La educación católica en Córdoba – .

Pasar el rato

En un panorama político de retórica quema de conventos, no me sorprendería que estos niños aparezcan ya en los archivos del Ministerio del Interior.


Después de escuchar Patxi López en eso Congreso de los Diputados emitiendo sonidos remotamente relacionados con el lenguaje humano, creo que la Transición ha sido un fracaso del sistema educativo español. Es probable que haya sido diseñado con la conveniencia de ese fracaso. Un pueblo ignorante es un pueblo obediente. El joven López se complementa en sus hazañas intelectuales con otros pensadores de la misma escuela de oratoria: Yolanda DíazIone Belarra, ministra de Transportes, Gabriel Rufián…Y sobre todo ellos, sublimes y plagiarios, Pedro Sánchez, donde la mentira encuentra su acomodo. Todos ellos han perdido el control de sus esfínteres retóricos, e inundan España con el licor de su vulgaridad. Pero tienen el poder y nos han privado del paraguas de la inteligencia, que se ha convertido en una cuestión de Estado. Atrévete a pensar y pagar las consecuencias. En este ambiente de exaltación intelectual y moral, me llamó la atención una pequeña noticia publicada por ABC hace unos días. “Mil estudiantes participan en el VII Encuentro de Educación Católica”. Se refiere a Córdoba. Córdoba heterodoxa, tan lejos de Pedro Sánchez y tan cerca del Espíritu. No sólo en la capital, sino también en la provincia hay niños disidentes. Leí en este escandaloso periódico, un pseudomedio, que en las escuelas católicas del Provincia de Córdoba estudian 25.000 niños. Y mil de ellos estuvieron en la Catedral en el VII Encuentro de ese error social que es la educación católica, acompañados de profesores y capellanes. Todo bajo la inexplicable presidencia de ese agitador que es el Obispo de la Diócesis, y que aparece en este periódico en carne fotográfica, saludando a los niños. Que los niños me saluden como yo los saludo. Y todos sonrieron. En un panorama político de quema retórica de conventos, no me sorprendería que estos niños ya aparecieran en los archivos de la Ministerio del Interior, como sujetos potencialmente peligrosos para la seguridad del Estado. Lo verdaderamente peligroso es que a estos niños se les esté educando para ser buenas personas. Sus maestros saben que vivir es avanzar hacia uno mismo, y los hombres y las cosas siempre regresan a sus orígenes. Cuando crezcan, estos niños tendrán amigos creyentes y no creyentes, de derechas y de izquierdas, y todos serán buenas personas. Porque el único criterio de selección que les inculcan en sus colegios es hacer el bien. Rodéate de buena gente, ahí está todo. A estos niños se les enseña que Dios existe y que Él es, fundamentalmente, bondad. Por lo tanto, al final de los tiempos acogerá en su Paraíso a todas las personas buenas que alguna vez han estado en el mundo, sin importar su fe, si la tuvieron, o el partido político por el que votaron. Si eran buenas personas, qué importa que no creyeran en Dios. Lo creerán cuando lo vean.

Los niños en la reunión fueron Alumnos de 5º y 6º de primaria. Son 11 y 12 años espléndidos.. A esa edad ya se sabe con total seguridad que los Reyes Magos existen y no son los padres. Para ellos, vivir significará volver a la infancia.

Artículo solo para suscriptores




Tu suscripción al mejor periodismo
Mensual


5 meses por 1€/mes

Renovación al precio de tarifa actual | Cancela cuando quieras

#Colombia

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Alias ​​“Ostin” sería el presunto autor intelectual del atentado contra el padre de Francia Márquez en Cauca
NEXT Scaloni, previo al debut de Argentina en la Copa América