Alberto Fernández volvió a hablar del “Festival de Olivos” y lanzó una insólita justificación

Alberto Fernández volvió a hablar del “Festival de Olivos” y lanzó una insólita justificación
Alberto Fernández volvió a hablar del “Festival de Olivos” y lanzó una insólita justificación

En una entrevista reciente, el expresidente Alberto Fernández volvió a tocar el tema de la polémica celebración del cumpleaños de Fabiola Yáñez en la residencia de Olivos durante la cuarentena de julio de 2020, intentando nuevamente justificar el hecho que calificó de simple “brindis”. Este episodio ocurrió mientras el país atravesaba por severas restricciones debido a la pandemia de coronavirus.

Durante la entrevista, Fernández Admitió su arrepentimiento por el hecho y ofreció una curiosa justificación. “Por supuesto que fue un error, por supuesto que me arrepiento”, afirmó el expresidente.

El expresidente explicó que en ese momento no percibió la gravedad del hecho, ya que la residencia de Olivos funcionaba como centro neurálgico de su gestión, con un flujo constante de personas entrando y saliendo. “Allí funcionó todo”, dijo Fernández, tratando de contextualizar la frecuencia con la que la gente accedía al lugar durante esos meses críticos.

En este sentido, Fernández justificó el “Fiesta del Olivo“asegurando que ese día pasaron por Olivos más de 100 personas por distintos motivos vinculados a su gestión.

Fernández También mencionó que, en retrospectiva, reconoce el riesgo que representó este evento tanto para él como para los asistentes, calificándolo de un claro error personal. El hecho en cuestión generó una fuerte condena pública, dado que contradecía las normas impuestas por el propio Gobierno para controlar la propagación del virus en ese momento.

El episodio de “Fiesta en Olivos“Sigue siendo un punto de inflexión en la gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Fernández y muchos señalan ese momento al explicar el triunfo de Javier Milei.

En otro tramo de la entrevista que se viralizó en redes, Alberto Fernández elogió la organización de la ciudad de Ámsterdam, en Países Bajos. “Vas y puedes negociar directamente con las prostitutas que se exhiben en los escaparates. Puedes comprar drogas y te las venderán. Puedes comprar hongos alucinógenos y te los venden”, dijo.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Bajo protestas este miércoles
NEXT De qué va la polémica por la ubicación de los paneles solares