recogen para un merendero – .

recogen para un merendero – .
recogen para un merendero – .

El drama desde dentro: “Verlos descalzos en el merendero…”

Luego de entregar lo recaudado a través de la campaña y actividades, los amigos suelen exhibir las imágenes en sus redes “para que todos sepan del noble destino que tuvo lo que recaudamos”.

Ahora, apelan al buen corazón de los vecinos para que donen ropa, insumos y alimentos.

“Una de las cosas que aprendimos esta vez es que tenemos mucha ropa pero Por lo general, las medias no se donan junto con la ropa usada. Ver a los chicos descalzos fue una imagen fuerte.Después dentro del grupo hacemos vacas y llevamos un promedio de parejas”, indicó, en otro gesto que habla muy bien de ellas.

Rastrojeros en uso y colección

El grupo de chat de los aficionados a la barba rastroja surgió “hace 3 años”. “Nos juntamos, nos juntamos. Una de las cosas que hicimos fue dar la vuelta a Balsa Las Perlas, llegabas por Río Negro hasta Isla Jordán y de ahí nos reuníamos y comíamos algo. Eso nos acercó al merendero. ”, confesó Mario.

Consultado sobre qué es lo que tanto cautiva a quienes, como él, sienten debilidad por ese vehículo emblemático, reveló: “Que es un auto nacional, creado en Argentina, se hizo con lo que había allí, originalmente creado para el campo, un coche que nos gusta y a quien amamos”.

Mientras algunos lo tienen como colección, otros aún lo utilizan como herramienta de trabajo. Hay modelos “desde el 59 hasta el más nuevo que se hace”. Y están los activos y los coleccionables. “Quedan algunos rastrojos, hay pintores, o gente que necesita mover carga, que los utilizan como carga. Ojo, hay furgonetas y camiones, sería como un Mercedes 608 en este caso. Para otros, como yo, es un placer”, reconoció.

Rastrojeros solidarios.jpg

Claro que eso a veces redunda en tener que defender “demasiado” en tu círculo más cercano algún gasto que esa afición demanda. “Cuando hay que hacer una inversión, en casa se complica -risas- En él viajamos todos, pero ahí es sólo ‘el auto de papá’”, dijo entre risas.

Y luego precisó que el mayor desembolso se da “en los repuestos que uno consigue, intenta que sean originales, desde la llave, las llaves de la puerta, cerradura, caja de cambios, todas esas cosas que pueden sufrir algún daño”.

“Serán mucho más de los 50 que tenemos en el grupo, hay gente que conocemos que no está interesada en participar pero que tiene la misma pasión que nosotros”, concluyó.

Los aficionados del Rastrojero están fabricados en hierro y ayudan a quienes más lo necesitan.

Teléfono para colaborar: 299 6 11-3959 Mario.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Las conversaciones secretas del narcotraficante “Manudo” Guzmán
NEXT El fotógrafo que persiguió hormigas toda la primavera