Una gran empresa de prepago ha anunciado ahora un aumento récord para julio y otra ha tomado la decisión contraria.

Una gran empresa de prepago ha anunciado ahora un aumento récord para julio y otra ha tomado la decisión contraria.
Una gran empresa de prepago ha anunciado ahora un aumento récord para julio y otra ha tomado la decisión contraria.

El acuerdo judicial entre el Gobierno y el Pagado por adelantado Fue aprobado el viernes pasado, un día después de conocerse la inflación de mayo, que se ubicó en 4,2 por ciento. Esta aprobación ha lanzado definitivamente las nuevas condiciones de funcionamiento del sector, en las que el Gobierno jubilado nuevamente desde julio como precio rector de las cuotas que las empresas cobran a sus afiliados.

Clarín ya había adelantado algunos de los índices de ajuste que varias de las empresas prepago más importantes del país decidieron aplicar tras la nueva liberalización del mercado. Este rango mostró algunas diferencias porcentuales, pero en las últimas horas se sumaron las más llamativas, que ahora ocupan los dos extremos de la mesa: el que anunció mayor aumento y el que reportó menor.

Hasta ahora, los incrementos ya reportados por este medio eran, de menor a mayor, los de Swiss Medical, con el 6,7%; Galeno, 7,45%; médico, 8,07%; Ominto, 8,5%; y Acuerdo de Salud, 8,8% (tras la reversión de un controvertido primer anuncio del 18,8%). Ahora la prepaga del Hospital Italiano se suma al tope de la lista, con la 9,37%y en el extremo inferior, Medifé, que a pesar de los precios publicados decidió como estrategia seguir la huella del IPC ajustando sólo el 4,2%.

El dispersión, Por aquí. se vuelve cada vez más amplio. Parece ser una primera señal, deseada por el Gobierno desde que firmó el DNU 70 en diciembre, que una vez retirado el estado Los precios están empezando –ahora mismo– a ajustarse. Es decir, tal cosa es posible mientras cada empresa prepago ordene sus incrementos (siempre dentro de una determinada lógica) en función de sus criterios comerciales y costos.

Estos matices entre empresas fueron menos evidentes, especialmente en enero, cuando, después de años de control gubernamental, las empresas fueron empoderados para fijar los aumentos de cuotas y sus decisiones terminaron de la peor manera: objetadas por el Gobierno hasta el punto de dar lugar a una investigación por parte de presunto “posterización”.

Gabriel Oriolo, titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, quien decidió dejar de fijar precios.

Una vez superada esta primera etapa de libertad frustrada, el experimento busca la venganza, con la esperanza oficial de que la experiencia de primer intento fallido funcionar como combustible para un escenario menos turbulento. Desde otros espacios políticos, como la Coalición Cívica -que hizo la primera denuncia contra las empresas, que luego se consolidó- creen que el Estado no debería abandonar su papel en la fijación de precios de la sanidad privada.

Este criterio también fue compartido por el primera oracion Fallo judicial de fondo -no cautelar- emitido hace unos días tras una demanda de una filial de la prepaga Clínicas Marplatenses Unidas. El Juzgado Federal N°4 de Mar del Plata ordenó a la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) “determinar definitivamente el valor de la cuota correspondiente al plan debidamente contratado”, con tasas de actualización “basadas en criterios de razonabilidad y proporcionalidad”.

La explicación del aumento récord

Los últimos aumentos en el Hospital Italiano y Medifé tienen la particularidad de que ambos fueron los primeros en comunicarse después que se conoció el dato de inflación de mayo. El resto de las empresas prepago antes mencionadas habían enviado sus cartas antes del 13 de junio (fecha en la que se conoció el último IPC). La inflación registrada en abril había sido del 8,8 por ciento.

La carta que el Hospital Italiano envió a sus afiliados explica la Ajuste del 9,37% con una salvedad: “Aunque es necesario, no cubre en su totalidad los recursos necesarios para hacer frente a los crecientes costes de nuestra actividad, pero seguiremos buscando soluciones y medidas que nos permitan mantener la calidad de nuestros servicios sin que esto suponga un gasto excesivo”. impacto en sus cuotas. ”.

El plan prepago del Hospital Italiano anunció un aumento del 9,37% en julio. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

En comunicación separada, la empresa prepago informa a sus afiliados sobre el plan de reembolso. cobrado por encima del IPC durante los primeros meses del año y al respecto señala: “Comprenderán que estas acciones representan un esfuerzo financiero considerable para el Hospital Italiano; Sin embargo, estamos comprometidos a mitigar su impacto sin afectar la calidad de la atención médica que brindamos habitualmente”.

Clarín Tuvo acceso al caso concreto de un jubilado que -según detalla en un correo electrónico- en diciembre de 2023 pagó una cuota por el Hospital Italiano 106 mil pesos y en mayo de 2024 el monto pasó a 368 mil pesos. En la carta en la que le notifican el plan de amortización le confirman que el importe a su favor es 91,955 pesosel cual será reembolsado en 12 cuotas con un interés mensual del 2,5 por ciento (tasa de plazo fijo del Banco Nación).

Ese plan fue el que acordaron la SSS y las prepagas el 27 de mayo en una audiencia ante el juez Juan Rafael Stinco. Ese historial luego mereció que el Ministerio de Industria y Comercio cancelar la medida cautelar lo que impidió que las empresas prepago subieran precios por encima del IPC al menos hasta octubre.

Por aquí, los tiempos se aceleraron y luego será a partir de julio que la libertad volverá a buscar la manera de materializarse en el difícil mercado de la salud. Un concierto en el que resta saber, ni más ni menos, el porcentaje que se aplicará a su cuota OSDE, la prepaga más grande del país. Como ella es la única a la que se le paga atrasada, será la última en mostrar sus cartas.

 
For Latest Updates Follow us on Google News