Una alternativa positiva para la juventud y la comunidad – .

El Jiu-Jitsu es un arte marcial y deporte de combate que enseña técnicas de autodefensa, control del cuerpo y la mente, y estrategias similares a una partida de ajedrez. La práctica de esta disciplina ha ido ganando adeptos en el departamento del Huila, ya que permite que los jóvenes se apasionen y dediquen su tiempo libre al aprendizaje de este arte deportivo.

DIARIO DEL HUILA, PRIMER PLANO

Por: Alejandro Polanco

Hace casi seis años, el Club Deportivo Colombia fue fundado en Pitalito, Huila, por el profesor Carlos Zamboní, con la visión de ofrecer oportunidades deportivas a la juventud local. Desde su creación, el club ha apostado por la enseñanza del Jiu-Jitsu y la promoción de valores como el compañerismo y la disciplina. Jenny Constanza Domínguez, quien asumió la dirección del club, ha transformado este espacio en un refugio para jóvenes que buscan un camino positivo en sus vidas.

Quienes lo practican aprenden a respetar a sus oponentes, a trabajar en equipo y a seguir instrucciones. Este deporte también enseña la importancia de la perseverancia y el trabajo duro. En cada sesión de capacitación, los jóvenes enfrentan y superan desafíos, lo que les ayuda a desarrollar una mentalidad resiliente y proactiva.

Le puede interesar: Colombia se coronó campeona mundial de fútbol sala sub-17

Desde un punto de vista físico, el Jiu-Jitsu mejora la condición física general, la flexibilidad, la fuerza y ​​la coordinación. Mentalmente, el deporte ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Los jóvenes que practican Jiu-Jitsu aprenden a manejar la presión y a mantener la calma en situaciones difíciles, habilidades que son valiosas tanto dentro como fuera de la práctica deportiva.

Además, el Jiu-Jitsu juega un papel crucial en la prevención de problemas sociales como la drogadicción y la delincuencia juvenil. Al proporcionar una actividad estructurada y positiva, el deporte ayuda a mantener a los jóvenes alejados de las calles y de influencias negativas. Jenny Constanza Domínguez destaca que el club ha acogido a muchos niños de escasos recursos, ofreciéndoles una alternativa constructiva y saludable.

Logros obtenidos

El Club Deportivo Colombia ha logrado destacarse en el ámbito del Jiu-Jitsu a nivel nacional e internacional. Recientemente, el club participó en el Campeonato Internacional AJP Tour en Mosquera, Cundinamarca, donde sus competidores obtuvieron destacados resultados.

En esta competición, cinco jóvenes representaron al club y consiguieron un total de seis medallas: dos de oro, tres de plata y una de bronce. Estos logros son testimonio del talento y dedicación de los deportistas, así como de la calidad del entrenamiento que reciben. Jenny Domínguez destaca que estos éxitos no sólo son un motivo de orgullo para el club, sino también para toda la comunidad de Pitalito y Huila.

Se requiere más apoyo

A pesar de los éxitos y el impacto positivo del club, el apoyo financiero ha sido insuficiente. “Las ayudas han sido mínimas, por no decir pocas”, dice Domínguez al Diario del Huila. “Este año logramos conseguir solo un boleto por parte de la administración municipal de Pitalito, pero este apenas cubre una pequeña parte de los gastos que implica participar en competencias internacionales”.

Participar en competiciones internacionales es crucial para el desarrollo de los atletas jóvenes. Estas competiciones les permiten medir sus habilidades frente a los mejores del mundo, ganar experiencia y puntos de ranking necesarios para acceder a eventos más importantes, como los campeonatos del mundo. Sin embargo, estos eventos también representan un desafío financiero importante.

Los costos asociados con la participación en competiciones internacionales son elevados. Estos incluyen tarifas de inscripción, que a menudo deben pagarse en dólares, pasajes aéreos, alimentos y otros gastos logísticos. Para muchas familias, estos costos son prohibitivos y, sin el apoyo adecuado, muchos jóvenes talentosos se ven obligados a abandonar sus sueños de competir y sobresalir a nivel mundial.

Lea también: Huilenses se destacaron en competencia de Jiu Jitsu

Es por ello que el Club ha realizado importantes esfuerzos para recaudar fondos y mantener el nivel competitivo. Sin embargo, estos esfuerzos no siempre son suficientes. “En cinco años, repito, hemos conseguido sacar sólo un billete. Esto nos lo pone muy difícil”, lamenta Domínguez. A pesar de esta falta de reconocimiento a sus logros, el club continúa con su misión de formar campeones y ofrecer a los jóvenes una alternativa positiva en sus vidas.

Mientras tanto, el Club Deportivo Colombia seguirá tocando puertas con la esperanza de que empresas del sector privado, gobierno y autoridades municipales brinden el apoyo necesario. “Con más recursos podremos llevar a más jóvenes a competencias internacionales, ofrecer mejores instalaciones y capacitación y seguir construyendo un mejor futuro para nuestros muchachos laboyanos”, afirmó Jenny Domínguez.

Mirando al futuro

Este año, el club espera participar en un campeonato mundial en Abu Dhabi, conocido como el epicentro del Jiu-Jitsu, además de varias competiciones nacionales. “Queremos que nuestros hijos sigan participando y destacándose a nivel internacional”, explica Jenny.

El calendario de competencias incluye eventos importantes en Abu Dhabi, Cartagena y otros lugares, con miras a la clasificación a los campeonatos mundiales. Cada competencia es una oportunidad para que los jóvenes demuestren su talento y adquieran experiencia valiosa para un futuro en el que sueñan con llevar en alto el nombre de su municipio, departamento y país.

Además de los logros individuales, el club pretende fortalecer el Jiu-Jitsu en Colombia. “Tenemos una Federación Colombiana de Jiu-Jitsu y queremos que más niños puedan sumarse a competencias mundiales y representarnos con orgullo”, agrega Domínguez. Este esfuerzo no sólo beneficia a la juventud del club, sino que también eleva el perfil del Jiu-Jitsu en el país.

Para Jenny Domínguez, cada medalla ganada, cada competencia a la que asiste, no sólo representa un triunfo individual, sino también una victoria de toda la comunidad. Invertir en estos jóvenes es invertir en un futuro más brillante y prometedor para todos. El llamado es claro, se necesita apoyo para seguir formando campeones y ofreciendo a los jóvenes una alternativa deportiva con garantías en un país donde el deporte se celebra como motivo de unidad y orgullo nacional.

Por su parte, el Club Deportivo Colombia espera seguir siendo ese espacio de desarrollo y esperanza para los jóvenes del valle de Laboyos. A través del Jiu-Jitsu, estos jóvenes están aprendiendo valiosas habilidades, alejándose de las calles y apostando así por la construcción de una sociedad integrada.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT “Abajo el comunismo”, el grito de un cubano en un acto castrista en la isla