Ángelo Calcaterra quedó fuera del juicio oral y su caso será revisado por la justicia electoral

Ángelo Calcaterra quedó fuera del juicio oral y su caso será revisado por la justicia electoral
Ángelo Calcaterra quedó fuera del juicio oral y su caso será revisado por la justicia electoral

Inesperadamente, Ángel Calcaterra, el primo del ex presidente Mauricio Macri, Se convirtió en el primer empresario arrepentido por el caso de los cuadernos en salir del futuro juicio oral. para el pago de dichos sobornos mediante decisión del Tribunal Federal de Casación Penal. La decisión afectó también a su principal colaborador, Javier Sánchez Caballero, quien quedó detenido por este caso. La casación juega un papel clave: no sólo abrió la puerta a otros tres empresarios que fueron acusados ​​de colaboracionistas y pidieron lo mismo. Además, en dos sentencias diferentes, Instó al Tribunal Oral Federal 7 a acelerar el juicio oral en el que están imputados la expresidenta Cristina Kirchner y hombres de su gobierno.

“Constatamos que los datos señalados, cuyo análisis desestimó el tribunal oral, no contradicen las versiones de Ángel Jorge Antonio Calcaterra y Héctor Javier Sánchez Caballero cuando señalaron que los pagos imputados habrían estado motivados para financiar las campañas electorales del partido político. Frente para la Victoria de los años 2013 y 2015”, dijo el juez Daniel Petrone, acompañado de sus compañeros Diego Barroetevaña y Carlos Mahiques, en un fallo al que accedió. Infobae.

Por Casación, “El dato no es aislado, ya ha sido contrastado” que las fechas en las que se produjeron las entregas de dinero atribuidas a los imputados “son contemporáneas a las campañas electorales de las elecciones realizadas en los años 2013 y 2015”. Y afirmó que el Tribunal Oral “nada dijo sobre la información aportada por el recurrente relacionada con que sus clientes, a través de la empresa Creaurban SA, realizaron aportes a la campaña electoral presidencial de 2007 a favor del Frente para la Victoria. . Esta información es de interés porque, como alega la defensa, indicaría que el aporte de dinero a una campaña electoral no era un hecho nuevo para sus clientes”.

El fiscal Ramiro González y la jueza María Servini, con competencia electoral, habían reclamado que el caso Calcaterra-Sánchez Caballero debía tramitarse en su jurisdicción. “En la jurisdicción penal, ante situaciones similares, se estableció la competencia de la justicia electoral para entender estos hechos considerados como aportes a las campañas electorales y más allá de que la situación de Calcaterra y Sánchez Caballero se encuentra en una etapa más avanzada de la vía penal. proceso. […] “La dinámica de los hechos no puede analizarse de otra manera ya que ello violaría el procedimiento de la especialidad de jurisdicción electoral”, señaló. “Teniendo en cuenta que los hechos sometidos a estudio se refieren a la declaración por parte del imputado de aportes privados con los que se habría financiado una campaña electoral, el control de legalidad de dichos actos está a cargo de esa jurisdicción especializada”. Fue el puntapié inicial de esta decisión.

Puede que Calcaterra no sea el único que se beneficie de este criterio. Aunque habrá que esperar su decisión, ayer Casación dio luz verde a las acusaciones de incompetencia que habían presentado los empresarios. Hugo Dragonetti, Jorge Balán y Armando Losón. Los tres habían declarado como acusados-colaboradores cuando se inició el caso. Loson también presentó otra causa en la que denunció irregularidades en las notas de los cuadernos. Óscar Centeno en los hechos donde fue mencionado, causa en la que el juez Marcelo Martínez De Giorgi procesó al amigo del conductor del colectivo, Jorge Bacigalupo, quien tenía los cuadernos en su poder.

La Fiscalía o las partes denunciantes ahora podrían apelar la decisión para su revisión ante la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, por ahora, en la jurisdicción electoral, a estas alturas, el caso podría prescribirse, señalaron. Infobae Fuentes que conocen la causa.

Cristina Kirchner (Nicolás Stulberg)

La decisión de Casación se conoció este miércoles, a última hora de la tarde, previo a un fin de semana largo. Se produjo en el marco de otra catarata de resoluciones tras un largo período de silencio sobre el expediente. A finales de mayo, la fiscal Fabiana León denunció al tribunal oral por retardo de justicia en dos de los expedientes que integran el megacaso Cuadernos, que nació con las notas del remisero Oscar Centeno pero al que se sumaron otros expedientes relacionados – algunos existentes, otros que nacieron de los propios dichos del arrepentido. En dos resoluciones paralelas, la Sala I y la Sala IV del máximo tribunal instaron a los magistrados del Tribunal Oral a avanzar con el juicio oral. Fue elevado por el juez Claudio Bonadio a finales de 2019 y aún no tiene fecha de juicio.

