Investigación clínica, una oportunidad de oro para tratar el cáncer en Colombia

Colombia es el tercer país preferido para la inversión en estudios clínicos en América Latina, después de Brasil y México. Se estima que la inversión anual asciende a 15 mil millones de pesos, una cifra que se puede reflejar en la calidad de vida de los pacientes que padecen enfermedades como el cáncer.

En palabras de Adán Muñoz, director de Gobierno de la Cámara Colombiano Americana, AmCham, La investigación clínica representa una “oportunidad de oro” para el sector salud en el territorio nacional.

“Confiamos plenamente en nuestra capacidad de convertirnos en un ‘hub’ de inversión en investigación clínica”, subrayó en un foro celebrado en el marco del mes de la investigación clínica que se conmemora en mayo.

Francisco Rossi, director del Invima, anunció la creación de un observatorio de investigaciones. | Foto: invima

En ello coincidió el director regional de Estudios Clínicos de MSD, Francesca Carvajal, al señalar que la investigación clínica brinda a las instituciones de salud y médicos la posibilidad de ofrecer a sus pacientes tratamientos de vanguardia.

“El personal de salud se ve impactado positivamente, no sólo porque aporta al desarrollo de esta investigación, sino porque también es parte de la profesionalización de la investigación clínica”, anotó Carvajal.

Sin embargo, Traer más estudios clínicos al país también impone diferentes desafíos, como la complejidad regulatoria. Rossi reconoció que la entidad que encabeza, en cierta manera, se ha convertido en un “obstáculo” para el desarrollo de la investigación clínica en el país.

“Estamos tratando de modificar el enfoque para que el Invima deje de ser visto como una institución burocrática y se convierta en un promotor de la investigación”, mencionó el funcionario. Y adelantó que el Invima planea crear un observatorio de investigaciones, quien se convertiría en un aliado de la comunidad científica.

Según el vicepresidente de Inversiones de ProColombia, Julio César Puentes, en los últimos cinco años, MSD se posicionó como la empresa con más estudios clínicos del país (118)seguida de Novartis (90) y Roche (34).

Si bien las cifras muestran los avances que ha tenido el país en este campo, para Puentes persisten desafíos como la innovación, el talento humano y la coordinación entre el sector público y privado.

El impacto de la investigación clínica en la vida.

La empresa MSD ha liderado el número de estudios clínicos en Colombia en los últimos cinco años. | Foto: El país

La empresa estima que invertirá alrededor de $13 millones en investigación en Colombia este año. Y, Dadas las dramáticas cifras de casos de cáncer, el 66% de los estudios clínicos se centran en tratamientos para esta enfermedad.

“Hoy hay más de 20 mecanismos que se están desarrollando para tener una solución efectiva, no sólo en el tratamiento para prolongar la vida y la calidad de vida, sino también para buscar opciones de cura”, agregó Carvajal.

Por su parte, Martín Ignacio Zapata, oncólogo del Instituto Nacional del Cáncer, explicó que las intenciones de los tratamientos pueden ser curativas o paliativas. Estas últimas se producen cuando la enfermedad ya ha metastatizado y, por tanto, su objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente y evitar el dolor.

Mientras tanto, las intenciones curativas se aplican cuando el cáncer está localizado. De ahí la importancia de detectar la enfermedad en etapas tempranas, escenario que no sólo reduce grandes costos para el sistema de salud, sino que también salva vidas.

La detección temprana, un desafío

“No quiero ver más pacientes que no pueda curar”, dijo Ray Manneh, director científico de la Sociedad Cesar de Oncología y Hematología. Cada semana, este oncólogo atiende alrededor de 100 pacientes en Valledupar y Barranquilla, pero aproximadamente el 50% de ellos no tiene cura.

El especialista enfatizó que Colombia necesita estrategias de detección temprana para apagar el “fuego” en el que se ha convertido el cáncer. “Es culpa de todos, ¿dónde están las estrategias de detección de los tipos de cáncer que se pueden detectar a tiempo?” cuestionó.

Según Manneh, la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) logró prevenir el cáncer que hoy padece Yeny, una abogada de 32 años y paciente con cáncer de cuello uterino.

María, auxiliar de enfermería de 47 años, es paciente de cáncer de mama, pese a asistir juiciosamente a sus mamografías. “Nadie audita la calidad de las mamografías, esa lesión se vio en mamografías de los últimos tres años”, afirmó el oncólogo.

Martín Ignacio Zapata, oncólogo del Instituto Nacional del Cáncer; Francesca Carvajal, directora regional de Estudios Clínicos de MSD, y Ray Manneh, director científico de la Sociedad Cesar de Oncología y Hematología. | Foto: El país

Educar a la población, a los médicos y administradores de salud, además de investigar estrategias adaptadas a la realidad colombiana y establecer políticas de salud encaminadas a prevenir los tipos de cáncer que se desarrollan a partir del VPH son algunas de las soluciones que propone Manneh.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT “Abajo el comunismo”, el grito de un cubano en un acto castrista en la isla