Julio César Chávez y la curiosa razón por la que le permiten decir groserías en la televisión

Julio César Chávez y la curiosa razón por la que le permiten decir groserías en la televisión
Julio César Chávez y la curiosa razón por la que le permiten decir groserías en la televisión

Las transmisiones de boxeo en México tienen algo muy singular durante las últimas dos décadas: la participación de Julio César Chávez. Nadie tiene ninguna duda de que sabe de lo que habla: Es el campeón más prodigioso e influyente que jamás haya tenido el boxeo nacional. Sin embargo, sus intervenciones suelen robar cámaras por otro motivo: su forma fogosa de comentar las peleas. Chávez no se anda con rodeos a la hora de decir lo que piensa, aunque habitualmente sea en un lenguaje altisonante.

Eso, por supuesto, ha llamado la atención de todos y en las redes sociales le ha valido innumerables memes y compilaciones, sin mencionar TikTok. Chávez insulta, maldice y hace lo que quiere. Lo hace fiel a su estilo, frenético y sin querer quedar bien ante nadie. Pero esta forma de expresarse tiene un permiso muy especial: el de Ricardo Salinas Pliego, dueño de Televisión Azteca. Así lo dijo el propio Chávez en el podcast Master Vic.

“Tengo la bendición y la fortuna de que puedo decir lo que quiera en televisión, incluso anunciar mis clínicas, y nadie puede anunciar o decir groserías en TV Azteca, más que yo, porque eso lo dijo el jefe, Ricardo Salinas. Estaban todos ahí, Luis García, Zague, todos los artistas de telenovelas y todo. Finalmente estábamos en una cena y me dijo: ‘para terminar quiero decirte que el único cabrón que puede decir lo que quiera de sí mismo es el Gran Campeón Mexicano Julio César Chávez porque se lo ha ganado. Tú mentón… tu madre. Además de los desplantes, vale recordar que Chávez también puede promocionar sus clínicas anti-adicciones (recientemente muy mencionadas por el internamiento del famoso luchador Shocker).

Los comentarios de la Gran campeón Sin duda tienen un impacto. A algunos no les gustan porque son muy estridentes. Pero, por otro lado, hay quienes dicen que se reflejan en sus puntos de vista: o sea, Chávez dice lo que ellos también dirían si estuvieran en su posición, y más con la adrenalina de ver una pelea de alto nivel. . . También hay que tener en cuenta que esta versión de Chávez se nota especialmente en las peleas mexicanas. Allí olvida cualquier límite e incluso les da instrucciones, y lo más probable es que lo escuchen, porque la mesa de comentaristas está frente al ring. Por tanto, no es sólo un analista, sino también una especie de entrenador adicional.

En septiembre del año pasado, en la cartelera de Saúl Álvarez y Jermell Charlo, Chávez mencionó directamente a su madre a los púgiles Jesús Ramos y Erickson Lubin, pues consideraba que el desempeño que estaban ofreciendo era bajísimo. En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Chávez tuvo una memorable narración en la que señaló que el peleador mexicano había perdido la pelea. Lo hizo a su manera: “ya chin… a su madre la mexicana”. El vídeo, conocido a través de YouTube, se ha vuelto de culto en los últimos años.

Este es Julio César Chávez y nadie podría decir que se sorprendió. Ante la cámara refleja su autenticidad y no tiene filtro alguno. Asimismo, cuando hay victorias mexicanas él es el más emocionado de todos. Esto se ha visto cuando luchadores como Juan Manuel Márquez o el propio Saúl Álvarez han salido con la mano en alto en enfrentamientos gloriosos. Le guste o no, pero Chávez tiene el permiso y lo usa constantemente sin importarle el qué dirá la gente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

The Papi Shower, así es la nueva tendencia para celebrar a los futuros papás

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Eliminatoria, última convocatoria › Deportes › Granma – .
NEXT impactos e historia – .