La relación de los artículos suntuarios incautados a exfuncionarios de la Alcaldía y al hermano de Daniel Quintero

La relación de los artículos suntuarios incautados a exfuncionarios de la Alcaldía y al hermano de Daniel Quintero
La relación de los artículos suntuarios incautados a exfuncionarios de la Alcaldía y al hermano de Daniel Quintero

22:22

Un lujoso coche negro azabache y una moto BMW de gran cilindrada azul y negra fueron dos de los 24 bienes por valor de 3.000 millones de dólares que fueron decomisados en un operativo que la Fiscalía anunció el viernes pasado contra una presunta red corrupta que habría operado en torno a la Alcaldía de Medellín durante el periodo de Daniel Quintero. Y resulta que en una búsqueda se puede comprobar que los dueños de esos dos vehículos tendrían vasos comunicantes con Miguel Quintero, hermano mayor del expresidente.

Lea aquí: Incautan bienes por más de $3.000 millones a ex altos funcionarios de Quintero por el escándalo del Parque de las Aguas

Según reveló el portal El Armadillo, los dos vehículos figuran a nombre de Comercializadora JPino SAS, la cual ha sido señalada como beneficiaria de contratos entregados en mano por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) por casi $2,500 millones para el suministro. de insumos para el mantenimiento del Parque de las Aguas y utilizando como intermediario a Metroparques.

Lo extraño es que se trataba de una comercializadora de telas creada en 2019 —unos meses antes de asumir el gobierno de Quintero— y cuyo objeto social cambió repentinamente para poder hacer cualquier cosa. Detrás de ella estaría Juan Alexander Pino, quien según la Fiscalía también tendría influencia en la gestión de Estructuras Zafiro, otra de las empresas involucradas en el mismo lío legal.

Cabe recordar que el director del Área Metropolitana al momento en que ocurrieron los hechos por los que investigan las autoridades era Juan David Palacio, quien inició su carrera en el sector público desde muy joven trabajando en la unidad de apoyo a Miguel Quintero cuando Era concejal de Medellín, y consideraba su firma. Es más, en los círculos políticos se da por cierto que el hermano del alcalde era el verdadero poder detrás del poder en esa entidad.

Para completar, hay testimonios de que el hermano mayor del exalcalde iba con frecuencia al Parque de Las Aguas y no precisamente a nadar, “parecía que tenía una oficina ahí”. Las mismas fuentes aseguran que es muy cercano a los exgerentes de Metroparques Jorge Enrique Liévano y María Eugenia Domínguez, también vinculados al caso por supuestamente haber avalado sobrecostos y falta de rigor técnico.

Otro elemento que puede ser casual o no es que precisamente el Jeep Gladiator Rubicon 2022, con matrícula LRX785, incautado por las autoridades la semana pasada, sería el mismo que aparece en publicaciones de redes sociales en las que aparece una mujer reparándolo sin éxito. . y dice que no sabe de autos pero sí de fiambres, al mismo tiempo que los invita a visitar el restaurante Capital Antioqueña. La mujer es Alejandra Santamaría, socia de Pino y también representante de Jupisan, empresa que figura como propietaria del mencionado establecimiento de comida.

Mucho antes de que se conociera todo el presunto entramado de corrupción en torno a entidades como el Área y Metroparques, y cuando se hablaba de supuestos negocios con bienes y compras públicas con la participación de Miguel Quintero, el portal IFM Noticias se preguntaba si había alguna relación entre esto con Capital Antioqueña, pues en varias ocasiones la impulsó.

EL COLOMBIANO lo comprobó y efectivamente en la cuenta de Facebook de Quintero, en medio de los comentarios defendiendo la decisión de la entonces Alcaldía -la de su hermano- de ordenar el confinamiento de la población en sus casas para frenar los estragos del covid- El 19 aparece una publicación del 20 de abril de 2020 con el 40% de descuento que otorgaba Capital Antioqueña en sus menús típicos y luego, el 29 de enero de 2021 hay otro post en el que Miguel Quintero invita a armar un “trío perfecto” para aprovechar la promoción de tres hamburguesas por $45.000 en ese mismo local ubicado en el segundo parque de Laureles.

Le puede interesar: Los “tornillos” que dejó el quinterismo han enredado al Área Metropolitana

Además, Juan Pino parece tener un departamento cerca del barrio Tricentenario, el mismo donde el exalcalde y sus hermanos Miguel y Juan David presumen de haber crecido. Pero Liévano, el exgerente de Metroparques, también habría residido en ese barrio del norte de Medellín. ¿Coincidencia?

