En misa en La Matanza habló de cómo en los comedores “les arrebatan la comida”

En misa en La Matanza habló de cómo en los comedores “les arrebatan la comida”
En misa en La Matanza habló de cómo en los comedores “les arrebatan la comida”

La iglesia de la Virgen del Milagro de Caacupé, en Ciudad Evita, reunió a unas 300 personas que siguieron una misa encabezada por monseñor Óscar Ojea en homenaje a las madres que colaboran en los comedores sociales, en el que la Iglesia dejó otro contundente mensaje al gobierno de Javier Milei, tras la crisis ocurrida días atrás por los alimentos almacenados en los almacenes, y advirtió que en los comedores sociales “su comida es quitados de ellos “.

La expectativa en la previa era ver si la ceremonia contaría con presencia militante y sobre todo si, como ocurrió en las últimas misas, habría cánticos contra el Gobierno. “Es una masa para unir, no para dividir”coincidieron los líderes de la Iglesia en los últimos días.

como el sabia ClarínAllí se encontraban algunas banderas de UTEP y del MTE, agrupaciones que responden a Juan Grabois, las cuales fueron retiradas tras un pedido de las autoridades eclesiásticas.

Antes se desplegó un fuerte operativo policial en la zona, poblada por medios de comunicación, curiosos, feligreses y también líderes de colectivos vinculados a la Iglesia. También se pudo ver algunas referencias de hinchas como los de Laferrereaunque no hubo, al menos temprano, cánticos contra el gobierno de Javier Milei.

El discurso de Ojea Quintana se centró en pasajes de la Biblia que hacían referencia a las necesidades de alimentación de las personas y al compromiso de la sociedad de ayudar a los demás. Allí notó un mensaje con un tono casi político, incluso sin hacer menciones directas a nadie.

“Cada uno sabe qué responsabilidad tiene”, dijo, antes de resaltar nuevamente el papel de las mujeres que trabajan en los barrios populares. También reflexionó, en lo que parecía otra insinuación: “Yo también soy responsable de la necesidad de mi hermano, no puedo lavarme las manos”.

En su homilía de 30 minutos, dijo: “A veces la gente viene enojada a los barrios, buscando comida. Ahora me quitan la comida, falta la comida y tenemos que decir que no hay más”Ojea dijo que recientemente se lo dijo un representante de barrios populares.

“En una crisis la solidaridad tiene que ser mayor, tenemos que brindar responsabilidad. No tenemos que tirar la comida, porque falta en muchos hogares, es un momento difícil de necesidad”, añadió Ojea.

La Iglesia había cuestionado al Gobierno cuando se supo que había alimentos almacenados en los almacenes.

 
For Latest Updates Follow us on Google News