Uruguay-Brasil, un clásico de lo más profundo de la historia – .

Uruguay-Brasil, un clásico de lo más profundo de la historia – .
Uruguay-Brasil, un clásico de lo más profundo de la historia – .

Hace más de 100 años, en 1916, Buenos AiresSe jugó el primer ‘Sudamericano’ (como se le llamaba en aquella época). Y ya estaban frente a frente, Uruguay y Brasilen el marco de un cuadrangular en el que también participó Argentina y Chile. Y el campeón fue… Uruguay .

Desde el comienzo de la historia, la Celeste y la Canarinha han fomentado una rivalidad sin igual. Hasta el punto de que una cambió la historia de la otra.

La final de la Copa del Mundo Maracaná 1950 Seguramente fue la mayor derrota del fútbol brasileño, pues en casa cuando le bastaba un empate en el último partido, y tras ir ganando 1-0 en el segundo tiempo, la derrota por 2-1 con goles de Schiaffino y Ghiggia les arrebató la Copa ante 200.000 aficionados. La Celeste con Obdulio Varela Como capitán produjo la inmensa sorpresa que dejó a todos atónitos. Brasil.

Pero esa derrota cambió la historia de Brasil . Primero Contó más de una vez que en su tierra natal de Tres corazonesEn pleno estado de Minas GeraisEscuchó la final por la radio junto a su padre, cuando tenía tan solo 9 años. Y cuando vio llorar a su “pai”, juró que sería campeón del mundo, logro que consiguió a los 17 años, en Suecia 1958.

Pero la historia registra otro hecho clave. Brasil Jugó con la camiseta blanca en sus primeros cuatro Mundiales, de 1930 a 1950. Maracanazo enterró al blanco y generó la necesidad de una nueva camiseta.

Se realizó un concurso público, el cual resultó ganador Aldyr García Schlee, un caricaturista que vivía en el Sur, muy cerca de la frontera con Uruguay. Por eso, “Yo, por mi cercanía y conocimiento del fútbol uruguayo más que del brasileño, apoyé a Uruguay, siendo brasileño en el año 1950”. ¡¡Así como lo lees!!

Tómalo Imaginó la camiseta verde-amarilla, la famosa “canarinha”, con la que Brasil inició el ciclo triunfal de tres Mundiales en 1958, 1962 y 1970. La blanca quedó sepultada tras las lágrimas colectivas de 1950, y un nuevo diseño acompañó los cinco Mundiales ganados en total.

Pero hay más. Estoy convencido de que la leyenda de Maracanazo Lo construyeron más los brasileños que los propios uruguayos. Fueron ellos los derrotados, con las heridas aún abiertas pero también con la capacidad de renacer después de aquel 2-1, quienes cada 16 de julio recordaban lo ocurrido en 1950. Fueron ellos los derrotados, con la fuerza de 200 millones de habitantes y su gloria posterior, quienes hicieron que todo fuera más intenso. Maracanazo.

Lo ilustraré con un solo ejemplo, porque aún lo tengo fresco en la mente y sigue sorprendiéndome.

En eso Estadio PacaembúEn Sao Paulo se encuentra el Museo del Fútbol Brasileño, que conmemora a Pelé. Garrincha, Ronaldo, RomarioA todos los grandes de todos los tiempos desde esa tierra. Recordamos las cinco Copas ganadas, recordamos todo lo que hemos conseguido.

Pero en medio del recorrido, y con paso obligatorio porque de lo contrario no se puede continuar por el Museo, hay una pequeña sala, bastante oscura, con un lienzo de techo a pared, en el que se repite ininterrumpidamente un vídeo de poco más de un minuto, de tal forma que todo brasileño que va al Museo está obligado a verlo.

El video trata sobre la final de 1950. Dice algo así: “Gol de Brasil, la Copa era nuestra. Gol de Uruguay, la Copa seguía siendo nuestra. Pero… Gol de Uruguay…”, y un silencio ensordecedor corona el video, que se repite una y otra vez a lo largo del día.

Si buscas algo increíble, ahí lo tienes. En el Museo para recordar todas las victorias, ¡se exhibe la mayor derrota! Quizás, porque el 50 fue el trampolín para los triunfos posteriores.

Uruguay y Brasil Se han enfrentado muchas más veces. En México 1970, la victoria fue para los norteamericanos, en la semifinal disputada en Guadalajara. En 1983, Uruguay empató de visitante en Salvador y ganó la Copa América.

Lea también

En 1989, el 16 de julio, en MaracanáBrasil ganó y fue campeón de América. En 1995, en Montevideo, por penales, Uruguay ganó la final. En 1999, en Asunción, el triunfo fue para la “canarinha”. Y así muchas veces más…

El último accidente fue en Montevideo en octubre por las Eliminatorias Sudamericanas. Allí, la Celeste se impuso, rompiendo una larga racha invicta del rival.

Poco importa que de un lado esté una nación con más de 200 millones de habitantes y del otro un pequeño país que no logra superar los tres millones y medio de habitantes. Uruguay y Brasil Es un clásico del fútbol mundial. Siempre lo ha sido. Y ahora tendrá otro capítulo en Las Vegas.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Diez consejos sencillos y fáciles para hacer la maleta – .
NEXT Alianza vs Atlético Nacional por Primera A el 17 de julio en el Estadio Armando Maestre Pavajeau: todos los detalles de la previa