WWF alerta de que la sobreexplotación del acuífero de Doñana “supera ampliamente los límites viables” – .

WWF alerta de que la sobreexplotación del acuífero de Doñana “supera ampliamente los límites viables” – .
WWF alerta de que la sobreexplotación del acuífero de Doñana “supera ampliamente los límites viables” – .

WWF ha elaborado un nuevo informe sobre el grado de sobreexplotación del acuífero de Doñana “basado en datos oficiales” que concluye, a juicio de la ONG, que “actualmente se extrae de forma insostenible más agua subterránea de la que se recarga al acuífero, con una tasa de explotación del acuífero del 109%”, por lo que “se están superando los límites viables”.

Según informó la entidad en un comunicado de prensa, el informe titulado El agua que nutre Doñana indica que la metodología empleada por la administración “subestima el grado de sobreexplotación real del acuífero Almonte-Marismas, que alcanza al menos el 109% de su recarga”, aunque WWF advierte de que “la cifra podría ser mayor si se incluyeran las extracciones ilegales”.

“Esto se debe, entre otras razones, a la decisión de no considerar el acuífero como un sistema único y dividirlo artificialmente en seis cuerpos de agua subterránea independientes –uno de ellos en los distritos Tinto, Odiel y Piedras–”, subrayó la entidad.

Por ello, la ONG ha subrayado que esta metodología ha tenido “un grave impacto en Doñana”, ya que “favorece el elevado nivel de sobreexplotación actual” y “ha afectado a medidas clave como definir cuánta agua se puede extraer de cada pozo, de qué zonas, o cuánta agua se puede extraer del conjunto del acuífero para una explotación sostenible compatible con la conservación de Doñana se han visto afectadas por esta metodología”.

«Hay que tener en cuenta que las masas de agua en las que se ha dividido el acuífero funcionan en realidad como vasos comunicantes, lo que hace que no sea posible asignar con precisión a cada zona un valor de recarga independiente debido, por ejemplo, a las precipitaciones. Además, hay que tener en cuenta que las autoridades del agua no conocen, a ciencia cierta, el volumen total anual de agua extraída legalmente, a lo que hay que añadir las numerosas extracciones ilegales de agua que influyen en la dinámica del acuífero», subrayan.

El informe indica así que “se extraen al menos 106 hm3 de agua al año, frente a un recurso real disponible estimado de 97 hm3 como recarga media”. Esta cifra supone que “la tasa de explotación real del acuífero es del 109%, y que se bombea más agua subterránea de la que se recarga en el acuífero de Almonte-Marismas”. “Este alto nivel de sobreexplotación está provocando descensos importantes del nivel freático y del vertido a los arroyos que deben entrar y alimentar la Marisma”, ha indicado WWF.

«La información incompleta y la mala interpretación de algunos datos han llevado a tomar decisiones erróneas, como la iniciativa de la CHG de cerrar los pozos de Matalascañas más próximos al Parque Nacional y sustituirlos por otros algo más alejados en la misma masa de agua, en lugar de conectar el sistema de abastecimiento a la depuradora situada en Mazagón. Esta última medida ayudaría a recuperar los niveles del acuífero al eliminar la presión sobre el mismo y responde a los compromisos adquiridos con la Comisión Europea y la UNESCO», añade la responsable del programa de Agua de WWF España, Teresa Gil.

La entidad ha subrayado que desde 2020, el acuífero está declarado oficialmente como sobreexplotado, pero “no se ha aprobado un plan de acción que revierta esta situación”. “Las medidas que se pongan en marcha en Doñana y su entorno por parte de las administraciones, a través del Marco de Actuaciones y otros instrumentos de planificación, deben priorizar la reducción de la tasa de explotación del acuífero hasta valores más sostenibles. Necesitamos asegurar que el acuífero alcance un buen estado, así como el de los hábitats y especies de Doñana”, ha añadido Teresa Gil.

Por todo ello, WWF pide a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que “garantice el control y seguimiento de todos los bombeos de agua, algo imprescindible para poder poner en marcha un plan de actuación que corrija el desequilibrio entre las extracciones y los recursos disponibles, y garantizar la recuperación del acuífero Almonte-Marismas”.

“Además, es imprescindible proceder urgentemente al cierre cautelar de todas las extracciones de agua con indicios de ilegalidad con el fin de reducir la presión adicional sobre el sistema acuífero Almonte-Marismas”, añadieron.

Por otro lado, reclaman a la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía WWF que actúe “de forma coordinada y leal” con la CHG, aplicando el Plan Especial de ordenación de los regadíos situados al norte de la corona forestal de Doñana aprobado en 2014, para reducir y ordenar las superficies agrarias regables en la zona de Doñana, y eliminar de una vez por todas todas esas hectáreas ilegales de regadío en lugar de buscar fórmulas dilatorias para mantener esta situación totalmente insostenible de uso del agua.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Métodos de detección de exoplanetas – .
NEXT Expertos en política exterior advierten del peligro del «puente» entre Ucrania y la OTAN