Crítica de ‘Mi villano favorito 4’, una nueva dosis de vitaminas de minions – .


Encapsulado en una burbuja amarilla, el universo Gru parece alimentarse de sí mismo en una suerte de divertida endogamia, de la que la franquicia no ha dudado en reírse. En esta cuarta entrega dentro de una viñeta de la añorada DePatie-Freleng, con por un lado el tempo repetitivo de una sitcom, y por otro la risa paródica de ‘Teen Titans Go!’, los villanos del pasado siguen apareciendo, como si fueran fantasmas dickensianos, esta vez dispuestos a reafirmar a Gru (atrapado en la supuesta paternidad no deseada, y en un matrimonio que va del toma y daca Emma Peel & John Steed de la serie de televisión ‘Los Vengadores’, al aburrimiento marital) en su abandono de la villanía, incluso revelado al mundo en un giro que no es nuevo, pero sí efectivo. En su abandono de la delirante y deliciosa megalomanía de su primera aparición.

Iluminación y cuadros universales

‘Mi villano favorito 4’ es, sorprendentemente, una tragicomedia que gira en torno a la menopausia. (madres y padres: NO hace falta explicarles esto a los chavales). Una no-aventura crepuscular (para el caricaturesco protagonista con voz, en versión original, de Steve Carell, y entre nos, del gran Florentino Fernández) que nos recuerda sospechosamente a la trama de la última entrega de la saga ‘Kung Fu Panda’ (vaya, Flo de nuevo), de ‘Rocky V’ con esa aprendiz de villana adolescente cuya sed de maldad (la exangüe y chispeantemente divertida de la casa) tomará a Gru como modelo paternal a imitar, superar y eliminar. Gru también sentirá ese sentimiento por ella al ver en ella todo aquello que su domesticación le arrebató.

Iluminación y cuadros universales

Por supuesto, la película ni siquiera se atreve a ahondar en estas cuestiones, tal vez porque tiene miedo de ponerse psicoanalítica como Pixar; tal vez porque no lo necesita y si uno presta atención a los detalles (madres y padres: repasemos la película con los niños dentro de unos años), como el hecho de que el paso del tiempo, importante en la trama (los traumas no resueltos de Gru en la academia de villanos, una parte que seguro alegrará la tarde, a él y a sus hijos, como Carlo Padial en ‘Algo muy grande’), desaparezca en las hijas adoptivas de Gru, aparentemente atrapadas en una eterna infancia o preadolescencia, tal vez porque de esta manera siguen atando al súper malvado Gru a una vida familiar de plácido aburrimiento.

Iluminación y cuadros universales

‘Mi villano favorito 4’ se desarrolla durante toda su metraje con el contraste entre un mundo de payasadas y acción alegre, y un personaje central que ha perdido su lugar en ese universo. Junto a él, viejos némesis y nuevos rivales, se entregan al deus ex machina del chiste disparatado (y del universalmente exitoso ‘caca, culo, pedo y pis’), mientras Gru parece Seth Rogen de ‘Neighbors’. O Vision y Scarlet Witch de la serie de televisión de Marvel del mismo nombre. Por cierto, la película no solo hace uso del recurso de la sitcom familiar (con algunas gratas punzadas a los temas fantásticos y superheroicos que principalmente contaminan Disney Channel) a un nivel comprensible y reconocible para todos los espectadores, sino que también da un plus extra a los más veteranos en las figuras de la pareja de vecinos que tienen que lidiar con el hilarante minion apocalíptico, idéntico a los estirados británicos que vieron su existencia trastocada por George y Mildred de ‘The Ropers’.

Iluminación y Universal Pictures

‘Mi villano favorito 4’ sigue siendo un festival de colores y abrazos de la animación pop de la UPA y de la mencionada al principio de estas líneas DePatie-Freleng (‘La pantera rosa’; ‘El inspector’… con el Genio del Mal en un macarrónico acento francés), y sigue siendo una burbuja explosiva y amarilla de esos ladrones de escena natos llamados los minions. Con menos protagonismo en minutos esta vez, el minion torbellino aprovecha al máximo sus momentos de gloria, robando la película con su gloriosa parodia Marvel (los megaminions hijos de la risa de la Patrulla X o los Cuatro Fantásticos), sus gags visuales dignos de Blake Edwards (el minion Cíclope desatando el desorden cómico), y su verborrea ininteligible, que, visto este cuarteto cinematográfico con su minion se escapa en solitario, uno descubre que no es nada más (ni más ni menos) que Chaplin inventando el lenguaje para reírse del cine sonoro en ‘Tiempos modernos’. Tal vez no recordemos dentro de un tiempo qué le pasó a Gru, o por qué se convirtió en nuestro villano favorito, pero nunca olvidaremos a su oompa loompa limón.

Iluminación y Universal Pictures

Para aquellos que necesitan vitaminas para los minions, incluso si vienen en pastillas de Gru.

El mejor: Stan Lee mutó hacia el humor amarillo.

El peor: Demasiado desfile de personajes para al final no aportar mucho.

Ficha de datos

DIRECCIÓN: Chris Renaud y Patrick Delage País: EE.UU Año: 2024 Fecha de lanzamiento: 3-7-2024 Género: Animación Guion: Ken Daurio y Mike White Duración: 95 minutos

Sinopsis: Gru, Lucy, Margo, Edith y Agnes dan la bienvenida a un nuevo miembro a la familia, Gru Jr., quien está empeñado en atormentar a su padre. Gru tiene un nuevo enemigo, Maxime Le Mal, y su novia Valentina, y la familia se ve obligada a huir.

Iluminación y Universal Pictures

Consumía películas, televisión, cómics, libros de bolsillo y música disco de 8 pistas por encima de sus posibilidades. Rezad por su alma, aunque dicen que la vendió hace tiempo por una cena con Eva Green. No le hagáis demasiado caso.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Historia, literatura, lucha de clases y más…
NEXT “Este año habrá nuevas medidas fiscales para incentivar la inversión empresarial” – .