcción de una sociedad violenta en la que se enseña a los niños que la violencia es un método de relación social y personal. Por el contrario, la República Dominicana necesita seguir avanzando en la construcción de una sociedad donde se pueda vivir con respeto a la dignidad y los derechos de todas las personas”, concluye.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Los medios españoles guardan silencio sobre el ataque de Tusk a la judicatura polaca – .
NEXT En el conflicto entre Mauricio Macri y Javier Milei, los números explican más que las palabras