la verdadera historia – .

la verdadera historia – .
la verdadera historia – .

Alrededor de las 4 de la mañana del 5 de junio, funcionarios de seguridad municipal de Lampa recibieron una llamada de un conductor que circulaba a esa hora por el Camino Lo Echevers de esa comuna. El hombre les dijo que había visto los cuerpos de dos hombres de entre 20 y 25 años de edad, muertos tras haber recibido disparos, a un costado de la carretera.

La investigación determinó rápidamente que los sospechosos eran Yunior Cuica y Kliber Manzilla, dos ciudadanos venezolanos que en días pasados ​​fueron señalados por un informe de T13 como presuntos testigos protegidos del Ministerio Público en un caso de crimen organizado. La situación era completamente inédita en el país, por lo que la Fiscalía Nacional salió rápidamente a esclarecer los hechos. “No formaban parte de ningún programa de protección al momento de los hechos”El organismo encargado de la investigación afirmó:

Y según fuentes de TerceroEl caso de los dos jóvenes asesinados en la madrugada de junio en Lampa correspondería a una fallida transacción de drogas, mezclada con deudas que tenían con narcotraficantes venezolanos. Horas antes de su muerte, los dos hombres asesinados habían llegado a una actividad recreativa en la comuna de Santiago, acompañados de un tercer sujeto. Habían viajado desde Peñalolén. Tras finalizar este hecho, Cuica y Manzilla –según la declaración de su acompañante– habrían indicado que viajarían a la comuna de Estación Central para concretar la compra de sustancias ilícitas a una banda venezolana.

El tercer sujeto que estaba con ellos esa noche –y que ahora es clave en el caso porque es testigo de lo ocurrido– se fue ese día a su casa. Como también estaba preocupado por lo que hacían sus amigos, les pidió que les compartieran su ubicación vía WhatsApp. Al llegar a la Estación Central, según la información recabada hasta el momento en la investigaciónLos dos hombres fueron secuestrados por la pandilla compatriota, a quien Cuica y Manzilla supuestamente les debían el pago de una venta de droga anterior en ese momento.

Luego de secuestrarlos, la banda trasladó a los falsos testigos protegidos a la comuna de Lampa, donde los ejecutaron acribillándolos con más de 20 tiros, dejando sus cuerpos en un terreno baldío del sector Camino Lo Echevers, por donde pasaba el conductor que esa noche dio aviso a las autoridades.

Fuentes de la investigación -que es reservada- descartan categóricamente que se trate de un caso de asesinato de testigos protegidos, ya que ambos hombres sólo aparecen como imputados en un caso de receptación de vehículos robados, pero nunca como testigos en ninguna otra investigación.Menos aún del crimen organizado. De ser acusados ​​de recibir bienes robados, pasaron directamente a ser víctimas de homicidio. Sin haber sido testigos, mucho menos protegidos.

Lo anterior, según quienes conocen lo ocurrido, se habría confirmado una vez conocido el reporte periodístico, luego de verificarse los registros del programa de víctimas y testigos, así como las causas, donde Quedó comprobado que ni Cuica ni Manzilla mantuvieron ni han tenido esa cualidad.

Algo que también se pudo comprobar en el caso de una mujer llamada Maira Martinezquien fue asesinado en Ovalle y quien además sería testigo protegido.

En este caso, Tercero Se pudo establecer, tras consultar diversas fuentes policiales y del organismo de persecución penal, que la víctima de este homicidio se encontraba bajo medidas de protección y fue testigo protegida en algún momento, e incluso fue reubicada de la ciudad. Sin embargo, poco tiempo después se negó a mantener contacto con el organismo de persecución penal porque ejercía la prostitución en un Club nocturno en Ovalle, por lo que recibir visitas de la policía afectó eso, Lo que provocó su renuncia al programa. a pesar de los infructuosos contactos realizados por la Fiscalía para mantener su estatus.

Una vez conocido el informe periodístico en el que se reportó el asesinato de estos tres testigos protegidos durante el 2024, se levantaron distintos cuestionamientos frente a la situación de seguridad de quienes mantienen ese estatus.

El miércoles por la mañana, en la Comisión de Seguridad de la Cámara, la ministra del Interior, Carolina Tohá, también descartó que las tres víctimas fueran testigos protegidos y aseguró que el Gobierno “hizo averiguaciones a la policía para ver si habían sido informantes: tampoco lo fueron”. “Los testigos protegidos son de máxima prioridad porque son personas que colaboran en investigaciones criminales de gran relevancia.donde hay un riesgo y una capacidad de generar represalias y por eso se genera esta institucionalidad de protección”.

La complejidad de la situación también llevó a diputados de RN a citar este martes a comparecer ante la comisión al fiscal nacional, Ángel Valencia. Al ser consultado sobre esto, el presidente de la comisión, diputado Andrés LongtonAseguró que aunque la información periodística fue desmentida, aún esperan la comparecencia de la máxima autoridad del Ministerio Público.

El diputado explicó a este diario que esta instancia permitirá esclarecer lo ocurrido, así como revisar lineamientos y mecanismos sobre cómo se puede fortalecer el programa de víctimas y testigos. “Creo que es importante analizar este debate porque si no lo abordamos ahora, puede convertirse en un verdadero problema”. concluyó el presidente del Comité de Seguridad de la Cámara.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ‘Cienfu’ regresa al Villarreal para liderar el proyecto en Primera RFEF
NEXT ¿Nueva estrategia política? – .