Este Diario se comunicó con JPino y Capital Antioqueña para conocer su versión, pero en la primera ocasión no respondieron y en la segunda acordaron que la señora Santamaría le devolvería la llamada; Sin embargo, al cierre de esta edición no lo habían hecho y no volvieron a responder.

Entre los bienes que actualmente se encuentran en posesión de la Fiscalía, además del coche de lujo y la moto, hay otros seis vehículos, cuatro fincas rústicas y tres empresas. Estos están ubicados en los municipios de Medellín, Girardota, Copacabana, Marinilla y Urrao.

Al investigar bases de datos oficiales, este Diario encontró que Alejandra Santamaría posee un inmueble registrado a su nombre en el barrio Bellavista de Marinilla (Oriente Antioqueño), mientras que JPino aparece con otro inmueble en el casco urbano de Urrao (Suroeste). , por lo que estos serían parte de las incautaciones de las autoridades.

Así habrían operado

En la presentación del caso, la directora seccional de la Fiscalía de Medellín, Yira Milena Amado, explicó que “según la investigación realizada por un fiscal de la Unidad de Delitos Contra la Administración Pública de Medellín, entre mayo de 2020 y diciembre de 2022, el Área Metropolitana habría firmado tres contratos interadministrativos para entregar a Metroparques la suma total de $17.450 millones”.

La modalidad de contratos y convenios interadministrativos fue ampliamente utilizada en la administración Quintero para evitar las exigencias de contratación estatal definidas en la Ley 80, en la que se propone como regla general la realización de concursos públicos tipo licitación, y el uso de la figura de contratación directa sólo excepcionalmente.

De esta manera, una entidad adscrita a la Alcaldía contrataba la administración de recursos para adquirir bienes y servicios o ejecutar obras con una de las empresas del conglomerado distrital y esta a su vez podía subcontratar con empresas privadas, sin muchos límites. De esta manera, no sólo hubo sobrecostos, sino que se perdió el poder de control de las entidades que tienen esa misión.

Es así como, según la Fiscalía, el Área Metropolitana habría transferido recursos por $4,500 millones a través de contratos que fueron adjudicados directamente, sin licitación, a Comercializadora Jpino SAS, Soluciones SAS y Estructuras Zafiro SAS.

Mire aquí: Las cartas que reveló la Fiscalía contra cinco obispos del exalcalde Daniel Quintero

La Fiscalía investiga presunta cartelización así como posibles sobrecostos que conducirían a una malversación de recursos públicos.

Esto, sin embargo, representa sólo una pequeña parte de las denuncias por presunto manejo cuestionable de los recursos del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Esta entidad maneja un presupuesto anual cercano a los $600.000 millones y en el periodo de Juan David Palacio casi la totalidad se contrató sin licitación.

De hecho, incluso la propia oficina de Transparencia de la Casa de Nariño recibió una denuncia sobre contratos que se adjudicaron sin abrir concurso entre 2020 y 2022 con las entidades sin fines de lucro Tenarco, Arca, Cartama, Acopi y Fundaeventos, y que comprometían recursos para más de 32.000 millones de dólares.

En abril pasado, la nueva directora, Paula Andrea Palacios, señaló al menos 13 graves irregularidades que se habrían cometido durante el período de su antecesor.

Una de las más flagrantes mencionadas fue la reforma administrativa que aumentó los cargos para inculcar a personas cercanas a los obispos del ex alcalde Quintero.

Metroparques es otra de las entidades distritales que habría estado más permeada por la corrupción. En septiembre del año pasado, la fiscalía de Todos por Medellín reveló la existencia de un presunto cártel de 22 empresas que habrían acaparado contratos por más de $120.000 millones en Metroparques, con un estilo muy similar al utilizado por el exalcalde Samuel Moreno Rojas en Bogotá.

“Aquí, a diferencia de la cartelización, que normalmente se da en el sector privado para engañar a los funcionarios, habría un acuerdo tácito entre servidores públicos y contratistas”, subrayó en su momento la directora de Todos por Medellín, Piedad Restrepo, quien habló desde varios carteles. sino de uno solo, porque obedecería al mismo mecanismo, con responsabilidad de funcionarios y habría sido sólo una muestra de lo que estaba sucediendo en toda la administración distrital.

 
For Latest Updates Follow us on Google News