En la cuenta regresiva para que, dentro de un mes y diez días, se haga público el sexto aniversario de aquel escándalo con allanamientos, detenciones y una avalancha de arrepentidos, el fiscal León instó a que el caso llegue a un juicio oral con todos los involucrados en el banquillo: desde Cristina Kirchner y sus funcionarios a los principales empresarios que aceptaron declarar como imputados-colaboradores y detallar los pagos que habían realizado en los viajes encabezados por el ex número 2 de Planificación, Roberto Baratta. Estos viajes quedaron detallados en los cuadernos de su chofer Óscar Centeno y dieron origen al presente expediente.

Con el impacto del caso, el caso sumó detenciones y lamentos. El primero fue el propio Óscar Centeno. Posteriormente, uno de los empresarios, Juan Goicochea, sobre quien tenía orden de aprehensión, optó por ese camino. Llegó de vacaciones a Buenos Aires, después de esquiar. Sabía que lo iban a arrestar. Antes de ir a prisión, también prefirió el acuerdo de culpabilidad. Comenzó así un efecto dominó que se prolongó durante semanas, con exfuncionarios y empresarios desfilando entre la alcaldía, la fiscalía y el juzgado.

Incluso el primo de Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, estuvo a punto de ir a prisión cuando fue detenido su principal mano derecha, Javier Sánchez Caballero, director general de IECSA. “Desde el inicio del Gobierno del Dr. Néstor Kirchner tuvimos un contexto desfavorable hacia nuestro grupo empresarial en general y hacia la empresa IECSA en particular. Como ejemplo se puede indicar que con motivo de una reunión de negocios en Venezuela (Néstor) Kirchner, reuniéndose con el entonces presidente (Hugo) Chávez, le pidió a Calcaterra que se acercara y cuando lo hizo, el primero le dijo a Chávez que él era su primo. mayor oponente político (…) El señor Baratta comenzó a exigir que Angelo Calcaterra poner dinero en las campañas. Con el tiempo, la demanda se hizo más fuerte y en un momento cedió a la presión entregando dinero”, declaró en ese momento.

En un principio, Calcaterra no tuvo suerte con sus propuestas de que el caso llegara al fuero electoral, a diferencia de otros empresarios que se habían presentado ante el juez Claudio Bonadio y lograron, antes de que el expediente llegara a juicio, que llegara a los tribunales. jurisdicción electoral. Estaban Manuel Santos Uribelarrea, Eduardo Antranik Eurnekian y Alejandro Ivanissevich. Pero el resto fue enviado a juicio.

“Dedicado al análisis de la cuestión que nos llega del recurso de apelación interpuesto por la defensa particular de Ángel Jorge Antonio Calcaterra y Héctor Javier Sánchez Caballero, anticipamos que este partido tiene razón y consideramos que la señora juez con competencia electoral es la quien debe continuar la investigación sobre los hechos denunciados – dijo Casación -. Constatamos, como afirma el recurrente, la ausencia de tratamiento o valoración de lo alegado por la defensa de Calcaterra y Sánchez Caballero, quienes, desde la presentación del primero de los señalados como colaborador imputado, reiterada y consistentemente señalaron que el “El destino de los fondos señalados fueron aportes de las campañas de los años 2013 y 2015 para el partido político Frente para la Victoria”.

Y agregó: “Calcaterra se presentó espontáneamente en el proceso como imputado colaborador y, en ese contexto, reconoció determinadas entregas de dinero, indicando expresamente su causa y destino. No es un dato menor que, como señala el recurrente, el destino de los fondos –los aportes de campaña– fue un hecho introducido voluntariamente por Calcaterra quien se presentó al inicio del proceso ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 11 de la jurisdicción. cuando aún no había sido convocado ni nombrado”

Con estos antecedentes, es claro que son varios los empresarios que insistirán en que se analice su caso a la luz del momento en que realizaron sus entregas de dinero. Por ahora, tres ya lograron que Casación abriera su denuncia.

Mientras tanto, Casación -atendiendo a la propuesta del fiscal- resolvió en dos fallos simultáneos que el Tribunal Oral Federal agilice el juicio oral sin dilaciones. “Este es -muy probablemente- el caso de corrupción más grande que, en la historia de la República Argentina, ha sido sometido a la jurisdicción de una Corte”, dijo el juez Claudio Bonadio, quien investigó el caso en ese momento. “Se estableció que desde las más altas esferas de la Nación se sentaron las bases de una matriz de corrupción, que se instauró durante el régimen presidencial de Néstor Carlos Kirchner (2003-2007), y se mantuvo durante los dos sexenios de Cristina. Elisabet Fernández (2007-2015). “Más de doce años de corrupción e impunidad, sin solución de continuidad, al más alto nivel estatal”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News