Levantan ‘cambuches’ de habitantes de calle en Bucaramanga

Puntos de desorden y consumo de drogas, entre otros problemas de inseguridad, son reportados por la comunidad en múltiples sectores de Bucaramanga, como Cabecera y Centro.

En la esquina de la carrera 27 y calle 56, varios ciudadanos en condición de indigencia ocuparon la vía peatonal y formaron ‘cambuches’ en la escultura metálica que allí se ubica. El sitio fue despejado. (Fotos: Suministrada/VANGUARDIA)

Tras denuncias ciudadanas, en las últimas horas la Alcaldía de Bucaramanga desplegó operativos para despejar y recuperar espacio público en distintos puntos críticos por la presencia de personas sin hogar.

Múltiples ‘cambuches’ y una gran cantidad de residuos sólidos fueron desmantelados y retirados por las autoridades en medio de estos trabajos, que se desarrollaron en las zonas deprimidas del Mesón de Los Búcaros y en la esquina de la carrera 27 y calle 56.

Lea también: Más de 800 multados en un mes: Tránsito Piedecuesta intensificó controles

En estos últimos puntos críticos mencionados, varios ciudadanos en condición de indigencia ocuparon la vía peatonal y formaron ‘cambuches’ en la escultura metálica que allí se ubica. Desde hace aproximadamente una semana, los ciudadanos advierten sobre tal ocupación.

Le sugerimos: Así es la estrategia para tratar líquidos tóxicos de la basura en El Carrasco

En los túneles del intercambiador Mesón de Los Búcaros también fueron encontrados varios individuos que pernoctaron en dicha estructura.

Más allá de las autorizaciones

Según informó la Alcaldía de Bucaramanga, esta “intervención no solo se enfocó en la recuperación del espacio público, sino también en brindar apoyo y alternativas a los ciudadanos en situación de calle, a quienes buscamos brindar soluciones integrales para mejorar su situación”. calidad de vida.”

Este tipo de controles se realizan de manera conjunta entre el Ministerio de Desarrollo Social y la Defensoría del Espacio Público del Gobierno Local.

En medio de estas tareas, también se realizan tareas censales y de caracterización para conocer detalles clave sobre este tipo de población vulnerable en la capital santandereana.

Además del hogar de transición proporcionado por el Municipio, estos ciudadanos también pueden beneficiarse de programas de desintoxicación y resocialización.

Llamada comunitaria

Habitantes, trabajadores y comerciantes de sectores como Cabecera y Centro notan una alta presencia de habitantes de calle en espacios como jardines frontales, vías peatonales, plazoletas, parques y frentes comerciales.

Además de la suciedad y los desordenes de excrementos, los ciudadanos se quejan de diversos impactos negativos en términos de inseguridad, como robos y actos de vandalismo contra el mobiliario público y la propiedad privada.

“En la carrera 33, entre las 5:30 y las 6:30, muchos frentes comerciales siguen ocupados por personas sin hogar. Tengo que caminar hasta allí todos los días y tengo miedo. He visto tipos armados con cuchillos. En alguna ocasión les he visto masturbarse allí mismo. Hay riesgo para las mujeres”, advirtió una auxiliar de enfermería que trabaja en Cabecera.

En este sector, comerciantes y líderes cívicos también denuncian el robo de componentes metálicos que forman parte de avisos, carteles y hasta nomenclaturas.

En el caso del Centro, en muchos lugares los ciudadanos se quejan de “olores insoportables” debido a la orina y materia fecal en las vías peatonales. Un gran ejemplo de esta situación se ve a lo largo de la calle 36.

En puntos como la carrera 14, entre las calles 36 y 34, también aumentó tanto la ocupación como el desorden de residuos por parte de la población en viviendas de calle.

La comunidad lanza llamados al Municipio con el propósito de multiplicar los operativos de limpieza y despeje, así como ofrecer programas institucionales para aquellas personas que estén dispuestas a salir de las calles.

 
For Latest Updates Follow us on Google News