El día que un aficionado salvó a la Selección Argentina de quedar eliminada de la Copa América

Transcurría el año 1916, cuando se disputó por primera vez la Copa que, en aquel entonces, se denominaba Campeonato Sudamericano de Selecciones. Recién en 1975 cambió su nombre a Copa Américaen el que sólo equipos de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Esta primera edición se celebró entre el 2 y 17 de julio para Celebra los 100 años de la independencia de Argentina.y las selecciones invitadas fueron las de Brasil, Chile y Uruguayque jugó junto a los anfitriones en Buenos Aires.

A lo largo de los años, son varios los casos curiosos que se han presentado en este mítico certamen.

Fue precisamente el Selección Argentina el que sufrió un hecho insólito en aquella primera edición que pasó a la historia,

En aquel momento los equipos debían presentar a sus once jugadores para poder empezar a disputar el partido y no se permitían cambios ni tarjetas amarillas ni rojas, como hoy.

Argentina iba a ser medido con Brasil del 10 de julio, desde las 14.30, en la cancha de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires y, un rato antes de iniciar el partido, el técnico argentino recibió una inesperada noticia que podría poner fin a la eliminación en el torneo.

Una de las figuras de la selección albiceleste, el delantero de Racing, Alberto Ohaco, no pudo llegar a tiempo para disputar este clásico sudamericano.

Ante este imprevisto, a la selección argentina no le quedó otra alternativa que recurrir a la grada para buscar un sustituto improvisado. Ohaco y no ser eliminado en el segundo partido.

COOPA AMÉRICA 2016.jpg

En la primera edición de la Copa, a Argentina le faltaba un jugador para empezar a jugar con Brasil. Para no quedar eliminada tuvo que ir a la tribuna y allí estaba el futbolista de Huracán José Laguna, quien bajó, se vistió de celeste y blanco y hasta marcó el gol argentino.

X.com

Los ojos de todos los jugadores recorrieron desesperadamente las gradas hasta que uno de ellos logró reconocer entre los 20.000 espectadores José Laguna, futbolista que jugó en Huracán.

Laguna aceptó de inmediato la invitación, vestido con los colores argentinos y precisamente, a los 10 minutos puso en ventaja a la selección.

Sin embargo, la alegría argentina duró poco, ya que 13 minutos después Alencar anotó el 1-1 para los brasileños, resultado que pondría fin al partido.

Otro hecho insólito que ocurrió fue que el juez del partido fue Luis Carlos Fanta Tomaszewski, futbolista, entrenador de fútbol, ​​árbitro, dirigente deportivo y químico farmacéutico chileno.

Finalmente, Uruguay quedó campeón tras empatar 0-0 contra Argentina, en un partido que se disputó el pasado 16 de julio en la cancha de Racing.

#Argentina

 
For Latest Updates Follow us on Google News