Ley y Justicia decide quedarse en el grupo de Meloni y rechaza a Orbán

Ley y Justicia decide quedarse en el grupo de Meloni y rechaza a Orbán
Ley y Justicia decide quedarse en el grupo de Meloni y rechaza a Orbán

El partido ultraconservador polaco Ley y Justicia (PiS) ha decidido permanecer en el grupo ultraderechista Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) en el Parlamento Europeo, poniendo fin a días de especulaciones sobre su futuro político inmediato y quedando bajo los auspicios de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni. Esta decisión se ha hecho oficial durante la reunión fundacional del ECR, celebrada en formato híbrido tras haber sido aplazada por desavenencias internas entre el PiS y el otro socio mayoritario de la familia ultraderechista, Hermanos de Italia.

Con esta decisión, el PiS ha rechazado la oferta del húngaro Viktor Orbán de unirse a su nueva alianza Patriotas por Europa. Esta coalición, que aspira a convertirse en el mayor grupo de extrema derecha del Parlamento Europeo, ya ha atraído a partidos como el populista ANO de la República Checa, el Partido de la Libertad (FPÖ) de Austria y los ultras Chega de Portugal. Estos partidos comparten una profunda aversión al Pacto Verde, la reforma de la política migratoria de la UE y las disposiciones militares para Ucrania.

Para formar un grupo en el Parlamento Europeo se necesitan al menos 23 eurodiputados de al menos siete Estados miembros. La alianza de Orbán cumple actualmente el primer requisito, pero necesita tres partidos nacionales más para poder formar un grupo antes de la sesión constituyente del Parlamento Europeo del 16 de julio. La inclusión del PiS, con sus 20 eurodiputados, habría reforzado significativamente a Patriotas por Europa, ampliando sus filas y posiblemente atrayendo a más miembros.

Tensión interna en la ECR

La repentina cancelación de la reunión fundacional del ECR la semana pasada, supuestamente debido a un enfrentamiento entre el PiS y los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, hizo saltar las alarmas sobre la posible marcha de la delegación polaca. El ex primer ministro polaco Mateusz Morawiecki mencionó en una entrevista que había un 50% de posibilidades de que el PiS se uniera a la nueva iniciativa de Orbán.

No está claro qué factores específicos llevaron al PiS a elegir a Meloni en lugar de Orbán. Sin embargo, las fricciones entre los partidos en Polonia y Hungría, especialmente debido a la estrecha relación de Orbán con Vladimir Putin, podrían haber jugado un papel, ya que el PiS es un partido profundamente anti-Kremlin y pro-Ucrania. Si bien Orbán cuestiona la eficacia de las sanciones occidentales y bloquea la ayuda militar de la UE a Kiev, cuando el partido polaco estaba en el poder en Varsovia era uno de los mayores aliados del gobierno de Volodymyr Zelensky, fue un importante proveedor de ayuda militar y abogó por sanciones más duras contra Rusia.

La decisión del PiS de permanecer en el ala más antirrusa y atlantista de la galaxia de la extrema derecha es un alivio para Meloni, que busca aumentar la influencia del ECR en la próxima legislatura. Desde que llegó al poder, el primer ministro italiano ha adoptado una postura más pragmática en Europa y ha sido fundamental para desbloquear el Nuevo Pacto sobre Migración y Asilo, pese a la oposición del PiS. La pérdida de los conservadores polacos habría reducido significativamente el tamaño y la influencia del ECR, de 84 a 64 eurodiputados.

La lucha de Meloni por la influencia

Una vez superada la crisis, Meloni y sus aliados pueden seguir intentando maximizar su influencia. Durante la reunión del miércoles, el grupo eligió a Nicola Procaccini (Hermanos de Italia) y a Joachim Stanisław Brudziński (PiS) como copresidentes para los próximos cinco años, consolidando así la posición dominante de sus delegaciones dentro del ECR. Se espera que el ECR establezca alianzas caso por caso con el Partido Popular Europeo (PPE) para frenar la legislación medioambiental y promover políticas que controlen la migración irregular.

Por ahora, el nuevo grupo Patriotas por Europa pretende desplazar al ECR como principal exponente de la extrema derecha en Bruselas. El Fidesz húngaro de Orbán ha logrado atraer aliados del grupo Identidad y Democracia (ID), liderado por el Agrupamiento Nacional (RN) de la francesa Marine Le Pen y la Liga del italiano Matteo Salvini.

Ahora, el sector más prorusófilo de los partidos ultraconservadores podría llenarse de estos pesos pesados, después de que el líder de la Liga, Marco Zanni, planteara la posibilidad de unirse a ellos. Los Patriotas ya se preparan para cortejar al RN y sus 30 escaños tan pronto como termine la segunda vuelta de las elecciones legislativas en Francia.

La decisión del PiS de permanecer en el ECR marca un momento crucial en la política de extrema derecha europea. Con la alianza de Meloni y el compromiso renovado del PiS, el ECR está posicionado para seguir siendo una fuerza influyente en el Parlamento Europeo, actualmente la tercera fuerza superando a los liberales de Renew, que han caído al cuarto lugar con 75 escaños. @mundiario

Leer más

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Se pone en marcha en Marbella un Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CMAC) – .
NEXT Ramón Varela advierte que proyecto de Altri vulnera normativa europea – .