Misiones: la policía aceptó la propuesta del gobierno provincial y montó su campamento

Misiones: la policía aceptó la propuesta del gobierno provincial y montó su campamento
Misiones: la policía aceptó la propuesta del gobierno provincial y montó su campamento

Luego de casi trece días de acampada frente al Comando Radioeléctrico de Posadas, los uniformados que protestaban contra el gobierno de Misiones finalmente aceptaron la última propuesta de las autoridades provinciales y desmantelaron las tenterías que habían colocado en la calle Uruguay de la ciudad capital. El anuncio se hizo tras la reunión que los representantes de los uniformados disidentes mantuvieron la medianoche del martes con distintos enviados del Gobierno, entre ellos los ministros de Coordinación, Héctor Llera, y de Doing, Adolfo Safrán, además del jefe de la fuerza. , Comisario Sandro Martínez.

La decisión fue comunicada en la madrugada de este miércoles por los suboficiales en retiro Ramón Amarilla y Germán PalavecinoPortavoces y delegados del grupo de agentes activos y retirados tanto de la policía misionera como del Servicio Penitenciario que desde el viernes 17 de mayo se encontraban acampando en las calles del barrio El Palomar de Posada a la espera de una mejora salarial que restableciera el poder adquisitivo. perdido por la estampida inflacionaria de los últimos tiempos.

El “Pacto de Entendimiento”

Aunque los detalles del acuerdo (titulado “Pacto de Entendimiento”) no fueron detallados con precisión, Como lo hizo saber Amarilla en un texto leído en un rincón de la Comandancia pasada la una de la madrugada), incluye otro aspecto sensible para la policía: la amnistía de todo proceso sumario o penal derivado de las protestas. Lo cierto es que el fin de semana se habían hecho públicas las denuncias realizadas por el gobierno provincial contra los líderes de la policía díscolo, entre las que se encontraban cargos como sedición e incitación a la violencia, entre otros.

Además, se estima que el aumento propuesto por el gobierno es, en promedio, un aumento del 50 por ciento., apenas una décima más que la última oferta y exactamente la mitad de lo que venía exigiendo la policía. Se supone que en la aceptación final influyó cierto desgaste que venía sufriendo la policía en un campamento marcado por las temperaturas más bajas del año.

Sin embargo, el anuncio que Amarilla y Palavecino hicieron en la esquina de Uruguay y Félix Bogado fue recibido con ovaciones por los uniformados apostados en el campamento, aunque dista mucho de la cifra que inicialmente exigían con intransigencia.

Maestros, solos

La otra cara de la firma del “Pacto de Entendimiento” con el gobierno de Hugo Passalacqua (que pasó los trece días de protesta policial sin expresarse al respecto más que con publicaciones genéricas en sus redes sociales) es que Implica la ruptura de la alianza con los grupos docentes que exigían exactamente lo mismo para ellos en un campamento similar en la misma calle, pero a una cuadra de distancia. La posibilidad de que los uniformados arreglaran las cosas por su cuenta y abandonaran el frente conjunto ya existía la noche del lunes, cuando maestros y profesores recibieron la noticia de la reunión que las fuerzas de seguridad disidentes iban a sostener con las autoridades provinciales en la Sede Central. de Policía.

Esa alianza se había materializado el martes de la semana pasada, cuando cientos de docentes cortaron el Puente Garupá (uno de los principales accesos a Posadas) y luego recibieron de Ramón Amarilla la propuesta de abandonar ese piquete para retirarse juntos por la Avenida Uruguay. YEl acuerdo incluía no abandonar ninguno de los campos hasta que las dos partes llegaran al mismo acuerdo con el gobierno misionero, algo que la policía acaba de romper esta mañana.

Aunque posteriormente tanto la policía como los docentes presentaron diferentes formas de denuncia, El pasado domingo Amarilla y Palavecino se acercaron al campamento de empleados de educación para fijar su postura y plantear diferentes sugerencias. Micrófono en mano, Amarilla se había comprometido a mantener el acuerdo que él mismo había propuesto: “Estamos todos equivocados y tenemos que resolver el conflicto con todos, no primero con la Policía y luego nos mandan a enfrentarnos, porque eso sería “Será una lucha de pobres contra pobres”, afirmó. Aunque dos días después sus palabras contradecían sus acciones.

En ese mismo discurso frente a los profesores que protestaban, El subcomisario superior retirado también expresó su disconformidad con los cortes de rutas y las caravanas a las viviendas de Hugo Passalacqua y Carlos Rovira, líder político del Frente Renovador de la Concordia. quien gobierna la provincia ininterrumpidamente desde 2003. “Quiero darles un consejo: aquí no se gana nada involucrándose en la delincuencia; Respeto lo que estamos haciendo todos por necesidad, que es manifestarnos para hacerle ver al gobierno lo que nos está pasando y que no quiere aceptar, pero nuestra lucha está aquí”, señaló, priorizando el campamento como exclusivo mecanismo de protesta.

Sin embargo, Tan solo un día después, los propios uniformados fueron sorprendidos con una apuesta violatoria de la ley cuando se movilizaban en los patrulleros llevados a la Casa de Gobierno. cruzando calles peatonales y detonando ruidos a su paso que nunca quedó claro si se trataba de petardos lanzados a la vía pública o balas de goma disparadas. Preguntado por estas maniobras, Amarilla quiso desvincularse: “Los hemos llamado a reflexionar que ese no es el camino, pero no pudimos frenarlos. “La gente no puede soportarlo más”.

Detrás de todo esto, detrás de escena de la Renovación, se trata de medir el costo político que tal exposición en la agenda nacional está trayendo a esta alianza electoral provincialista por un problema que aún no ha sido resuelto, pues persisten otros focos de conflicto. derivados. Una suerte de control de daños por errores no forzados que pone a Misiones en el punto de mira.

Así, desde hoy los docentes quedarán solos (con una pequeña presencia de personal de salud) en la calle Uruguay, epicentro de una estrategia que se extiende con movilizaciones y diversos cortes en rutas y localidades del interior de la provincia, modalidad que analizan en profundidad. Y aunque se especula que a finales de esta semana se reabrirá una mesa de negociación con el gobierno, vuelve a la mesa una preocupación que siempre ha estado en el aire: ¿qué pasaría si esos mismos policías que hasta hace horas compartían trinchera? Ahora se ordena aplicar en el denominado “Protocolo para el mantenimiento del orden público en caso de cierre de vías” en Misiones.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Cacao e inclusión, la nueva combinación del Huila
NEXT Entrega de Medalla de la Amistad a Beata Karon, presidenta de la Asociación de Solidaridad Amigos de Cuba en Polonia