Axel F., la nueva película de Mark Molloy se estrena en Netflix – .

Axel F., la nueva película de Mark Molloy se estrena en Netflix – .
Axel F., la nueva película de Mark Molloy se estrena en Netflix – .

Por

Noé R. Rivas

– Hace 1 minuto

‘Beverly Hills Cop: Axel F.’ marca el regreso de Eddie Murphy a uno de sus papeles más emblemáticos: el del detective Axel Foley. Esta cuarta entrega de la franquicia llega 40 años después de la película original y 30 años después de la tercera, lo que plantea la pregunta de si todavía persiste algo de la magia que convirtió a la primera película en un gran éxito en 1984.

La trama sigue a Foley, que regresa a Beverly Hills después de que la vida de su hija Jane, una abogada defensora, se ve amenazada. Este elemento familiar añade una nueva capa a la historia, explorando la tensa relación entre padre e hija. Taylour Paige interpreta a Jane con convicción, aportando profundidad emocional a su papel y creando una dinámica interesante con Murphy.

La película intenta equilibrar la nostalgia con elementos contemporáneos. Varios miembros del reparto original se reúnen, entre ellos el juez Reinhold como Billy Rosewood y John Ashton como John Taggart, ahora jefe de policía. Estas apariciones satisfarán a los fans de la serie, aunque a veces puedan resultar forzadas. La película también presenta nuevos personajes, como el detective Bobby Abbott, interpretado por Joseph Gordon-Levitt, que se convierte en el nuevo compañero de Foley.

Mark Molloy, en su debut como director de largometrajes, maneja la acción con competencia. Las secuencias de persecución y tiroteos están bien ejecutadas, recordando el estilo de las películas de acción de los años 80 y 90. Sin embargo, la película a veces cae en la trampa de intentar ser demasiado moderna, perdiendo algo del encanto despreocupado que caracterizó a las entregas anteriores.

El humor, un elemento crucial en la franquicia, tiene sus altibajos. Murphy aún conserva algo de su carisma y sentido del humor, pero algunos chistes no funcionan tan bien como en el pasado. El guion, escrito por Will Beall, Tom Gormican y Kevin Etten, intenta actualizar el humor para un público moderno, pero no siempre logra encontrar el equilibrio adecuado entre lo clásico y lo contemporáneo.

La película aborda temas actuales como la corrupción policial y los cambios en las tácticas policiales, aunque de manera superficial. Estos elementos sirven más como telón de fondo para la acción y el humor que como una exploración seria de estos temas.

Visualmente, Beverly Hills Cop: Axel F. captura la esencia de Beverly Hills, alternando entre la opulencia y el submundo de la ciudad. La fotografía es competente, aunque no especialmente innovadora. La banda sonora, que incluye temas clásicos de las películas anteriores, añade una capa de nostalgia que funciona bien en el contexto de la película.

El reparto secundario es sólido. Kevin Bacon interpreta al capitán Cade Grant, dando vida a su experiencia en un personaje ambiguo. La aparición de Bronson Pinchot como Serge, aunque breve, proporciona algunos de los momentos más divertidos de la película.

Uno de los puntos fuertes de la película es su autoconciencia. Hay referencias meta a la franquicia, incluido un guiño humorístico a la tercera entrega, que tuvo una mala acogida. Esta autoconciencia ayuda a la película a sortear la brecha entre la nostalgia y la actualidad.

Sin embargo, la trama principal, que gira en torno a una conspiración y a unos policías corruptos, es bastante predecible. Los giros de la trama son fáciles de anticipar, lo que puede resultar decepcionante para aquellos que esperaban una narrativa más compleja.

La química entre Murphy y Gordon-Levitt es uno de los puntos fuertes de la película. Sus interacciones recuerdan a la clásica dinámica del “policía bueno, policía malo”, con un toque moderno. Gordon-Levitt desempeña bien su papel de compañero serio, lo que proporciona un buen contrapunto al estilo más caótico de Foley.

El ritmo de la película es generalmente rápido, aunque hay momentos en los que la acción se ralentiza para dar lugar al desarrollo de los personajes. Estos momentos más tranquilos son un arma de doble filo: por un lado, permiten una exploración más profunda de los personajes, pero por otro, pueden hacer que la película pierda impulso en ciertos puntos.

En cuanto a los efectos especiales, la película opta por un enfoque más práctico, con menos dependencia de la CGI que muchas producciones modernas. Esto le da a las secuencias de acción una sensación más tangible y auténtica, en línea con el espíritu de las películas originales.

En conclusión, ‘Beverly Hills Cop: Axel F.’ es un valiente intento de revivir una franquicia muy querida. Si bien no llega a alcanzar las alturas del original, ofrece suficientes momentos de entretenimiento y nostalgia para satisfacer a los fanáticos de la serie. Murphy demuestra que todavía puede llevar adelante una película de acción y comedia, aunque su enfoque es notablemente diferente al de hace cuatro décadas.

La película lucha por encontrar un equilibrio entre honrar su legado y ser relevante para un público moderno. A veces lo logra, otras veces se tambalea, pero en general ofrece una experiencia de entretenimiento decente. Para los nuevos espectadores, puede que no tenga el mismo impacto, pero para aquellos que crecieron con las aventuras de Axel Foley, ofrece un viaje nostálgico agradable, aunque no revolucionario.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Artesanías del pueblo quedarán como patrimonio del gobierno: AMLO – NV News
NEXT Un vecino intenta apagar un incendio en un contenedor en Arrecife – .