“Históricamente hay evidencia suficiente de relaciones de convivencia, solidaridad y apoyo en el Cauca” – .

“Históricamente hay evidencia suficiente de relaciones de convivencia, solidaridad y apoyo en el Cauca” – .
“Históricamente hay evidencia suficiente de relaciones de convivencia, solidaridad y apoyo en el Cauca” – .

​​Axel Rojas Martínez, sociólogo de la Universidad del Valle y maestro en Estudios Culturales de la Pontificia Universidad Javeriana, recuerda que hace unos 20 años, durante una visita a la zona de Tierradentro, compartió con la población afrodescendiente que habita en la municipio de Páez, norte del Cauca.

Les contaron el caso de un curandero afro que vivía allí y que había aprendido de la tradición cultural y médica de los Nasa, la población indígena que vive en esta región.

“Hay muchos casos así, en los que hay aprendizajes y conocimientos compartidos”dice Rojas Martínez, profesora del Departamento de Antropología de la Universidad del Cauca y quien actualmente realiza trabajos de campo sobre diversas dimensiones del conflicto en el suroeste de Colombia.

El investigador aporta otro ejemplo histórico que ilustra las relaciones de convivencia que se han dado entre las diferentes comunidades que han habitado el Cauca: consultando el archivo colonial de esta región, el sociólogo encontró casos de indígenas que apadrinaron a hijos de esclavizados durante esta época.

Además, recuerde que la población afro de Tierradentro era productora de sal, ya que tenían una mina de sal en arroyos que son afluentes del río Páez. Esa población vendía esa sal por toda la región y generaba constantes intercambios comerciales.

Le puede interesar: Unicauca abre convocatoria para contratar artistas formadores y artistas con conocimientos en artes y música para el programa presidencial Construcción Sonidos de Paz

En este departamento, donde el conflicto se ha intensificado recientemente, históricamente han convivido comunidades afrodescendientes, campesinas e indígenas, como los Nasa, los Coconuco, los Yanacona y los Misak.

Además, el Cauca tiene una gran diversidad en términos geográficos, ecológicos y climáticos, lo que también genera diferentes condiciones culturales y de vida, muchos contrastes.

Para Rojas Martínez es necesario aclarar que los conflictos ocurridos entre poblaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes no son interculturales ni interétnicos. Esa calificación, según el profesor de la Universidad del Cauca, ha sido un grave error de la academia.

“Son conflictos que tienen que ver con una realidad profundamente precaria a lo largo de la historia, en la que hay una población creciente con recursos escasos y muchas veces, ante la necesidad de recursos, hay coincidencia de intereses y surgen tensiones entre quienes grupos”Explicar.

Comprender la interculturalidad

Axel Rojas Martínez destaca que un primer punto clave es entender que la diversidad cultural no es sólo diversidad étnica. En ese sentido, la multiplicidad de expresiones culturales y tradiciones le han dado una especificidad determinante al departamento del Cauca.

Según el sociólogo y profesor, las formas de entender la cultura hoy son muy pobres y eso nos está limitando a poder hacer una mejor lectura de nuestro pasado y nuestro presente.

“Resulta que en el momento en que empezamos a leer la cultura como un atributo exclusivo de un grupo de personas que delimitamos en función de una identidad, dejamos de entender cómo funciona la cultura”asegura.

Para dar un ejemplo, menciona el caso de la cultura paisa, que es compartida por hombres, mujeres, campesinos, poblaciones urbanas, católicos y protestantes. “Es decir, existe una cultura común de múltiples identidades. Entonces, no podemos equiparar cultura e identidad, es el error que cometemos constantemente, pensamos que una identidad debe corresponder a una cultura”.Agregar.

Axel Rojas Martínez, sociólogo de la Universidad del Valle y magíster en Estudios Culturales de la Pontificia Universidad Javeriana.

En el caso del Cauca, dice, las relaciones históricas entre estos grupos identitarios, ya sean comunidades indígenas, afrodescendientes o campesinas, se han creado en parte porque hay muchos elementos de cultura compartida.

Y subraya que la lógica de lo multicultural que nos habita en el presente, muy propia de las últimas tres décadas, ha llevado a exacerbar los estados de ánimo identitarios pensados ​​en términos de tensión e impide ver identidades en diálogos, culturas en convivencia, grupos en reciprocidades.

El análisis es muy problemático y empobrecedor, añade, porque alimenta la idea de que el origen de los conflictos es la cultura, o las culturas. Esto, en lugar de alentar la construcción de una sociedad más democrática, va contra la corriente porque sigue la idea preconcebida de que los conflictos se originan porque pensamos diferente o porque concebimos un tema de diferentes maneras.

“El tema es más complejo que eso y, además, no reconoce que hay otros actores que también participan en estos conflictos y que alientan y convierten tensiones entre poblaciones de escasos recursos y las convierten en conflictos que llaman interculturales”el argumenta.

Entre los casos históricos con los que se ha demostrado la unión de las diferentes comunidades del Cauca, Rojas Martínez destaca la marcha de los gobernadores indígenas de los años ochenta, que abandonaron ese territorio y llegaron a Bogotá y que contaron con el apoyo no sólo de círculos académicos, sino con las comunidades afrodescendientes del valle geográfico del río Cauca.

El profesor resalta que, así como este caso, en el que hubo encuentros, giras, diálogos y apoyo, se pueden rastrear otros ejemplos de reciprocidad.

“Hay evidencia suficiente para entender que, si bien es cierto que hoy muchas personas se encuentran en un lugar de conflicto desde el cual se construye la perspectiva para pensar el Cauca, históricamente ha habido evidencia suficiente de relaciones de convivencia, de relaciones de solidaridad. , apoyo”, termina.

Le puede interesar: Ramsés Ramos aporta su sabor cartagenero a ‘Otelo’

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Radio Habana Cuba | Cuba recuerda a la heroína del subsuelo y la Sierra, Vilma Espín
NEXT Dian denunció a 1.500 contribuyentes que no pagaron $1.200 millones en impuestos a la Nación